theme/images/banner_web300dpi.jpg
Toma de tierras en Glew

Por un lugar donde caerse vivos

Una recorrida por Pueblo Unido, la toma de la que participan 120 familias de Glew. Fue denunciada por los presuntos dueños del predio y definida como “un delito” por la Municipalidad de Almirante Brown. ¿Por qué decenas de personas pasan días y noches a la intemperie con sus hijos?

Pueblo Unido

Adrogué, octubre 6 (AUNO).- Un cordel azul atado a dos cascotes que se agita con el viento promete una avenida. Más allá, hilos blancos cruzan el pastizal y marcan calles, delimitan manzanas, dibujan el contorno de un futuro jardín comunitario y de una futura salita. Al descampado también lo cruza el ruido a martillazos, a chapas que van y vienen, a chicos que patean en una canchita que se acordó no tocar. Es una toma, “una operación política contra la gestión”, acusan desde la municipalidad, “una acción ante una necesidad de vivienda que es urgente”, se defienden las 120 familias que esperan el “cumplimiento de un derecho” y “una oportunidad” pero, por sobre todo, “que no desalojen con violencia”.

Todo empezó con otra necesidad, la de comer. En el Barrio Almafuerte de Glew, cercano a los terrenos ocupados, el Movimiento Popular La Dignidad (MPLD) tiene un comedor para 50 chicos que viven con sus familias en piezas minúsculas alquiladas a precios “imposibles”. Con el comedor como lugar de asamblea, los vecinos decidieron tomar el predio que lindaba con el barrio y en la madrugada del lunes entraron con sus hijos.

“Ya no puedo pagar el alquiler de 1500 pesos por la piecita de tres por tres donde vivo con mi mujer y mis chicos”, le cuenta Julio a AUNO mientras, al igual que las demás familias del predio, limpia su lote como puede. A machete o bordeadora. “Voy de changa en changa en la construcción para ganarme la vida y no vine a pasar frío a un lugar lleno de basura y de peligros por plata, vine por necesidad”, explica.

Varios militantes de La Dignidad también entraron a tomar con las familias. Se llevaron elementos para cocinar e insumos sanitarios, pero también cámaras porque, aseguran, “la policía si no ve cámaras hace lo quiere; la primera vez que entraron le apuntaron hasta a las criaturas, bajaron un cambio cuando vieron que estábamos filmando”.

A esa entrada de la policía, primera vez que el Estado se involucró en la toma, le siguió una visita de la coordinadora legal de Tierras de Almirante Brown, Graciela Millauro. “Nos dijo que estábamos cometiendo un delito y que iban a dialogar con nosotros cuando hayamos dejado la tierra”, le cuenta a esta agencia Nair Servelli, integrante del MPLD. Según la militante, Millauro también les advirtió que el presunto dueño de las tierras, “una inmobiliaria de la zona”, había denunciado la toma y que el Juzgado de Garantías 1 de Lomas de Zamora ya estaba a cargo de la causa.

Luego de esta segunda intervención estatal, vino una tercera aparición, esta vez en un diario regional: “Estamos claramente ante una acción política calculada para desacreditar la gestión municipal”, argumentaron. Los voceros municipales también manifestaron que el gobierno de Almirante Brown está “dispuesto a ayudar”, pero que “ante acciones políticas, la comuna toma distancia”.

La distancia tomada por las autoridades municipales abre la brecha para que la Justicia decida sobre la suerte de las familias de Pueblo Unido. Para Aída, Luis y sus tres hijas, no es la primera vez que un juez va a decidir si tienen techo o no. “Nosotros vivíamos en Capital —cuenta Luis—, en un edificio que, según el juez, no estaba en condiciones de ser habitado. Vivíamos ahí porque le habíamos alquilado a mujer y confiamos en que estaba todo bien. Nos estafó. La policía desalojó a todos los inquilinos y nos quedamos en la calle. Como en ese momento trabajaba en blanco pude acceder a un crédito que no me alcanzaba para nada, así que vine a Glew para poder alquilar algo”.

Cuando Luis se quedó sin trabajo fijo, el alquiler de su pieza se hizo insostenible; dejó a dos de sus hijas en casa de unos parientes y se jugó por tomar un lote con su mujer y una de sus nenas. La mayor tiene síndrome de Down, pero recién empezó a cobrar la pensión hace pocos años, después de una década de burocracia salvaje. Con esta situación, Aída y Luis juntaron madera, chapa y lonas, levantaron una casilla y ahora esperan. Que “no vengan los palos”. Que el gobierno permita comprar. “Acá nadie viene para que se regale nada, trabajamos y queremos pagar nuestra tierra con una cuota posible” remarcan.

Del otro lado de los terrenos, unas brasas que ayudaron a pasar la noche todavía humean. Para llegar a ese lugar, donde un grupo de vecinos comparte un mate en ronda, hay que esquivar criaturas, escuchar los ronquidos que salen de las casillas tras una noche de vigilia y sortear las zanjas cavadas por la gente para que, en caso de lluvia, el agua pueda escurrir. “Acá no vas a ver a nadie tomando cerveza o drogándose, lo único que hay es gente trabajando para que este predio, que antes era un descampado, esté en condiciones”, resalta Alexis, un chico que no pasa los 20 y espera una resolución para poder “volver a estudiar tranquilo”, sin pensar en las topadoras.

Por su parte, Ángel señala que “acá muchos se van a trabajar y después vienen a la toma y no duermen, es muy difícil mantener ese ritmo cuando pasan los días”. Para Carolina, la mujer que atiende el comedor del MPLD, el ritmo es igual de exigente: “Hay que levantarse a las 5 para hacer el desayuno de la gente que pasó la noche en vela mirando que nadie, ni la policía ni alguien que quiera aprovechar, se meta”.

Mientras AUNO estaba en el predio pudo comprobar la organización contada por Carolina: un carro desconocido entró y en un segundo rodéó el barrio entero. Resultó ser un vecino que venía a traer chapas a su lote, pero fue una clara de muestra de que “en Pueblo Unido no puede entrar cualquiera”.

A la cocinera le lleva tres horas preparar el mate cocido y las tortafritas para los hombres, mujeres y niños que durmieron en el pasto la noche anterior. Ella, al igual que Rubén, vecino que tiene su casa frente al predio, no pelean por un lote propio; acompañan un reclamo que consideran justo. “Esta toma es el resultado de la desidia de los sucesivos gobiernos que no se preocuparon por el problema de vivienda de personas que quedaron en el olvido”, asegura Rubén.

Así, mientras a principios de semana la presidenta Cristina Fernández anunció la creación de la Secretaria Nacional de Acceso al Hábitat y el flamante titular de esa cartera, Roberto Pascolini, anticipó que trabajará para “dignificar e integrar los barrios”, en Pueblo Unido aguardaban una respuesta mejor que la que obtuvieron los delegados de La Dignidad cuando se reunieron con la Comisión Nacional de Tierras el miércoles pasado: “No hay nada que podamos hacer, tienen que ir a hablar con el municipio”, les dijeron.

Con las autoridades locales atrincheradas en que detrás de la toma hay una “acción desestabilizadora”, el jardín comunitario, la salita y el centro cultural que también planearon los vecinos dependen del criterio de los jueces y de la negociación que pueda establecer la Comisión Provincial de Tierras, que sí se comprometió a involucrarse.

Mientras tanto, la pelea de Pueblo Unido es en dos frentes. El legal, para poder establecerse como compradores de un descampado sin usar, y el ideológico, para que no se los considere “unos vagos que no quieren trabajar”. Carolina, antes de empezar a ver cómo se armaba la merienda de la tarde, pedía: “El que diga que esto es algo político que se tome el tiempo y venga a ver el sacrifico que hace la gente día a día para resistir”.

JJR-SM-AFD
AUNO-06-10-14

ENTREVISTA

Hernán Lewin: “El mejor año de Temperley es éste”

El presidente del club del Sur del Gran Buenos Aires analizó la evolución que vivió la institución tanto en lo futbolístico como en lo social y deportivo al cabo de dos años de gestión.

Hernán Lewin

Lomas de Zamora, octubre 6 (AUNO).- El club Temperley atraviesa un gran momento. Tras el tan ansiado retorno a la Primera B Nacional, el equipo de fútbol se posiciona hoy entre los diez equipos que quieren dar el gran salto a Primera División. Hernán Lewin, presidente de la institución y uno de los artífices de tan meteórica evolución, asegura que el conjunto dirigido por Ricardo Rezza “no tiene techo” y se muestra feliz por haber recuperado la “mística” dentro del campo de juego. Sin vacilar, asegura que éste es el mejor año de la historia del ‘Gasolero’.

Fue en 2012 cuando Lewin, empresario de turismo y apasionado del básquetbol, fue proclamado presidente luego de la renuncia de Mauro Morrone. Un compromiso que, al principio, no estaba seguro de poder cumplir pero que decidió afrontar para sacar adelante a la institución. Así, gracias al esfuerzo y dedicación de su grupo de trabajo, hoy se ven los resultados. Temperley no sólo creció como equipo de fútbol, sino que el club volvió a ser un punto de referencia para los vecinos, tanto en el aspecto social como en el deportivo.

-¿Qué significó el ascenso a la B Nacional?
-Generó un sentimiento muy fuerte porque Temperley venía de muchos años de frustraciones, de años difíciles. Cuando agarramos el club, estaba peleando por no descender a la C y la gente ya se estaba cansando. Cada vez venían menos personas a la cancha. La frustración era enorme. Y hoy, que estemos viviendo este momento de felicidad, que hayamos recuperado el orgullo de ser hinchas de Temperley después de tantos años de frustraciones, es una alegría inmensa y nos llena de orgullo haber sido participes dirigenciales de esté logro que va a quedar en la historia de club.

-¿Cuáles pensás que fueran las condiciones que llevaron al club a esta realidad? -Yo creo que siempre, en todos los logros, hay muchas cosas que llevan a que algo se pueda lograr. Primero se armó un grupo humano muy bueno. Muchos jugadores referentes son hinchas de Temperley y surgidos de nuestras divisiones inferiores. Tenemos un director técnico que supo plantear muy bien el esquema del equipo en la cancha. Además, sueldos al día, buenos comodidades para trabajar, apoyo dirigencial, muchísimos partidos a cancha llena con apoyo de los hinchas. Fuimos uno de los equipos que más deseaba que esto le pasara y que más seguro estaba que esto le podía pasar.

-¿Cómo ves al equipo en este semestre?
-Hasta ahora nos sorprendió. La realidad es que el objetivo que nos trazábamos, al no conocer la categoría porque Temperley hacía un montón de años que no la jugaba, era no descender y poder estar este año y medio en el Nacional B. El equipo jugó un par de partidos en un muy buen nivel. Lo vemos bien. Vemos que está superando las expectativas que teníamos y creo que si sacamos dos o tres buenos resultados en la cancha, las cosas se van a dar. Vamos a poder lograr el ascenso, que es lo que estamos buscando. Creo que tenemos que plasmar lo que estamos haciendo ahora y terminar de crecer como equipo.

-¿Qué expectativas tenés para el futuro?
-Que sea un club equilibrado y que esté al día con sus cuentas. Que sea un lugar donde la gente esté contenta de venir a participar y estar acá adentro, más allá de lo que es fútbol. Porque Temperley es conocido como un club de futbol, pero acá hay más de 35 deportes que se realizan en forma cotidiana. Queremos que sea un club ordenado, un club seguro, un club de la familia y que, futbolísticamente, pueda crecer lo máximo posible. Eso sí, siempre cuidando la economía del club y no tomando decisiones que en un futuro lo puedan perjudicar.

*-¿Por qué creés que los argentinos tienen tanta pasión por el fútbol? *-El argentino es futbolero y para él eso es lo más importante. Parece como que subestimaran al resto de los deportes y no les prestaran tanta importancia. Creo que en el fútbol se descargan todas las pasiones. A la gente le gusta mucho ir a la popular, subirse a los paraavalanchas, cantar. Para los hinchas, el fútbol no es un deporte, es su vida. Su vida es el club de fútbol. Espera toda la semana para ver a su equipo. Cuando gana, encuentra la felicidad; cuando pierde, se angustia. No es una actividad como cualquier otra, que uno la toma como un deporte. Creo que es una pasión. Tiene que ver con la vida de cada uno, con la historia. Que tu abuelo te hizo hincha, que tu papá era hincha y vos a tu hijo lo traés a la cancha. En Argentina, contra el fútbol, nunca nada va a poder competir.

-¿Cuán importante son los hinchas?
-Fueron los que lo recuperaron. Fue lo más importante que tuvo Temperley en su historia. Cuando el club quebró hubo cinco hinchas poniendo su casa en garantía. Es una locura. Ahora lo cuento como una anécdota porque las cosas salieron bien, pero en ese momento era impensado arriesgar su casa por un club de fútbol. Sin embargo, ellos trabajaron, vendieron rifas, juntaron dinero y vendieron todo lo que se podía. Hoy llenan todos los partidos la cancha y la gente está contenta. Son el corazón del club, los que lograron que hoy el club esté funcionando. A diferencia de otros clubes, en los que por ahí no cumplen una función tan fundamental, en Temperley es lo más importante que tuvo en su historia junto a sus socios.

-¿Cuál fue el mejor año en la historia de Temperley?
-El mejor año de Temperley es éste. Viene de un ascenso a la B Nacional y con la posibilidad de estar ascendiendo a Primera en diciembre. Es un equipo que viene de años y años de sufrimientos y frustraciones. Hablar hace dos años de que podía estar jugando en River o Boca, la verdad que era un sueño. Nadie podía creer que algo como eso podía pasar y hoy está la posibilidad de lograrlo. Ojo, puede pasar o no, pero ya que el hincha y nosotros estemos entusiasmados hace que el club haya recuperado la mística que la historia le marca. Creo que estamos en el mejor año porque no tenemos techo, porque no sabemos a donde Temperley puede llegar.

-¿Pensabas que el club podía tener una evolución tan grande en tan poco tiempo?
-No, de ninguna manera. Estoy realmente sorprendido porque lo que se logró en Temperley tal vez no lo alcanzaba en 10 años pero lo logró en dos, tanto estructuralmente como social y deportivamente. Entonces, si hace dos años me decías que el club iba a estar como está ahora, yo no lo hubiera creído.

-¿Cuál es la principal esencia de Temperley?
-Creo que tiene que ver con no abandonar en los peores momentos. Porque cuando el club peor está, la gente más acompaña. No se resigna nunca, nunca lo va a dejar caer. No es como otros clubes que si por ahí pierde, la gente deja de ir y, si gana, llena la cancha. Acá, si las cosas están mal, están todos unidos para sacarlo adelante.

AUNO 06-10-14
JD-MFV

Provincia

Otro día de paro para los hospitales bonaerenses

Los centros de salud provinciales y municipales pararán el miércoles en reclamo de un mayor presupuesto, reapertura de paritarias y mejora de las condiciones laborales para la contratación de personal. En dos meses ya se realizaron seis paros. Marcharán al Congreso.

Lomas de Zamora, octubre 6 (AUNO).- Con la intención de “llamar la atención de las autoridades” para que se “normalice” el sistema de salud, 78 hospitales bonaerenses, los municipales y otros centros de salud pararán el miércoles durante todo el día en lo que será la séptima huelga de Cicop en menos de dos meses. A los reclamos habituales de insumos, mejoras en infraestructuras y apertura de paritarias se le suman la lucha por una ampliación en el presupuesto destinado a la salud y una solución a las situaciones de violencia en las guardias. Se atenderán a los internados y las emergencias, y se movilizarán al Congreso.

Para el presidente de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la provincia de Buenos Aires (Cicop), Fernando Corsiglia, el inconveniente que más preocupa es que el presupuesto 2014 fue “similar” al de los años anteriores y que está “muy por debajo” del nivel inflacionario. Por ello, ese mismo día se movilizarán al Congreso en el marco del debate por el presupuesto 2015 para pedir que la inversión en salud suba del 6,77 por ciento al diez.

“Estamos muy preocupados porque el porcentaje actual va en desmedro de nuestra necesidad real ya que no concentra el aumento salarial, no resuelve la falta de insumos, reparaciones edilicias ni contrato de personal”, aseguró Corsiglia a esta agencia, y afirmó: “Los bajos salarios y las malas condiciones hacen que existan dificultades en la cobertura algunos servicios como las guardias, pediatría y terapia”.

Los hospitales “están desarmados de recursos humanos. No hay médicos clínicos en las guardias. Viene una persona con su padre en estado de gravedad, no se lo puede atender y se muere. Ahí es cuando surgen los casos de violencia porque el paciente no recibe la atención que merece constitucionalmente”, explicó a AUNO la médica endocrinóloga y delegada del Hospital Municipal Santamarina, Stella Maris Gillabert.

Los problemas tienen anclaje unos con otros ya que la violencia se produce cuando el paciente no puede ser atendido porque hay falta de profesionales por, según Gillabert, condiciones de “inestabilidad” laboral. En la provincia de Buenos Aires no hay concursos ni recategorización para la carrera profesional hospitalaria, situación que lleva al residente a preferir desempeñarse en una entidad privada.

“Lamentablemente, la violencia es una situación recurrente. La solución no es militarizar los hospitales ya que el personal de Gendarmería no está capacitado específicamente para trabajar en (centros de) salud. Uno de los mecanismos de prevención que proponemos es presencia policial permanente afuera de las guardias, y que parte de la planta hospitalaria esté capacitada como 'cuidadores'”, detalló el titular de Cicop.

Asimismo, Gillabert explicó que la situación del Santamarina está “clonada” ya que la gran mayoría de los establecimientos que adhieren al paro atraviesan las misma problemáticas. “Los hospitales están desarmados de recurso social. Amamos esta profesión y luchamos para que tengamos equidad y justicia. Seguimos haciendo todo lo que se puede hacer pero no recibimos respuesta de las autoridades”, denunció a esta agencia la médica endocrinóloga.

JR–AFD
AUNO–06-10-14

TEMPERLEY

"Debía suspenderse antes", se quejó Rezza

El entrenador del 'Celeste’ consideró que el árbitro Darío Herrera demoró demasiado la decisión de parar el partido con Huracán a raíz del mal estado del campo de juego por la lluvia. El encuentro fue detenido a los 33 minutos del segundo tiempo, con el 'Globo’ arriba en el marcador por 2-0.

Ricardo Rezza

Lomas de Zamora, octubre 7 (AUNO).- El entrenador de Temperley, Ricardo Rezza, consideró que el partido contra Huracán “debía suspenderse antes” y apuntó que los dos goles que recibió su equipo fueron consecuencia de “errores que se cometen por el estado del campo”, anegado por las fuertes lluvias.

“Fue un partido de lotería, el que hacía el gol ganaba por las condiciones climáticas. Debía suspenderse antes”, resumió Rezza tras el encuentro.

En medio de una llovizna incansable, que creció en intensidad, el 'Celeste’ y el 'Globo’ intentaron llevar adelante el juego correspondiente a la decimosegunda fecha del Campeonato de Primera B Nacional, pero el mal clima pudo más y el árbitro Darío Herrera definió su interrupción los 78 minutos cuando el conjunto de Parque Patricios se imponía por 2 a 0.

“Era para suspenderlo antes. Alargó el partido, una lástima. Se podría haber suspendido al comienzo del segundo tiempo, pero no consultó. Cuando ya habían avanzado los minutos y quedaba poco, se podía haber terminado”, reprochó Rezza.

El Gasolero realizó un buen partido ante el conjunto que conduce Frank Kudelka, no obstante, fue su rival quien aprovechó mejor las ocasiones y consiguió ponerse en ventaja por dos tantos en los que la lluvia estuvo de su lado.

Primero, Patricio Romero intentó dejar salir una pelota por el fondo de la cancha, pero el agua lo impidió y Cristian Espinoza robó el balón para asistir a Gonzalo Martínez. Más tarde, con el local lanzado al ataque, Juan Ignacio Dinenno pudo convertir la igualdad, sin embargo, el estado del campo (soportó mucho tiempo las precipitaciones) le jugó en contra y los de Parque Patricios efectuaron un contragolpe letal, que Ramón Ábila definió sin problemas.

“Fue un encuentro parejo. Los goles vienen de dos errores que se comenten por el estado del campo, pero esa así. El partido hubiese sido otro sin la lluvia”, señaló RR DT.

Y añadió: “Cuando el campo está así, con espacios, tiene más chances el juego de contraataque y ellos lo han aprovechado. Fue una lástima por la gente que vino y por lo que hicimos en el partido”

A la espera de una definición de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), el 'Gasolero’ visitará el próximo sábado a Sarmiento, de Junín, en busca de tres puntos que lo acerquen al ascenso a Primera División y con 12 minutos para intentar dar vuelta la historia ante Huracán.

“Es muy difícil, pero siempre hay que intentarlo. Hace poco vimos un partido suspendido que fue dado vuelta. Primero vamos a esperar que se defina si se juega”, concluyó Rezza.

AUNO 07-10-14
MR-MFV

UNIVERSIDAD

Largó la inscripción para cursos docentes en Sociales

Se dictarán en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Lomas de Zamora entre octubre y diciembre. Hay tiempo para anotarse hasta el 10 de octubre.

Lomas de Zamora, octubre 6 (AUNO).- En el marco del Plan Nacional de Formación Permanente “Nuestra Escuela”, el Instituto de Curriculum y Evaluación (ICE) de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNLZ presenta una serie de propuestas de formación para docentes de todos los niveles del sistema educativo de la provincia de Buenos Aires.

La inscripción está abierta hasta el 10 de octubre.

La Facultad de Ciencias Sociales de la UNLZ cuenta con una vasta experiencia en el desarrollo de dispositivos masivos de capacitación docente articulados con el Ministerio Nacional y la DGCyE de la provincia de Buenos Aires.

En este marco y con la activa participación del Instituto de Currículum y Evaluación (ICE), creado en 2012 con la misión central de aportar, desde una perspectiva interdisciplinaria, al conocimiento, análisis, debate y exploración práctica de los principales problemas curriculares y de evaluación educativa, se trabajó en el diseño de propuestas de formación permanente que atendieran las problemáticas de los diferentes niveles del sistema educativo provincial.

Se presenta la siguiente oferta de cursos:

-La Escuela Secundaria y el desafío de la obligatoriedad: vinculaciones entre trayectorias juveniles y experiencias estudiantiles.

-Investigación educativa y procesos de producción de sentidos.

-Fortalecimiento de la enseñanza de la literatura en el Nivel Secundario.

-El espacio de la práctica como espacio de construcción y articulación interniveles: superior – inicial

-El espacio de la práctica como espacio de construcción y articulación interniveles: superior – primaria

-El espacio de la práctica como espacio de construcción y articulación interniveles: superior – secundaria

-Desafíos, problemas y tensiones en la enseñanza de la ciudadanía en la escuela secundaria: las políticas de cuidado y la ciudadanía

-Democratización de las instituciones formadoras: participación estudiantil.

-Derechos Humanos: Pasado y presente en nuestras instituciones educativas.

Las propuestas de formación se desarrollarán entre octubre y diciembre de 2014 y serán la primera etapa de las actividades formativas a cargo de la Facultad que fueron analizadas y seleccionadas por el Ministerio de Educación de la Nación y la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires.

Todas las propuestas cuentan con reconocimiento oficial de la DGCyE de la Provincia de Buenos Aires y otorgan un puntaje equivalente a la carga horaria respectiva.

Para más información enviar un correo electrónico a componente2unlz@gmail.com

AUNO 06-10-14
MFV