Una década ciclotímica

La agrupación celebra 10 años de trabajo. El dúo se presentará este sábado en Espacio Asterisco en Banfield. En diálogo con *AUNO* aseguraron que sus “vidas cambiaron, pero Ciclotímica sigue en pie”.

Julieta Doti

Lomas de Zamora, mayo 7 (AUNO).- La banda lomense Ciclotímica cumple diez años en escena y sus integrantes, Lola Torres y Martina Vior, se presentarán este sábado a las 21 en Espacio Asterisco (General Levalle 1293, Banfield) para festejar la década de canciones. Con un nuevo disco en camino, las jóvenes músicas aseguraron a AUNO: “Esto, que empezó siendo un juego, terminó siendo un espacio de trabajo súper alucinante”.

Las artistas se conocieron a los nueve años en el conservatorio Julián Aguirre de Lomas de Zamora. Lola estudiaba piano mientras que Martina se había inclinado por la guitarra. Por diferentes búsquedas personales, sus caminos se separaron. Sin embargo, ya de grandes, la vida las volvería a unir, por su amor a la música, en un proyecto llamado “Ciclotímica”.

Las jóvenes describen sus letras como culebrones porque “le cantan al amor y al desamor pero no de manera despechada”. Se alegran porque, a pesar de los años, la agrupación sigue en pie y hasta planean sacar pronto su segundo disco.

-¿Cómo comenzó el proyecto musical?
Torres: Yo empecé a tocar en el proyecto solista de Martina. Luego comenzamos a crear un par de canciones juntas y planeamos hacer un ciclo de música que lo llamamos “El Ciclotímico”. Nos presentamos en el Centro Cultural Urbano en Almagro, durante un mes todos los domingos y funcionó. Lo seguimos haciendo juntas y armamos “Ciclotímica”.
Vior: En realidad, grabamos primero un disco en el 2005 y le pusimos “Ciclotímica”.

-¿Por qué el nombre “ciclotímica”?
V: En realidad viene más de la palabra ciclotímico, por el ciclo que hacíamos.
T: Nos gusta también jugar con la contrariedad de la palabra. El hecho de decir: “La ciclotimia ¿une o separa?”. En este caso, une. Porque el abrirte y compartir las distintas idiosincrasias que tenemos con Mar, que es fruto del sonido de Ciclotímica, lo demuestra. Nos unió durante estos diez años, sacándonos las caretas, que por el contrario se cree. Fue lo distinto lo que convergió en este proyecto.
V: Además, es un nombre en singular y en femenino, a pesar de que somos dos, porque es como un alter ego nuestro.

-Describen sus canciones como culebrones ¿por qué?
V: Por las idas y vueltas, por las canciones como de enrosque. Las historia de mofe de uno mismo. De cantarle al amor y al desamor casi de igual manera, sin despecho hacia ellos. Que la pena no duela ni valga. No porque seamos culebronas en vida. Nunca nos enganchamos con ninguna novela. Pero sí por darle la vuelta a lo que es terrible, que ya con una amiga, humor y música de por medio, no lo es.

-¿Puede una banda de zona sur expandirse?
V: Sí, pero no sé si nosotras somos el ejemplo de eso. Nunca nos desveló ni nos quitó el sueño el hecho de expandirnos.
T: Nos importó siempre jugar un poco con el sonido de Ciclotímica, que es como más genuino y con eso quiero decir que no es una simple formación de batería, bajo y guitarra. Si bien hay, el germen de lo musical es mucho más unplagged (acústico), en un momento en el que no lo era. Ahora lo de duetos están más en boga pero, hace diez años, salir a tocar de a dos era como salir media pelada y estar en enemistad con todo el resto porque todo era masivo.
V: Esto de conquistar otros territorios y demás, me parece que nos gusta desde el conocer, desde el llevar lo que nosotros tenemos.

-Sin embargo, en estos años crecieron un montón…
T: Sí. Nos sorprendió el hecho de no tener una banda y tener un disco y una fecha en el San Martín. Nos sorprendió que nos invitaran a un Pepsi Music, cuando la sonoridad no es del estilo del evento. Esas cosas hicieron que el proyecto crezca y nosotros ponerle más tiempo. Esto que empezó como un juego terminó siendo un espacio de trabajo súper alucinante pero que implica dedicación.

-¿Qué proyectos tiene para los próximos meses?
V: Ahora en julio vamos a empezar a grabar nuestro segundo disco. Tenemos la suerte y la felicidad que lo va a coproducir Hernán Bruckner, ex guitarrista de la banda “Árbol”. Se copó con nuestro proyecto e hizo una crítica muy constructiva hacia los temas. Así que vamos como confiadas y felices a esa grabación.

-A una década del comienzo, ¿cómo se proyectan dentro de diez años?
V: Supongo que con más grabaciones. Tenemos demasiadas más canciones de las que hemos grabado. Más discos, más toques.
T: Y mantenernos lo más frescas posibles. Ciclotímica no puede perder el juego y el disfrute ni tampoco el chisme creativo.

AUNO-7-5-15
JD-SAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>