Un equipo que sueña con volver a sorprender

Tras una extensa y dura preparación, el conjunto tricolor aguarda por su debut en la temporada 2012-13 de la B Metropolitana con el anhelo de mantenerse, una vez más, en la vanguardia de la categoría. “El objetivo es pelear el campeonato”, adelantó Facundo Lemmo, uno de los baluartes del equipo conducido por Pablo Vico.

Pablo Ribera

Lomas de Zamora, agosto 3, (AUNO).- Cuando restan horas para que el elenco de Adrogué visite a Villa San Carlos —cotejo que marcará el inicio del certamen para ambos equipos— Facundo Lemmo, uno de los líderes naturales del plantel, admitió que repetir el arranque del torneo pasado con seis victorias consecutivas será una misión “muy difícil de conseguir”, aunque se esperanzó con alcanzar un “objetivo importante”.

“El Trico” llega a una nueva edición de la Primera B Metropolitana, con el antecedente de haber logrado 69 puntos en la pasada temporada y 70 unidades en el ciclo 2010-11, las que fueron dos mejores campañas de la historia del club.

Ahora, Brown va por más y buscará superarse. Con la adquisición de futbolistas que lograron ilusionar a la gente, sumado a una “óptima preparación”, así calificada por el DT, el conjunto del partido de Almirante Brown comenzará, a partir de este domingo desde las 15.30, el camino que todos sus fieles esperan, sea el pasaje, por primera vez a la máxima categoría del ascenso.

Desde la apertura del libro de pases, hace poco menos de dos meses, los directivos de la entidad del Sur del GBA supieron moverse con velocidad para satisfacer las necesidades del cuerpo técnico. Brown fue uno de los equipos que más rápido incorporó. Así, el entrenador Pablo Vico gozó de la gran ventaja de contar con todo el plantel desde prácticamente el inicio de la pretemporada.

En total, diez son los futbolistas que arribaron al club y doce son los que se fueron. Se renovaron en su totalidad a los hombres encargados de cubrir los tres palos con la llegada de los arqueros Pablo Burtovoy, Alejandro Calabria y Lucas Cardoso. Además, se sumaron los defensores Joel Barbosa, Francisco Martínez y Gastón Schmidt, mientras que los volantes Matías Sproat y Leandro Álvarez hicieron lo propio. Por último, en la línea ofensiva los refuerzos fueron, Fernando Pasquale y Jonathan Tridente.

En cambio, quienes se despidieron fueron los guardavallas Sergio Matinella, Lisandro Mendoza y Víctor Rasguido; los defensas Hernán Zerbo, Ariel Otermin y Fernando Biela; los mediocampistas Gastón Trotta, Cristian Biglia y Pablo Casado; y los atacantes Martin Avalos, Roberto Dovetta y Andrés Guzmán.

“Casi todos los años sucede que varios compañeros se van y llegan otros. A los que no están más en el plantel, desde acá, les deseamos lo mejor porque son todos muy buena gente. Los nuevos compañeros se han adaptado bien y se acoplaron rápido al plantel porque acá hay buena gente”, señaló Lemmo.

Además, el ex Chicago advirtió que “por las características” de los refuerzos, “se va a poder mantener la ideología de juego” que el equipo propuso durante “el torneo pasado”, y que tan buenos resultados le dio.

Mientras la gran mayoría de los conjuntos de la divisional aún se encontraban a la espera de nuevos refuerzos, “El Trico”, que en apenas 15 días ya había rearmado su plantilla, partió hacia Villa Gesell, ciudad en la que permaneció durante una semana para realizar los trabajos físicos más exigentes y afianzar el grupo mediante la convivencia.

Tras el regreso desde la ciudad costera, el equipo disputó cinco encuentros amistosos en los que el resultado final “fue a lo que menos trascendencia se le dio”, según relató a AUNO el entrenador Pablo Vico. Lo primordial se centró en “sumar minutos” para lograr un mejor rodaje e “integrarse dentro del campo de juego” con los nuevos compañeros. Los encuentros, a su vez, le sirvieron al DT para ensayar posibles variantes.

“Tuvimos una inmejorable preparación”, aseguró el conductor táctico del conjunto de Adrogué, que además felicitó a todos los integrantes del plantel, porque tuvieron “una predisposición admirable en cada uno de los entrenamientos”, que llegaron a efectuarse hasta con “siete grados bajo cero”.

Ahora, con el inminente debut ante Villa San Carlos en Berisso, todo lo hecho durante la etapa preparatoria queda atrás. Lo importante ahora trascenderá en lo que suceda dentro de la línea de cal.

Este domingo desde las 15.30, con el pitazo inicial, se renovará la ilusión de todo un grupo que desea fervientemente, una vez más, dar la sorpresa para mantener latente el sueño del ascenso.

AUNO-04-08-12
PR-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>