Entregaron tarjetas para la compra de alimentos y prometieron una UDI

Las 19 mil mujeres del distrito comenzaron a recibir ayer la Tarjeta Social, con crédito para la compra de víveres. El ministro de Desarrollo Social bonaerense, Daniel Arroyo, habló de beneficios más amplios y auguró un crecimiento en las ventas de los comercios barriales.

Las jefas de hogar, madres o embarazadas de Esteban Echeverría que reciben los bolsones de comida del Plan Más Vida podrán realizar sus compras de alimentos con las denominadas Tarjetas Alimentarias, luego de que el distrito se sumara a otros de la zona que desde los primeros meses del año se manejan con este sistema de asistencia social “bancarizado”.

Además, el intendente Fernando Gray anunció —aunque sin precisiones—que la comuna firmará “en cualquier momento” un acuerdo para instalar una Unidad de Desarrollo de la Infancia (UDI) en Esteban Echeverría.

El reempadronamiento de beneficiarias se inició ayer en el gimnasio de la Escuela Primaria Básica (EPB) 1 “Domingo Sarmiento”, ubicada en Santamarina 554, y será hasta el próximo viernes, inclusive. Allí deberán presentarse las cerca de las 19 mil personas que ya están inscriptas en Más Vida, es decir, las echeverrianas con hijos menores de 6 años, embarazadas o en período de lactancia.

“Hoy dimos el puntapié inicial a una línea de acción que articula el aporte alimentario con el cuidado de la salud de los chicos (a través de instituciones) como los centros de atención sanitaria y las UDI”, cuyo convenio “firmaremos junto al ministro Arroyo en cualquier momento”, adelantó Gray.

Así, la comuna echeverriana se une a Lomas de Zamora, Almirante Brown, San Vicente, Cañuelas, Quilmes, Florencio Varela y La Matanza, como parte de los 51 municipios a los que asiste el programa bajo la modalidad de la tarjeta magnética.

Los titulares de las carteras sociales de la provincia y el municipio, Daniel Arroyo y Fabiana Bertino, respectivamente, también participaron del acto de lanzamiento del “período de traspasos”. En verdad, se trató de una recorrida por las mesas instaladas para realizar los trámites en la que el jefe comunal y el funcionario provincial intercambiaron algunas palabras con las vecinas.

Una de ellas les cuestionó a los funcionarios si la nueva modalidad anularía la entrega de leche gratuita a través de las redes de “Manzaneras”. Arroyo le afirmó que ambas prestaciones asistenciales seguirán en paralelo, porque con la modificación “buscamos fortalecer el crecimiento de los chicos especialmente mediante la suma de alimentos lácteos, como quesos y yogures”.

El titular de la administración provincial instó a los comerciantes de los barrios a “tomar conciencia de que estamos hablando de las madres más pobres del distrito”, en referencia a las especulaciones que señalan que algunos dueños de almacenes aprecian los productos de la canasta básica cuando se pagan con la tarjeta social.

En sentido contrario, el funcionario pidió incentivar esas transacciones “con descuentos y promociones” porque beneficiarían a ambas partes: “Los comerciantes locales se verán favorecidos porque todos los terceros viernes de cada mes habrá 1.3 millones de pesos en manos de mujeres del barrio que compran los alimentos en el mercado de la esquina o en el quiosco de la vuelta”, conjeturó.

El ministro también precisó que la tarjeta de débito del Banco Provincia (Bapro) con hasta 100 pesos, es de iguales características a las que se expiden para los trabajadores en relación de dependencia y que, por esa razón, rigen sobre ella las idénticas formas de uso. Esto conlleva la acreditación de identidad que cada vez que una beneficiaria realice una compra, la cual sólo podrá efectuarse en negocio que posea el dispositivo lector de las tarjetas o postnet.

El “plástico” es personal e intransferible, y su usuario percibe en cada nueva recarga el reintegro del 5 por ciento del IVA correspondiente a esa modalidad de pago, lo cual significa que si agota los 100 pesos, le serán reintegrados 5. No se podrán adquirir con la tarjeta, medicamentos ni artículos de limpieza, ni tampoco bebidas como gaseosas, jugos o alcohólicas.

Por su parte, el jefe comunal evaluó como “un salto en la calidad de vida de las beneficiarias y de los vecinos en general” la puesta e marcha de la nueva etapa del programa, y Arroyo completó: “En vez de centralizarse el gasto a través de un organismo público (el Ministerio de Desarrollo Social) cada mamá elige donde, cómo y qué quiere comprar”.

GRD-AFD
AUNO-06-08-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>