theme/images/banner_web300dpi.jpg
ANIVERSARIO

El día de los récords

Se cumplen 40 años del 13-1 de Banfield sobre Puerto Comercial de Bahía Blanca, la máxima goleada de la historia del fútbol profesional en la Argentina. Esa misma tarde, Juan Taverna, con sus siete gritos, también estableció una marca inédita. El sábado fueron homenajeados por el club.

Banfield Puerto Comercial

Lomas de Zamora, octubre 6 (AUNO).- Los registros oficiales de la AFA dicen que apenas 1.539 personas pagaron la entrada para ser, sin calcularlo, testigos de la historia. Se estima, no obstante, que la concurrencia, si se computa el ingreso de socios y colados, llegó a los 5 mil. Aquella tarde, con poco más de 10 mil pesos como producto de la recaudación, el estadio Florencio Sola —que había sido inaugurado otro 6 de octubre, pero de 1940 (derrota por 1-0 con Independiente, con gol del paraguayo Arsenio Erico)—, fue el escenario de un episodio sin igual en el fútbol profesional de la Argentina: Banfield le ganó 13 a 1 a Puerto Comercial de Ingeniero White y estableció el récord de la mayor goleada desde que en 1931 se organizaron los torneos rentados en el país. También pasó a la posteridad el delantero la tarea de Juan Alberto Taverna, que marcó siete de los 13 tantos y se convirtió también en el máximo anotador en un mismo partido. Todo eso sucedió hace 40 años, en un partido válido por la 12ª fecha del grupo A del extinto Torneo Nacional.

La noticia, que incluía dos registros que todavía lucen inalcanzables en el libro de los récords del fútbol argentino, pasó a un segundo plano para los editores de los diarios nacionales, perdido en las páginas de las crónicas deportivas del lunes, por debajo de los triunfos de Rosario Central y Newell’s sobre Boca y River, respectivamente, la goleada de San Lorenzo contra Aldosivi o la ajustada victoria de Racing ante San Martín de Tucumán. Algunos, en sus comentarios breves y sin fotografías, ni siquiera repararon en las dos plusmarcas. Sin embargo, en el Sur del Gran Buenos Aires, la historia quedó grabada a fuego, a tal punto que el pasado sábado, en el entretiempo del partido contra Belgrano de Córdoba, los héroes de aquella tarde volvieron a ser reconocidos por el club.

Banfield, que era dirigido por Héctor D’Angelo, andaba con ganas de pelear por el protagonismo junto a Boca y Rosario Central, los dos grandes animadores de su zona. Sin embargo, el equipo —que tenía a Ricardo La Volpe en el arco— no pudo llegar más lejos en su aventura al quedar tercero en su grupo. De hecho, tras la hazaña de los siete goles y de haber pasado al frente en la tabla de máximos artilleros, Taverna, más tarde involucrado en un confuso episodio de doping, el primero de la historia oficial del fútbol argentino, jugó sólo dos partidos y no volvió a convertir.

Puerto Comercial, en tanto, se entremezclaba por primera vez con la elite del fútbol argentino luego de coronarse campeón de la Liga del Sur, a la que no quiso descuidar. Así, con algunos refuerzos “porteños” con los que hubo algunos roces con los otros integrantes del plantel, jugó la mayoría de los partidos del Nacional con una formación alternativa, ya que la premisa era ser protagonista en el pago chico. La apuesta le salió mal al equipo donde se lucía como mediocampista el hermano de ‘Chocolate’ Baley: perdió 16 de los 18 partidos disputados (los otros dos, curiosamente, los ganó: 1-0 a Jorge Newbery de Junín y 4-3 a All Boys) y recibió 75 goles (un promedio de cuatro por encuentro).

El 6 de octubre de 1974, el mismo día que el piloto austríaco Helmuth Koinigg moría en un accidente durante el Gran Premio de Fórmula 1 de Estados Unidos, en el sur del Conurbano bonaerense se celebraba, con unos pocos miles como testigos, el día de los récords del fútbol argentino.

Más información: Historias máximas, en la revista El Cruce

AUNO 06-10-14
MFV

BANFIELD

Almeyda y un punto con sabor a poco

El entrenador no quedó conforme tras el 2-2 frente a Belgrano, dado que su equipo estuvo en ventaja en dos ocasiones y no pudo sostener el triunfo. El ‘Taladro’ buscará revancha el próximo fin de semana, cuando visite a Atlético de Rafaela.

Lomas de Zamora, octubre 6 (AUNO).- El director técnico de Banfield, Matías Almeyda, se lamentó luego del empate como local ante Belgrano de Córdoba (2-2), ya que consideró que algunas distracciones le impidieron conseguir una victoria que le hubiese permitido acomodarse en una mejor colocación en el Campeonato de Primera División.

“Creo que el primer tiempo ellos no atacaron y nosotros sí. El segundo tiempo nos pusimos en ventaja, tuvimos chances de convertir más goles, pero por tercer partido no entramos bien y al minuto nos empataron”, comentó Almeyda.

Banfield se puso en ventaja a los 20 minutos del primer tiempo por medio de un penal convertido por el delantero Santiago Salcedo, pero Belgrano lo empató al principio del segundo tiempo a través de su mediocampista Jorge Velázquez.

El juvenil Enzo Trinidad anotó para el ‘Taladro’ y lo colocó por delante nuevamente, pero un error defensivo del conjunto local dejó al mediocampista ‘celeste’ Emiliano Rigoni con el arco vacío para que estampara el 2 a 2 final en el estadio Florencio Sola.

El ‘Pelado’ aseguró que su equipo mantuvo la posesión del balón durante la mayor parte del encuentro y sostuvo que nunca pensó en retrasar las líneas ni en ceder la pelota para “cerrar el partido”.

“Manejamos la pelota. Nuestros laterales se sumaban al ataque produciendo jugadas de riesgo claras. No creo en cerrar el partido porque nunca lo entrené. Para mi manera de pensar, entrenar y ver el fútbol, la clave era tener la pelota y Banfield lo hacía”, opinó.

Y añadió: “Surgió una jugada donde Trinidad llegó a posición de gol con más de doce toques. Y esa es la mejor de cerrar los partidos, pero hay que convertir. Se cerraba: 3-1.”

En ese sentido, Almeyda destacó la movilidad de sus dirigidos para oxigenar la tenencia del balón y generar oportunidades de riesgo en el área contraria, uno de los aspectos que buscó inculcar en el equipo desde que llegó.

“Siempre mantenemos un esquema y un estilo de juego, algo que en gran parte del partido se logró por intermedio de la movilidad. Tuvimos mucho la pelota y siempre tratando de provocar acciones ofensivas. Nos pusimos en ventaja, desbordamos por afuera y tuvimos paciencia. Si el partido terminaba con una victoria el análisis era otro”, aseveró.

Ya consumada la mitad del certamen, el conjunto dirigido por el ‘Pelado’ suma 11 puntos y se mantiene en la zona media de la tabla de posiciones, muy lejos de River, que lidera el campeonato con 22.

En busca de asentarse en el torneo, el ‘Taladro’ visitará a Atlético de Rafaela por la 11° jornada, duelo para el cual no podrá contar con el mediocampista Juan Cazares, citado por el seleccionado de Ecuador para los amistosos frente a Estados Unidos y El Salvador.

AUNO-06-10-14
AS-MFV

LITERATURA

Presentaron libro sobre textos polémicos de Abelardo Ramos

“Entre pólvora y chimangos” reúne las mejores y más filosas polémicas del historiador y político argentino. “Sus textos siguen polemizando”, afirmó Víctor Ramos, hijo del escritor.

Lomas de Zamora, octubre 5 (AUNO).- “A veinte años de su partida física, mi padre está más vivo que nunca: sus textos siguen polemizando y siendo criticados lo cual quiere decir que sus ideas perduran”, señaló Víctor Ramos, hijo del historiador y dirigente político Jorge Abelardo Ramos, durante la presentación del libro Entre pólvora y chimangos (Ediciones Octubre, 2014), una recopilación de los textos más polémicos del escritor.

El panel de oradores hizo referencia a la relevancia de Abelardo Ramos en el debate político, a sus convicciones, la lucha por sus ideales y sobre todo su deseo de unión de América latina en una “Patria Grande”.

En ese sentido, el senador nacional Salvador Cabral Arrechea, aseguró: “Sin duda Abelardo fue quien movilizó profundamente el debate y pensamiento argentino, sin él los debates estarían estancados en los problemas sociales de la década del cuarenta”.

La presentación, que se realizó en el Hotel Bauen, no sólo incluyó un panel de oradores sino que a su vez hubo expresiones artísticas y culturales de países limítrofes como forma de representar la unión de América latina propuesta por parte de Ramos.

Luego de las palabras de los nietos del escritor y dirigente político, Ramos, titular del Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Manuel Dorrego, cerró la jornada y aseguró: “Abelardo vive en todos nosotros, en la Patria Grande, en la unidad de los pueblos y sus costumbres”.

El encuentro, homenaje a veinte años del fallecimiento del escritor, contó con la participación del historiador Mario Pacho O’Donnell; el titular de Ediciones Octubre, Nicolás Trotta; el senador nacional e historiador Salvador Cabral Arrechea; el padre José María “Pepe” Di Paola y funcionarios del gobierno de Evo Morales, entre otros.

Entre pólvora y chimangos recopila los escritos más polémicos de Abelardo Ramos a largo de su vida, entre los que hay cruces memorables con figuras como Juan Bautista Justo, Ernesto Sábato, Jorge Luis Borges, Raúl González Tuñón, Raúl Alfonsín y Ernesto Che Guevara, entre otros.

AUNO-5-10-14
RR-SAM