Comienza un nuevo juicio por un presunto caso de gatillo fácil

Ocurrió en 2002. Se trata de un joven que había sido secuestrado y luego liberado. Los acusados fueron dos policías que fueron exonerados. Un mes antes de que el joven declarara en la causa, apareció muerto en una camioneta de otro policía que había sido robada. La familia acusa a las fuerzas de seguridad.

La Asociación de Víctimas de la Impunidad Sin Esclarecer (AVISE) anunció que el próximo lunes se iniciará el juicio oral para esclarecer la muerte de Emmanuel Salafia, un joven de 17 asesinado hace siete años de 14 balazos en la localidad de Luis Guillón, partido de Esteban Echeverría, que fue hallado en una camioneta con pedido de captura y a la que se le registraron 57 impactos de balas.

“Emmanuel, en 2000 fue secuestrado por el sargento Oscar Barragan y Vicente Sandobal, dos policías de El Jaguel”, denunció a AUNO Patricia Salafia, madre de la víctima. Según su relato, su hijo fue liberado horas más tarde para que fuera a su casa en busca del dinero del “rescate”, pero cuando él contó a su familia este hecho decidieron hacer la denuncia.

Los policías mencionados por la madre fueron exonerados de sus cargos en 2004 y condenados a 5 años de prisión por secuestro extorsivo.

Es así que a sólo un mes para que Emmanuel declarará contra sus captores fue encontrado muerto en una camioneta con pedido de captura, que se registraba a nombre de otro policía, quien argumentó que le habían robado el vehículo, según consta en la causa que fue archivada poco tiempo después en la Fiscalía n°3 de Lomas de Zamora.

Isabel Fierlo y Roberto Macua son los policias acusados por la familia del asesinato de joven, y que en una de las primeras audiencias de la causa argumentaron que “Emmanuel había robado la camioneta y por eso se produjo el enfrentamiento, pero mi hijo sólo había salido a comprar”, aclaró la madre.

Una de las estrategias más importantes con la que cuenta la defensa de la víctima es que éstos policías no habrían dado la voz de alto, sino que habrían disparado sin reparo alguno contra Emmanuel, lo que enmarcaría el caso en un hecho más de gatillo fácil.

Además, en una “recopilación virtual” de la muerte del joven en 2005, las pericias a cargo de Martinez Duran de la UFI DE Lomas de Zamora habrían que el vehículo en que fue hallado el joven se encontraba en punto muerto y había en su interior un revolver, al que no se le encontraron las huellas de la víctima. Por este motivo, la familia sospecha que fue introducido en el vehículo y luego acribillado.

El próximo lunes comenzará el juicio contra otros dos policías acusados de la muerte del joven por la familia Salafia, que presenciará el proceso a cargo del Tribunal Oral n°3 de Lomas de Zamora.

La familia del joven prevé la presencia de Adolfo Pérez Esquivel, Premio Novel de la Paz y con otros familiares de víctimas que han pasado por situaciones similares, agrupados en AVISE.

“Desde la organización acompañaremos a la familia de Emmanuel, pero no tenemos la certeza de que nos dejen ingresar a presenciar el juicio”, comentó a esta agencia Raquel Wittis, miembro la oficina Antimpunidad de la Nación.

AAF-AFD
AUNO-28-03-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>