Declararán nuevos testigos en la causa de Fátima Catán

El nuevo fiscal de la causa, Gerardo Loureyro, citó a declarar a testigos que estuvieron presentes en la casa de la víctima poco tiempo después de que ocurrieran los hechos y antes de que fuera hospitalizada. Pretende recolectar “pruebas complementarias” que ayuden a esclarecer el caso.

Lais Vázquez

Lomas de Zamora, junio 11 (AUNO).- El fiscal de la causa de Fátima Catán, la joven de Fiorito que murió en 2010 con el 85 por ciento de su cuerpo quemado en un presunto caso de femicidio, Gerardo Loureyro, citó a declarar a testigos que estuvieron presentes luego de los hechos y planea exigir la realización de un test psicológico al imputado, Martín Santillán, pareja de la víctima en ese entonces.

El abogado querellante, Gabriel Juricich, informó a AUNO que Loureyro, antes de ordenar la reconstrucción de los hechos, pretende recolectar “pruebas complementarias”, como recortes de revistas con declaraciones de familiares de la joven y cartas de Fátima en donde le pide a Santillán “que cambie su carácter”.

Además, fuentes cercanas a la causa mencionaron que los testigos que declararán este martes a las 10 posiblemente sean el hermano y el papá de la joven, Nahuel y Jesús Catán respectivamente, quienes estuvieron junto con la policía en la casa de ella luego de que ocurrieran los hechos.

Nahuel Catán no pudo declarar en ese entonces porque el fiscal anterior, Ramiro Varangot –-recusado de la causa luego de ser denunciado por la familia de la víctima por actuar como “defensor” de Santillán-– le aseguró que no podía hacerlo por ser menor de edad, lo cual era erróneo debido a que hubiese podido atestiguar frente a un tribunal especial.

Por su parte, la mamá de Fátima, Elsa Gerez, en diálogo con AUNO, repudió la denuncia que aparece en el expediente de la causa donde se afirma que ella le entregó un arma a su hijo para que mate a Santillán: “Jamás hubo una pistola en mi casa ni mandé a amenazar a nadie, yo no quiero venganza, quiero justicia”.

“Sólo el día que quede encerrado Santillán voy a sentir un poco de alivio”, expresó Gerez y se preguntó por qué nunca estuvo “ni siquiera detenido cinco minutos en una comisaría”.

Asimismo, relató que sospecha que Fátima no fue quemada adentro de su casa: “Era un monoambiente recubierto con machimbre y estantes de madera que no se prendieron fuego. Además, no se encontraron elementos con los que Santillán pudo haber querido ayudar”.

Desde que la joven murió con un embarazo de dos meses el 22 de agosto de 2010 en el hospital de quemados de La Plata, la familia Catán recibió diversas amenazas que van desde una golpiza que recibió el hermano de Fátima, hasta el incendio reciente de un árbol de su propiedad.

LMVR-AFD
AUNO-11-06-12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>