Aseguran que no hay inspectores para exigir que se cumpla la Ley de Talles

Defensa del Consumidor de Lanús admite que no tiene inspectores para controlar que se cumpla la norma, vigente desde 2005. Los comerciantes culpan a las fábricas por la falta de talles grandes..

La Ley de Talles bonaerense no deja de encontrar obstáculos para su real cumplimiento. Al rechazo de comerciantes y empresarios a esa norma, se suma la falta de controles por parte del Estado provincial y en los municipios.
Por ejemplo, los operativos para exigir el cumplimiento de la Ley de Talles en los comercios de Lanús no pueden ser llevados a cabo por falta de inspectores en el área de Defensa del Consumidor de la Municipalidad.
Así lo aseguró Sergio Alicino, el secretario de la Oficina de Defensa del Consumidor de Lanús, que depende de la Municipalidad de Lanús, en diálogo con la Agencia Auno.
“Antes tenía un secretario, pero hace un mes lo despidieron. Estoy solo a cargo de la Secretaría, así que no puedo salir a hacer ningún tipo de inspección”, confesó Alicino, un funcionario que depende directamente del intendente Manuel Quindimil (PJ).
Ocurre que desde el 21 de diciembre último, los comercios de venta de ropa para mujeres adolescentes en la provincia de Buenos Aires están obligados por ley a tener prendas de vestir del talle 38 al 48, de todos los modelos.
El órgano estatal dedicado a controlar que la Ley 12.665 se cumpla es la Dirección Provincial de Comercio, que funciona en los 134 municipios. Entre las novedades de la norma figuran la eliminación de las definiciones de medidas S, M, L y XL, para incluir el número del talle y su equivalente en centímetros.
Entre las sanciones para quienes no cumplan con la ley figuran multas de entre 100 pesos a 500 mil pesos, y hasta la clausura en caso de reincidencia.
Según Alicino, son varios los funcionarios municipales que se han acercado varias veces a su oficina para preguntar acerca de la “Ley de Talles” y cómo proceder al respecto, y aclaró que “ninguno ha vuelto” por esa dependencia.
“Hasta el momento no ha habido ninguna denuncia al respecto”, aseguró Alicino, y calificó a ley 12.665 de “inaplicable porque los comerciantes no quieren arriesgarse a poner en venta productos que no representan un negocio”.
Sin embargo, varios comerciantes consultados por la Agencia Auno hicieron hincapié en que las fábricas de ropa son las que no confeccionan talles grandes, y que ello hace que recaiga la culpa sobre los propietarios de comercios.
“Muchos fabricantes no hacen talles grandes porque requieren más tela y porque además no se venden tanto”, explicó Lucio Correa, comerciante de Lanús.
Por su parte, Lidia Alvares, también comerciante de la zona céntrica de Lanús, señaló que “el problema de los talles muchas veces pasa por la figuran que imponen ciertas marcas de ropa, que sólo son para chicas flaquitas”.
Los operativos de concientización y verificación sobre la Ley de Talles sólo contemplan los comercios y no las fábricas textiles, en donde muchas veces los talles no corresponden a las medidas de la ropa que indican, así como tampoco se hace referencia a las prendas masculinas.

nsp-hrc

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>