“No hay estadísticas serias sobre autismo”

Lo aseguró el neurólogo infantil Fernando Mendyrzycki en una charla que tuvo lugar en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.

Alan Reynoso

Lomas de Zamora, julio 2 (AUNO).- Fernando Mendyrzycki, neurólogo infantil, afirmó que la “prevención precoz” es la mejor manera de tratar el autismo, ya que no tiene cura “hasta ahora”. Fue durante la jornada “Yo hablo de autismo”, en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Lomas de Zamora.

Integraron el panel Karina Battoglia, licenciada en Psicología, especialista en Terapia Cognitivo Conductual (TCC) y Habilidades Sociales y directora del Centro Casabella; Valeria Espejo, presidenta de la asociación Soñando por un Mundo Mejor; Mariela Caruso, directora del servicio Trastornos de Espectros Autistas (TEA) del municipio de Lomas de Zamora y profesora de educación especial; Soledad Piattis, licenciada en Terapia Ocupacional y organizaciones civiles de padres de chicos con autismo.

Pablo Pavón es miembro de la página de Facebook TEA Esteban Echeverría, de la que participan padres de chicos con autismo que dan a conocer qué es la enfermedad y dónde se la puede tratar. Hace dos años que llevan adelante esta iniciativa, a punto de convertirse en ONG. “El fin es que conozcan nuestras vivencias y que el chico interactúe”, expresó a AUNO.

Durante la charla que se realizó ayer, Mendyrzycki criticó: “No hay estadísticas serias sino tentativas en nuestro país. Son herramientas claves para ver si la enfermedad creció y cómo se deben aplicar las políticas sobre salud. Según estudios tentativos, la enfermedad creció en zonas donde hay fábricas porque hay contaminación del aire y en zonas rurales donde se fumiga con pesticidas”.

Luego explicó detalladamente los síntomas y cómo es el síndrome de TEA, con un proyector en el auditorio Rodolfo Walsh. “El autismo no es una enfermedad sino un síndrome”, definió el profesional del Hospital Gandulfo, y argumentó que tiene una multivariedad de síntomas: aislamiento del paciente, dificultad en el habla, imposibilidad de mantener una conversación por un lapso de tiempo y agresividad.

Battoglia comentó el tratamiento que utiliza a diario con sus pacientes: consiste en enseñarles las sensaciones (cómo y qué son los sentidos) para que puedan comunicarse y no estén aislados. “Es un proceso largo, hay que meterse en sus mundos”, afirmó.

Un ejemplo que citó es el del paciente Alejandro, que tiene el síndrome de Asperger (una rama del autismo). Alejandro estudia Ingeniería pero tiende a aislarse y a no tener empatía con el otro. Por medio de este tratamiento se consiguió que salga de excursión con sus compañeros.

Por su parte, Caruso expresó que “el programa del municipio (de Lomas de Zamora) es para aquellas personas que no tienen obra social” y trabajan con el método de extinción. Se trata de ignorar las conductas “disruptivas”, es decir, las inadecuadas, como escupir, pegarle al otro o a uno mismo y, en cambio, premiar las actitudes correctas para que el chico las imite.

La jornada cerró con la exposición de Piattis, quien aseveró que el “fin es lograr la accesibilidad ante cualquier dificultad”. La Terapia Ocupacional es la elaboración de tareas específicas para lograr que no queden fuera del ámbito social.

“Yo hablo de autismo” fue organizada por Todos por Sociales y duró más de tres horas en un auditorio colmado de docentes, padres y madres que conviven con el autismo y estudiantes de la casa. Tras cada exposición se generó un espacio para preguntas y cada respuesta fue acompañada de consejos de los especialistas.

AUNO-02-07-2014
AR-MDY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>