Slam: el placer de lo oral

En los últimos años, este género fresco que mezcla poesía y arte escénica se esparció en el área metropolitana. Hoy, desde las 21, se llevará a cabo el primer torneo de la disciplina, en el Espacio Asterisco de Banfield.

Juan Relmucao

Lomas de Zamora, septiembre 13 (AUNO)- Esta noche, a partir de las 21 y en el espacio Asterisco de Banfield, la zona Sur tendrá su primer torneo de Slam, un encuentro literaro-escénico que combina perspectiva poética, interpretación teatral y flash. El encuentro contará con una veintena de participantes que fundirán distintas disciplinas artísticas para volcarlas sobre un texto a recitar en menos de tres minutos y medio.

Se trata de poesía, de teatro, de humor, pero no exclusivamente de alguna de esas vetas. “Al no existir un parámetro o regla estilística, el resultado final depende mucho de la exploración de cada participante”, le explicó a AUNO Sonia García Espil, una de las organizadoras del encuentro.

¿Entonces? Una competencia de Slam —género creado en la década de los ’80 por el poeta norteamericano Marc Smith— es una muestra viva de la actual mixtura de disciplinas artísticas y de lo que hacen los pibes cuando se paran frente a las enormes y oxidadas puertas de “La Literatura” o “La Poesía”.

El recitado —por llamarlo de alguna manera— de un texto de poesía oral en formato Slam jubila los cánones literarios y abre un juego en donde se puede operar sobre la materia poética, en tanto enunciado, con las armas de la enunciación.

Así surgen textos como The Eduardo Feinmann Experience, del soldado-slam Dogo Nauta: “Me gustaría mucho hacer un trabajo ninja / colarme en el estudio / colarle una gota de LSD puro en un vaso / y correr a mi casa a ver por la tele lo que le pasa / Podrá Feinmann asumir lo que le pasa? / ¿Podrá entender que se le está partiendo la realidad? /¡No! / porque él se jacta de no tener vicios / de no tomar alcohol / de no tomar pastillas /de no drogarse / y eso quiere decir que Eduardo Feinmann no se conoce a si mismo / él nunca charló con el dinosaurio come sueños/ ignora su terrible existencia / y no va a estar preparado / para cuando se dé cuenta / que él es el que está dentro de su cuerpo”.

Sólo con la pantalla como soporte, el poema no tiene la contundencia de la expresión corporal y de la impostura de la voz. Literatura y artes escénicas, subraya Sonia, “son factores muy importantes, y su uso y equilibrio depende mucho de cada participante”.

“Hay gente más abocada al estilo literario y gente más abocada a la interpretación -señala. Mientras que no se usen disfraces o elementos ajenos al cuerpo para sostener al texto, cualquier herramienta que tenga a nivel escénico o literario, será bienvenida”.

Si bien el de hoy será el primer torneo de Slam sureño, hace seis años que se realizan certámenes en Capital Federal y hasta surgió una editora, Elemento Disruptivo, que se ocupa de la expresión escrita del género

“Los participantes hablan más que nada desde su ego, su visión del mundo y su sensibilidad individual, aunque pueden encarar temáticas sociales, por supuesto”, indica García Espil, lo que permite recordar otro texto del mencionado Dogo Nauta: “Hombre muere hombre / perdido si no fue una bolsa de hijos / perdido si no es el macho / perdido si no provee / perdido sin la mamá / perdido sin el trabajo / perdido sin amor / perdido en una fantasía / justificada / desde hace más de seis mil años / corregida y aumentada / para aprender a morir / creyendo que / hombre es hombre”.

Más información del evento, haz click aquí

AUNO-13-09-2014
JR-AFG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>