La Justicia realizó una inspeccion en la ex Campomar

Fue para corroborar los relatos de algunos vecinos sobre el hallazgo de dos cráneos y la posible utilización de ese predio como un centro clandestino de detención durante la última dictadura. El jueves la Cámara Federal platense decidirá si prorroga la medida de no innovar.

Pablo Tallón

Lomas de Zamora, octubre 16 (AUNO).- “Más vale tarde que nunca”, suspiró un vecino de Valentín Alsina cuando miembros de la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata inspeccionó, junto con peritos de la Policía Federal, el predio de la ex fábrica textil Campomar, donde aseguran que funcionó un centro clandestino de detención en la última dictadura cívico-militar. El jueves el tribunal platense decidirá si prorroga la prohibición de no innovar en el terreno donde se impulsa la construcción de unos 2500 departamentos en torres de trece pisos.

El 13 de septiembre último la Justicia había dictado una medida de no innovar por el plazo de 30 días “y sin perjuicio de renovarse” ante el pedido de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) de investigar la posibilidad de que las 24 hectáreas del predio fabril hayan sido parte del circuito represivo, sobre todo por su cercanía de la Comisaría 3º, que figura en el informe “Nunca Más” de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep) como centro clandestino de detención.

En ese fallo se requería la intervención del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) para corroborar las denuncias, en caso de que el cuerpo de profesionales lo considerara pertinente. Sin embargo, la institución mundialmente reconocida manifestó a esta agencia que no había ido al lugar porque no había “precisiones” en los testimonios como para realizar inspecciones.

El 12 de octubre pasado, último día de vigencia de la medida adoptada por el tribunal, el juez Leopoldo Schiffrin encabezó una inspección ocular junto con expertos en planimetría y fotografía de la Policía Federal Argentina, “quienes recavaron diversos elementos de juicio de valor para la investigación” que, junto con los testimonios aportaron por los vecinos, serán evaluados el próximo jueves por la Cámara que decidirá si prorroga o no la medida de no innovar.

Según los relatos de algunos vecinos que ya fueron publicados por esta agencia, helicópteros, autos sin identificación, gritos y tiros eran moneda corriente en la zona. Enterado de la situación, el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel había dirigido días atrás una carta a la Cámara de Apelaciones platense para manifestar su “preocupación porque no se ha investigado el muy probable hecho de que en el predio de la ex fábrica Campomar, en Valentín Alsina, haya funcionado un centro clandestino de detención”.

“Le solicitamos la extensión de los plazos legales de la medida cautelar”, solicitó en su misiva el presidente del Servicio de Paz y Justicia (Serpaj).

A pesar de la presencia judicial en el lugar, los vecinos no quedaron conformes. “No se está tomando con seriedad el tema”, dijo Haydé Villar, una de las testigos, y añadió que “hoy el predio está dividido en varios terrenos, pero la investigación debería realizarse en el conjunto, tal como estaba en la época de la represión”.

Tras los relevamientos hechos por especialistas de la Policía Federal, los vecinos aguardan a que la Justicia dicte el próximo jueves una prórroga de la medida de no innovar, de manera que las pruebas que pudieran corroborar su relato puedan seguir su curso.

PT-AFD
AUNO-16-10-12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>