El nuevo plan para las unidades sanitarias, algo que pocos conocen

Médicos, enfermeros y autoridades de las salitas municipales desconocen el proyecto del gobierno bonaerense que pretende mejorar el funcionamiento de esos centros para descomprimir la atención de pacientes en los hospitales públicos. El plan fue lanzado hace un mes por el nuevo ministro. Ni noticias del cómo ni el porqué. AUNO cuenta las condiciones de trabajo en salas de Echeverría, Brown y Lomas.

Las autoridades de la gran mayoría de los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) de los partidos de Lomas de Zamora, Esteban Echeverría y Almirante Brown desconocieron el nuevo plan de salud que anunció el ministro de Salud bonaerense, Claudio Zin, hace poco menos de un mes. Si bien lo consideraron positivo al momento en que AUNO los anotició y se las explicó brevemente, algunos reconocieron su aplicación como “poco probable” o indicaron que en caso de implementarlo serían necesarios “varios cambios” en la organización del trabajo diario. La propuesta pretende mejorar la eficacia del funcionamiento de esos centros, que suman 1600 en toda la provincia y que dependen de cada municipio.

A juzgar por los pocos datos difundidos, el nuevo plan de salud aún sería sólo una propuesta que, para que comience a implementarse, debiera contar con la voluntaria participación de los intendentes. Esta agencia intentó infructuosamente obtener más precisiones al respecto. Lo que se supo es que su objetivo central es el mismo que se propusieron y no alcanzaron los gobiernos anteriores: descomprimir la sobrecarga de pacientes que hay en los hospitales bonaerenses.

En este sentido, el plan pretende mejorar eficacia de los CAPS municipales a partir de la creación de cuatro modelos distintos de unidades sanitarias que trabajen coordinadamente; un diseño algo distinto del sistema sanitario básico actual, que cuenta con centros de salud que trabajan con el personal “justo y necesario”, cuentan con los medicamentos “básicos” y la gran mayoría no posee equipamiento propio para realizar diagnósticos.

“Es interesante el plan en cuanto a la comunicación que propone con otras salas. Trabajar en red me imagino que debe ser lo mejor para los vecinos”, evaluó la titular de la unidad El Faro, Silvia Presta, que desconocía la propuesta del gobierno bonaerense hasta que se enteró por medio de esta agencia. “En Lomas tenemos 40 unidades sanitarias y hay que aprovecharlas, hay que reabastecerlas porque no todas están como esta, que es nueva”, concluyó. (ver Lomas, la salita de Santa Marta )

El Faro, ubicada en el barrio lomense de Santa Marta, atiende alrededor de 2500 pacientes al mes, de lunes a viernes de 8 a 18 y cuenta con un edificio recién estrenado, ya que fue reinaugurada en junio del 2007, luego de dos años de obra. En sus consultorios brinda atención básica compuesta por las especialidades de obstetricia, clínica médica, pediatría y ginecología, y cuenta con el servicio de ambulancia de Defensa Civil que se utiliza para derivaciones, “cuando el paciente requiere internación o estudios que no hacemos aquí”, aclaró Presta.

LA DESINFORMACIÓN DE LOS INVOLUCRADOS
El supuesto nuevo plan no fue una novedad sólo para Presta, sino que la mayoría de los profesionales consultados por AUNO se enteraron de su existencia durante la entrevista. Tanto María Rosa Fernández, una de las empleadas administrativas de la unidad sanitaria de Ministro Rodríguez, en Almirante Brown, como uno de los médicos que trabaja en la que está ubicada en el barrio San José del mismo partido, Diego Clementi, desconocían las medidas propuestas y cómo se llevarían a cabo, y coincidieron en que “sin una correcta organización y modificación en el presupuesto será muy difícil llevar adelante un cambio”. (ver En Brown, mucha comodidad y pocos médicos )

La unidad donde Clementi se desempeña como ginecólogo atiende un promedio de tres mil pacientes por mes, que provienen “no sólo de su zona de influencia sino que también atiende a pacientes que llegan desde Quilmes y Lomas de Zamora”, informó. El centro, que brinda un servicio en las áreas de salud básicas, como obstetricia, ginecología, odontología, pediatría, medicina clínica y psicología, cuenta con 11 médicos que trabajan entre 18 y 36 horas semanales

En tanto, el problema más grave de la unidad sanitaria ubicada en la localidad de Ministro Rivadavia, del mismo partido, es “la falta de personal que no permite que se atienda las 24 horas”, explicó Fernández. El centro asiste a más de 150 personas, de lunes a viernes, entre las 8 y las 18, según datos de la misma institución.

Distintas son las dificultades con las que deben lidiar a diario los 16 médicos que atienden alrededor de nueve mil pacientes por mes en la unidad sanitaria de Don Orione, que se mantiene en guardia las 24 horas y que se especializa en clínica médica, pediatría, cardiología, ginecología, otorrinolaringología, ortopedia y psicólogo. “Aquí lo que se necesita son arreglos de infraestructura y más equipamiento para los médicos, como balanzas y herramientas adecuadas para los odontólogos”, aseguró María, la coordinadora del centro.

La iniciativa de la cartera sanitaria provincial también fue novedad en otras unidades sanitarias del partido lomense. La jefa de médicos de la sala sanitaria de Santa Marta, en Lomas de Zamora, Mariana Egitto, aseguró “haber escuchado algo, por fuentes extraoficiales” acerca del nuevo plan sobre el que opinó que “puede llegar a dar buenos resultados siempre y cuando no haya intereses particulares de por medio”, en alusión a una posible utilización política de la propuesta.

Por su parte, la administradora de la unidad de salud Mariano Moreno del mismo partido, Élida Acosta, tampoco tenía conocimiento del plan y recalcó que “nada se llevará a cabo mientras se tenga que seguir rogando por insumos y por más personal”.

UN CUADRO DE SITUACIÓN
Una de los puntos más importantes de la nueva propuesta es crear, sobre la base de las diferentes necesidades de la población bonaerense, una serie de cuatro modelos distintos de CAPS que trabajen coordinadamente. Algo que sería muy distinto a lo que hoy sucede en los municipios. En Esteban Echeverría, si bien son alrededor de 30 los centros de salud municipales, “no existe articulación entre ellos”, afirmó la referente de la salita n° 3 del barrio El Jaguel, Liliana Rugnia.

Esta salita atiende a 1800 pacientes por mes a los que ofrece servicios diarios de pediatría, clínica médica y enfermería, cuatro veces a la semana los de ginecología, y una vez obstetricia y psicología. La unidad no dispone de ningún tipo de equipamiento para realizar electros ni ecografías y cuentan con el servicio de ambulancia municipal, que consta de sólo un vehículo. (Ver En Echeverría hay tres enfermeros, un médico y 1800 pacientes )

Con un médico distinto como responsable por día, cargo por el que rota todo el personal, el centro permanece abierto toda la semana, de 8 a 20. En el caso del servicio de enfermería, hay tres empleados todos los días, dos de ellos cumplen turnos de seis horas y el tercero hace intermedios. Allí, además de preservativos y píldoras anticonceptivas, la población recibe raciones de leche en polvo, en caso de que se trate de familias con niños de hasta 6 años cada vez que realizan una consulta, y mayores en situación de riesgo.

Tanto los insumos como la financiación del personal de las unidades sanitarias municipales proviene ya sea de un porcentaje del presupuesto de cada municipio y de distintas clases de planes creados por los gobiernos nacional y provincial. El Plan Remediar, de carácter federal, aporta a los CAPS botiquines con medicamentos básicos, mientras que el bonaerense Nacer brinda una cobertura en atención, medicamentos y leche para embarazadas y niños niñas menores de 6 años que no poseen obra social.

Sin embargo, los trabajadores de las unidades sanitarias aseguran que esto “no es suficiente porque no sólo hace falta más personal, sino que no vendría nada mal mejorar las condiciones edilicias e incorporar más cantidad de insumos”, señaló Fernández. Clementi, por su parte, explicó que la sala “funciona bastante bien”, aunque remarcó que “haría falta más personal médico por la cantidad de gente que se atiende y el aporte de más insumos por parte del Gobierno Nacional”.

ADÓNDE VAN LOS PACIENTES
En los partidos consultados, existe un grupo de hospitales que absorben la demanda de atención sanitaria de la zona y reciben los casos derivados que las unidades sanitarias no pueden resolver por falta de equipamiento o de insumos. La titular del CAPS lomense E. Finocchietto, Liliana Horizonte, reveló que “son muchos los casos que derivamos” porque las condiciones en las que trabaja la salita “no permite atender la mayoría de las dolencias”.

En Lomas de Zamora funcionan los hospitales Gandulfo y Alende; en Almirante Brown, el Meléndez; y el Oñativia y el Santamarina, en Esteban Echeverría. Todos presentan problemas edilicios y presupuestarios, que afectan la calidad del servicio.

De todos ellos, el Alende forma parte del sistema sanitario lomense, compuesto además por 36 unidades barriales y el Centro Odontológico Infantil. Nueve de esas unidades y el hospital cuentan con guardia las 24 horas. El resto funciona de lunes a viernes y, en algunos casos, los sábados, como es el caso de la unidad sanitaria Mariano Moreno, ubicada en el barrio de Cuartel IX, que atiende de lunes a viernes de 7 a 18, y los sábados de 7 a 13. Allí se entregan 20 turnos por día, sólo de mañana y de manera personal, no se los puede pedir por teléfono. Entre las especialidades que brinda están pediatría (todos los días), clínica médica (cuatro veces a la semana), y ginecología y psicología (tres veces). El técnico para hacer electrocardiogramas, se presenta una vez por semana porque rota por la mayoría de los centros del partido.

En Echeverría hay tres enfermeros, un médico y 1800 pacientes
En Brown, mucha comodidad y pocos médicos
Lomas, la salita de Santa Marta

AMB-RCI-FG-NS-JB-AFD
AUNO-09-01-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>