S.O.S revistas culturales

Editores de medios autogestivos reclaman que se impulsen políticas públicas para el fomento de estas producciones. Piden que se discuta el proyecto de ley ‘Cascioli’ que declara como Patrimonio Cultural de la Ciudad a las revistas que forman parte de la Asociación de Revistas Culturales e Independientes de Argentina (Arecia)

Pablo Miglio

Lomas de Zamora, diciembre 01 (AUNO) – Los editores de revistas culturales independientes insisten en que se apliquen políticas públicas de fomento a la producción autogestiva, al ver amenazada la continuidad de sus publicaciones, por “la desregulación y la concentración reinantes” en el sector de medios gráficos.

Según el último censo realizado por la Asociación de Revistas Culturales e Independientes de Argentina (Arecia), las publicaciones bajaron un 28 por ciento en los últimos dos años, debido a la falta de una legislación que proteja al sector, así como a la desregulación de la producción y la distribución que lo obliga a “competir en desigualdad de condiciones”, denunció el editor de la revista NAN, Nicolás Sagaian, en diálogo con AUNO.

A la par de la desaparición de publicaciones y la baja en las ventas, la falta de protección se traduce en un proceso constante de concentración de medios en la Ciudad de Buenos Aires y en las grandes áreas metropolitanas del país, así como en un aumento de costos en insumos como el papel, cuyo “precio subió por encima del 200 por ciento en los últimos años”, detalló Sagaian.

El periodista también precisó que al momento de la distribución de las publicaciones, la desregulación del mercado permite que “las distribuidoras pongan condiciones para que los editores pequeños jueguen en desventaja frente a las grandes empresas”, las cuales tienen, además, otros beneficios como “la exención impositiva y la pauta oficial que reciben”.

En el caso de la repartición de la pauta, el sector “recibe una porción ínfima”, de sólo 0,05 por ciento, frente a las grandes empresas como Clarín y el Grupo 23 que, el año pasado, recibieron entre el 16 y el 18 por ciento de la torta que repartió el kirchnerismo, ejemplifica Sagaian para demostrar que, en este caso, la discriminación no se produce entre medios oficialistas y opositores, sino entre los comerciales y los autogestivos.

Además, si bien hubo un “crecimiento en la formación de cooperativas” y de organizaciones civiles en el sector, “el 70 por ciento de los proyectos aún no tiene una figura legal, ya que hay cuestiones burocráticas que lo hacen difícil”, agregó.

Frente a esta situación, Sagaian lamentó que, a la hora de establecer una posible legislación por parte del Estado, “no están claros cuáles van a ser los parámetros” ya que hoy se toman en consideración cuestiones como “el número de tirada o de venta, llevando al sector al modelo del rating”, cuestionó finalmente.

Asoma una ley

El 19 de noviembre, los miembros de Arecia presentaron el proyecto de Ley Cascioli, nombrada así en homenaje al creador y editor de la revista Humor, Andrés Cascioli, frente a la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, edificio donde funcionaba la publicación.

La ley busca fomentar el desarrollo del sector al “declarar como Patrimonio Cultural de la Ciudad” a las revistas que forman parte de la asociación, así como a través de “un fondo de fomento, acceso a créditos blandos, compra de materiales y asignación de pauta oficial”, entre otras medidas, según detalló el presidente de Arecia y editor de la revista Maten al Mensajero, Santiago Kahn, en conversación con esta agencia.

Si bien aclaró que “en este contexto está complicado que la ley salga antes de fin de año”, el editor se mostró confiado que el proyecto sea tratado el año próximo, ya que “fue firmado por todos los bloques, a excepción del oficialismo”.

A nivel nacional, también se presentó en Rosario “un proyecto similar, de ordenanza municipal”, contó Kahn, quien además aseguró que podrían “seguir generándose distintos escenarios para crear proyectos provinciales y municipales, en un contexto en el que no hay regulación estatal”.

No es el primer intento del sector por impulsar una ley de este tipo ya que, en 2013, presentaron el proyecto de ley de Fomento para la Producción Independiente y Autogestiva de Comunicación Cultural por medios gráficos y de Internet que, lamentablemente, “perdió estado parlamentario”, finalizó Kahn.

AUNO 01-12-2016
PM-AFG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>