Cuando el humor no es solo reír

La compañía Los Pipis refleja con sus espectáculos el costado gracioso de la vida. “Siempre tienen algo encriptado, un doble fondo”, afirma Gonzalo Leones, autor de los textos.

Federico Cavalli

Lomas de Zamora, septiembre 5 (AUNO).- En una esquina, una puerta grande de chapa se corre para mostrar un grupo de actores que ensaya. Caminan frenéticamente sobre un escenario no muy amplio. Se ríen, gritan y se abrazan. Actúan. Pero lo principal es que se ríen y hacen reír. En el corazón de Escalada, la compañía Los Pipis le saca punta al oficio desde el humor y, a través de él, canaliza la vida. Toda situación tiene un costado gracioso y ellos lo muestran.

La compañía —que se presenta viernes y sábados a las 21, en Juan de Garay al 200— nació en un colectivo. “Arrancamos hace siete años, de casualidad. Volviendo de la facultad surgió la idea de hacer una suerte de café concert”, cuenta Claudia Bueno, fundadora del grupo junto a su marido, Rodrigo González, Gonzalo Leones y Marcelo López.

Comenzaron en Monte Grande, en el bar donde trabajaba Rodrigo. “Era muy amateur todo, hasta improvisado, con tintes bizarros y a veces patéticos”, afirma Gonzalo, autor de muchos de los textos que se representan en Los Pipis. Si bien sabían en que género se desarrollarían, la improvisación era la principal herramienta por entonces.

Después de unos años presentándose por Lanús, recalaron en Escalada. “Buscamos un espacio grande que sirviera también para vivir del arte. Incluyendo gastronomía, cafetería y bar. Un nivel un poco más serio”, explica Claudia. El staff se modificó. Empezaron a invitar gente que quedó permanente, el tiempo los formó como compañía. Hoy funcionan como cooperativa.

“Es un momento pleno, es un sueño que viene desde antes de Los Pipis, el de tener un espacio propio, una casa cultural. Concretarlo es una satisfacción tan grande que te deja pensando que si lo perseguís se cumple. Artísticamente nos permitió tener un lugar para ensayar donde después íbamos a actuar. Jugar con el espacio de otra manera nos hizo crecer”, explica Gonzalo.

“Este momento es de madurez: es pasar de la adolescencia a ser adultos. Nos fuimos dando cuenta de cuáles fueron los yeites que andaban mejor. La compañía se irá perfeccionando. Depende mucho de los que ingresan al grupo, aportan lo suyo, traen de afuera lo que saben hacer. Esto le da una evolución”, agrega Claudia.

Pero no solo de humor viven Los Pipis. Poco a poco intentan salir de ese género que trabajan en cada concert, pero la respuesta no siempre es la esperada. Hace un tiempo mecharon humor con historias oscuras: “Fue una muy buena experiencia pero la gente quedó desorientada”. El público no entendía qué pasaba. Se metieron en otros terrenos: “Tiene que ver con parte de la evolución. Nos modificó para continuar con el humor desde otro lugar”, asegura Claudia.

Hay alguien que se destaca dentro de la compañía: Milena González. Una pequeña rubia de diez años, hija de Claudia y Rodrigo. A pesar de su corta edad es parte de los concert, se sube al escenario con la soltura y la elegancia de una artista consagrada y la desfachatez de cualquier niño. En mayo estrenó su stand-up, escrito y actuado por ella.

Según Marcelo trabajar con Milena los pone en un compromiso, ya que “desde el primer día sabe la letra” y ellos quizá no. “Juega mucho, improvisa, es muy querida en la compañía. Se compra a todo el que viene porque tiene ángel”, asegura Marcelo, al que todos conocen como “Mochi”.

La casa de Los Pipis fue el primer correo de Escalada. Está en una esquina hermosa a pocos metros de la Avenida Hipólito Yrigoyen. Seguramente desde este lugar se enviaron miles y miles de mensajes en cartas o telegramas. Y ahora desde las tablas algo hay para decir: “No bajamos una línea directa, es un humor que siempre tiene algo encriptado, un doble fondo”, apunta Gonzalo. “Algunos lo decodifican, otros no lo ven pero está. Los textos que escribo me movilizan en la vida. A veces son trágicos, pero los represento a través del humor.”

En El Correo se presentará hasta el 13 de este mes el espectáculo Explosión Villanova, compuesto por un conjunto de sketchs. Además, el espacio tiene una buena cantidad de actividades: se dan talleres de comedia musical, de clown, de plástica para niños, teatro para niños y para adultos. Los integrantes de la compañía dan las clases.

AUNO-05-09-2014
FC-MDY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>