Agencia Universitaria de Noticias y Opinión

http://auno.org.ar

Electrónicos

En 2012 se generaron 4 kilos de basura electrónica por persona

En Argentina se produce un promedio de entre tres y cuatro kilos anuales de basura eléctrica y electrónica por persona, pero no existe ninguna ley de alcance nacional que se ocupe de este tipo de residuos. Ante una problemática que crece a diario, gobiernos provinciales, municipios y universidades nacionales, lanzaron programas de recolección de RAEE.

raee
Lomas de Zamora, mayo 7 (AUNO) En los últimos diez años, los Aparatos Eléctricos y Electrónicos (AEE) se incorporaron en los distintos aspectos de la vida cotidiana. Las constantes innovaciones tecnológicas y el aumento del consumo aceleraron su sustitución, lo cual incrementó la cantidad de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE), al igual que su impacto en el ambiente y en la salud. El coordinador de la Licenciatura en Gestión Ambiental de la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ), Luis Coyoupetrou, afirma que durante 2012 se produjeron “entre tres o cuatro kilos de RAEE” por habitante, lo cual implica una generación anual total de más de 120 mil toneladas de basura electrónica.

La falta de una normativa nacional que regule los RAEE es notoria, al igual que su demanda. “Estamos diez años atrasados”, asegura Coyoupetrou en comparación con la legislación europea, ya que en esa región, “la primera ley salió en 2003, cuando ellos estaban consumiendo mucho”.

El coordinador de la licenciatura en Gestión Ambiental de la UNAJ considera “necesario que salga una ley” que siga la “línea de lo que estaba planteado” en el Proyecto de Ley de RAEE presentado por el senador Daniel Filmus (Frente para la Victoria), que perdió estado parlamentario a fines del año pasado. El 4 de mayo de 2011, la Cámara de Senadores aprobó el proyecto y lo giró a Diputados, donde permaneció encajonado por dos años. La propuesta había sido apoyada por Greenpeace, la Fundación Vida Silvestre y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), entre otras instituciones.

El proyecto de ley tenía por objetivo: proteger el ambiente y preservarlo de la contaminación generada por los RAEE; promover la reutilización y el reciclado; reducir la disposición final; promover la reducción de la peligrosidad de los componentes de los aparatos electrónicos y sus residuos; incorporar el análisis del ciclo de vida en los procesos de diseño y producción; mejorar el comportamiento ambiental de todos aquellos que intervienen en el ciclo de vida y sus residuos; establecer la responsabilidad extendida individual del productor, es decir, la ampliación del alcance de las responsabilidades de cada uno de los productores de AEE a la etapa de post consumo.

“Es importante saber quién fabrica los AEE y quién los pone en el mercado, pero hay que tener bien claro quién los usa, porque éste último será el responsable de desecharlos. Son responsabilidades diferentes, pero si no se tiene todo los factores en cuenta la gestión fracasa”, remarca Couyoupetrou. Además, destaca la importancia de trabajar junto con el área de educación en sus distintos niveles, pero enfatiza que no debe hacerse “responsables a nuestros hijos de lo que los adultos no hacemos”.

El universo de los RAEE abarca electrodomésticos, aparatos audiovisuales, equipos de comunicación y otros equipos, por lo cual su tratamiento no es uniforme, sino que se adecua a las características propias de cada residuo. El ingeniero electrónico graduado en la Universidad de Buenos Aires Alejandro Kentros asegura que el recambio constante de AEE se debe a que “la calidad de los productos no es la misma que en otros tiempos”. Como consecuencia del capitalismo moderno, que llevó a “mirar todo en cuestión de costos y ganancias”, la calidad de los productos disminuyó y su vida útil se volvió “limitada”, sostiene Kentros.

“Esta es una discusión donde todos tienen que ponerse de acuerdo. Es una cuestión de fondo a nivel de país, donde hay que analizar lo que gana uno, lo que pierde otro, no sólo del productor al consumidor y todos los pasos intermedios, sino también desde la estrategia del Estado”, expuso Kentros. A partir de una ley que regule los RAEE hay que analizar “cómo se abren y se cierran las puertas hacia el exterior”, agrega.

Por otra parte, la coordinadora de prensa y difusión de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable (SAyDS) de la Nación, Sandra Firpo, admitió que es “conveniente el dictado de una ley que contemple la responsabilidad extendida del productor durante todo el ciclo de vida de los AEE y en la etapa post consumo de los mismos, y que reconozca como prioritaria en la gestión de los RAEEs la prevención, la reutilización, la recuperación y el reciclado”.

Ante la falta de una ley nacional, algunos gobiernos municipales y provinciales comenzaron a aplicar políticas ambientales de reciclado de RAEE, algo que ya hacían ciertas universidades. Firpo, señala que “existen diversas iniciativas en materia de gestión de RAEE, en muchos casos locales y en otros mixtas”. Además, resalta el rol que juegan las cooperativas en la gestión de RAEE.

A pesar del éxito los programas de recolección de basura electrónica, el subsecretario de la Agencia de Política Ambiental de Almirante Brown, Máximo Lanzetta, manifiesta la necesidad de “una ley de RAEE para que estas políticas tengan sustentabilidad en el tiempo, una mayor envergadura y para que haya mayor obligación”. “Es un esfuerzo que se debe hacer a partir de una ley nacional que permita cobrarle a las empresas que producen AEE el costo de la disposición final o del reciclado de esos elementos”, agrega el funcionario.

Si bien hay programas permanentes, como los que realizan los municipios de Lanús y Almirante Brown, en otros casos los proyectos son esporádicos. En 2010, la Municipalidad de Avellaneda junto con la Cooperativa “La Toma del Sur” y la Asociación Civil “Va de Vuelta” realizaron la primera campaña de recolección de RAEE del distrito. La idea fue retomada por el centro de estudiantes de la Facultad Regional Avellaneda de la Universidad Tecnológica Nacional, la Municipalidad y la Cooperativa “La Toma del Sur” en octubre del año pasado.

Además, la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y el Gobierno bonaerense trabajan juntos en el programa “E-Basura”, destinado a reducir la brecha digital por reutilización, recupero y donación de equipamiento informático; el municipio de Arroyito, en Córdoba, posee una política de gestión de RAEE que tiene sustento en una ordenanza municipal; y la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) desarrolla desde 2001 un programa de reciclado de computadoras, que luego entrega a instituciones educativas y organizaciones sociales.

Durante la campaña de recolección de RAEE que se llevó a cabo entre el 5 y el 16 de noviembre de 2012 en Morón, Buenos Aires, se recolectaron seis toneladas de RAEE, los cuales fueron entregados a la “Asociación Civil Basura Cero”, y a la fundación “Va de Vuelta”, para su reacondicionamiento.

Según datos aportados por Greenpeace, más del 40 por ciento de los RAEE termina en basurales y rellenos sanitarios. Los AEE tienen componentes tóxicos, como plomo, mercurio berilio, selenio y cromo, que impactan en el ambiente y la salud. El artículo 41 de la Constitución Nacional establece que “todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley”.

AUNO 7.5.2013
GN CGL
aauno@yahoo.com.ar

Una nueva alternativa para explicar la sexualidad a los más chicos

La periodista especializada en literatura para niños Cecilia Blanco habla de su última obra, en la que “desde el humor, la pregunta abierta y un lenguaje blando” presenta un nuevo enfoque sobre la educación sexual dirigida a los niños.

Cecilia Blanco

Lomas de Zamora, mayo 07 (AUNO).- La escritora de literatura infantil Cecilia Blanco plantea en su último libro titulado “¿Qué es esto?” una actualización del tratamiento de la sexualidad explicada para los niños, con un lenguaje cálido e información precisa que responde inquietudes de los más pequeños desde una óptica que los clásicos libros de esa temática no abordaron antes.

Además de escritora, Blanco es editora y licenciada en periodismo egresada de la UNLZ. “De alguna manera mi carrera como periodista estuvo en muchos casos vinculada a lo infantil”, compartió con AUNO Cecilia, quien produjo y condujo programas para chicos en radio Belgrano, Municipal y FM Ciudades, entre algunas. También hizo trabajos gráficos en Página/12, Kapeluz, Billiken y La Nación.

En el prólogo del libro, la licenciada en psicología y sexóloga clínica Paula Budich escribió que “la sexualidad libre, respetuosa y responsable que cálidamente propone Cecilia es lo mejor que podemos transmitirles a los niños para contribuir a significar sus cuerpos de modo saludable”.

Según Blanco, “el proceso para hacer este libro comenzó hace mucho tiempo, por estar ligada a cuestiones infantiles, leer muchos libros y también escribir ficción para chicos. Un tema que me viene rondando hace mucho es el de cómo se explica la sexualidad a los chicos chiquitos”.

“Hay muchísima bibliografía para preadolescentes y adolescentes. El despertar de la sexualidad de los chicos hace que necesiten libros de apoyo. Pero ¿qué pasaba con los chicos más chicos?”, se preguntó y añadió: “Noté que toda la bibliografía y los tratamientos giraban en torno al tema del embarazo, cosa que es absolutamente válida, pero me daba la sensación de que no completaba un montón de otras preguntas. El chico está inmerso en una sociedad, está en una familia, mirando la televisión, tiene hermanos grandes y probablemente su realidad no sea la de tener un hermanito. Hay familias que están separadas, hay familias donde hay algún homosexual, es decir, ¿qué hace un adulto cuando el chico tiene alguna inquietud con respecto a esos temas que no se visibilizan de ninguna manera en la literatura ni en ningún lugar para ellos? A partir de eso surge la idea del libro”.

La autora contó que en la editorial “Uranito” se engancharon enseguida con la propuesta, entonces buscó a un ilustrador. “Cuando hablás de un libro para chicos chiquitos tenés que hablar siempre en imágenes como primera entrada. La lectura que hacen no es una lectura de los textos, es una lectura de la imagen.” El ilustrador de “Qué es esto” es Daniel Löwy, autor de la historieta “Vida de padres”, que se publica en la revista infantil “La Valijita”.

“UN TEMA TABÚ”
Blanco explicó que la apertura en la sociedad para tocar estos temas acompaña un “proceso social” porque, en su criterio, “las sociedades están cambiando, están visibilizando los temas; era imposible pensar este libro hace 10 o 20 años atrás”. No obstante, contrapuso, “hay un montón de gente que tiene resistencia a hablar de los temas sexuales” porque “es un tema tabú todavía”.

Este es un libro “que no lo pide el chico directamente, como puede pasar con un libro de cuentos, sino que está mediatizado. Son adultos que están de acuerdo con el mensaje y creen que hablar de estos temas no está fuera de lugar para los chicos chiquitos”, consideró no sin perder de vista que también tuvo “algunas respuestas de gente que dijo que no le parecía bien hablar de homosexualidad o de relaciones sexuales”.

Según Cecilia, hay dos puntos muy delicados del libro: “En uno se habla de homosexualidad y en otro se habla de tener relaciones sexuales más allá de la reproducción”. “Los adultos tienen relaciones sexuales porque les gusta, porque les provoca placer. Y esto que parece una obviedad, no lo es cuando vos hablás con el chico, porque siempre se liga el tema de tener relaciones con la maternidad. Entonces, se descarta las explicaciones del repollo, la cigüeña y la semillita, pero se lo explica sólo en función de la reproducción”.

“En realidad –prosiguió- se parcializa el mensaje, y eso es lo que yo no quise hacer. La idea es mostrarle y explicarle con palabras cercanas y cálidas que las relaciones sexuales están vinculadas a los sentimientos de las personas y no a concebir niños.”

LOS PREJUICIOS
“Hay padres que sienten que hablar de esos temas con los chicos es apurarles el proceso, cuando en realidad, según los especialistas, vos no los apurás sino que se dan solos. Lo que estás haciendo es dar información, la cual no te va a despertar sexualmente sino que te va a dar herramientas para que cuando a vos te pase algo sepas qué te está pasando”, expuso la escritora, para quien aún persiste la confusión de que “los chicos no tienen sexo, que son como angelitos”. “Sólo basta recordar la infancia para darse cuenta de que no es así. Entonces si vos le das información es como que lo ‘desangelizás’. Existe eso en el inconciente”, añadió.

“Creo que hay que dar información cálida, cercana; reírse, divertirse y esperar preguntas. El adulto que esté junto al libro será el que contextualice y, según sus creencias, le dé una carga de valor a eso”, afirmó Cecilia, y ejemplificó: “Si vos crees que es el matrimonio el contexto donde se van a tener que dar las relaciones sexuales, está muy bien; pero se lo vas a incluir a ese concepto, no lo voy a decir en el libro”.

Para la escritora, “al niño hay que hablarle sobre todas las cosas que tienen que ver con la vida o con sus inquietudes: la muerte, la guerra, la separación de los padres o la droga”, porque “cuando no se informa y no establece un puente de comunicación, se lo está dejando aislado, indefenso”. Y esto genera “el riesgo de que no pueda tener las herramientas suficientes para enfrentar ciertas situaciones”, como el abuso sexual: si no hablan de él, “no saben si está bien, si está mal, hasta qué punto ellos pueden decir que no”.

Al respecto agregó que “está comprobado que los chicos más informados son los que más saben cuidarse, o por lo menos saben expresar de una manera más clara cuando les pasa algo porque saben los nombres de los órganos sexuales y entienden que pueden tener una actitud activa y decir ‘no’”.

El libro fue pensado para “chicos de entre 5 y 8 años”, porque en los años posteriores “precisan otro tipo de información ligada a sus cambios corporales y a la llegada de la pubertad”, analizó y concluyó: “Me parece que es bueno hacer 'blandos’ a los libros informativos. Que desde el lenguaje, desde el humor y desde la pregunta abierta nos acerquemos de una manera afectiva al lector. Hay una idea de que las cosas serias se hablan de una manera seria. Yo creo, y espero haberlo logrado, haber hecho un mix, dar información, pero de una manera no dura, no seria”.

CDD-AFD
AUNO-07-05-13

BROWN

Lemmo quiere apostarlo todo a la ilusión del ascenso

El mediocampista aseguró que “no hay que bajar los brazos” mientras existan chances matemáticas de lograr el campeonato y obtener un ascenso a la Primera B Nacional. “Intentaremos ir por título y lucharemos hasta el final. Pero si no se nos da nos queda la posibilidad del Reducido”, remarcó.

Lomas de Zamora, mayo 7, (AUNO).- “Hasta que las matemáticas den, vamos a pelear por el ascenso directo”, remarcó el mediocampista de ‘El Tricolor’ Facundo Lemmo, envalentonado luego del impulso anímico que le brindó la victoria 3-0 del pasado sábado frente a Flandria, en un encuentro válido por la 39na fecha de la Primera B Metropolitana. “Si eso no se da el campeonato, nos queda la chance del Reducido”, apuntó el futbolista, autor de dos goles ante el equipo de Jáuregui.

“Nuestro objetivo, ahora, es pensar partido por partido en las tres fechas que le quedan al torneo. El duelo ante Flandria lo asumimos como una final y eso se notó en la cancha. Ahora no podemos relajarnos. Tenemos que pensar en el próximo partido (ante Colegiales, en Munro). Ganar es lo único que nos sirve”, analizó el volante zurdo, uno de los pilares del conjunto de Adrogué.

Pese al contundente triunfo logrado el fin de semana pasado, Lemmo prefiere no dormirse en los laureles y, por el contrario, ya se traza nuevos objetivos. “Tenemos una cuota pendiente que es el juego de visitante”, se lamentó, en diálogo con AUNO.

Por eso, el oriundo de Balcarce considera “esencial” volver a sonreír fuera de casa, algo que 'El Trico’ no logra desde la jornada 31, en la goleada 4-0 frente a Los Andes. “Con Colegiales necesitamos ganar, es lo único que nos interesa”, anticipó.

Consumida casi por completa la temporada, el certamen de la tercera categoría del fútbol argentino encuentra a Brown en el cuarto escalón, en zona de clasificación al Reducido, que otorga un ascenso directo a la Primera B Nacional.

La obtención de seis puntos sobre nueve que restan por jugarse, y que separan al elenco de la zona Sur del GBA de la cima de la competencia, tornarían como algo posible el anhelo de lograr el título para promocionar de esta forma a la categoría superior.

Un objetivo que a todas luces puede parecer difícil de alcanzar, sin embargo, el mediocampista reniega ante la posibilidad de una rendición. “Vamos a pelear hasta que se pueda”, subrayó, firme en su postura de dar lucha hasta el final del certamen en pos del sueño de alcanzar la B Nacional.

La solidez y el gran nivel en todas las líneas del equipo en la aplastante victoria sobre 'El Canario’, fueron elementos suficientes para entusiasmarse. Sin embargo, en un baño de sinceridad, Lemmo admitió que a tan poco para el cierre del campeonato, prefiere tan sólo “ganar de cualquier forma”, antes que alcanzar un gran volumen de juego y no poder hacerlo.

“Seguramente se hará más fácil jugando como lo hicimos con Flandria. Pero en esta instancia hay que ganar de cualquier forma”, insistió. “Una vez que termine el próximo partido, recién ahí veremos si se jugó bien o mal. Pero eso quiero analizarlo con la victoria ya consumada”, puntualizó.

Por otra parte, el mediocampista admitió sentirse “muy contento” por haberle marcado en dos oportunidades al equipo conducido por Gabriel Martini. “Hacer dos goles es algo muy lindo y más si sirvieron para ganar y para seguir en la lucha”, estimó.

Además, felicitó a su compañero, el atacante Gastón Grecco, que completó la cuenta de la goleada del último sábado y así alcanzó los 92 festejos con la casaca tricolor, cifra que lo consagró como el máximo goleador histórico del club.

“Coincidir con él en un mismo plantel y ayudarlo para que él pueda llegar al récord es un orgullo. Es una gran persona y un gran profesional. Fue una alegría enorme para todos”, sentenció.

PMR-LDC
AUNO-07-05-13

Página 1 de 3 siguiente  última

Universidad Nacional de Lomas de Zamora

Telesur

Agencia NAN