Una paritaria que no se discute aumentos, sino estabilidad laboral

En un clima de tranquilidad entre los representantes de Suteba, el gremio docente planteará en las próximas paritarias “el blanqueo de las sumas en negros” que perciben los trabajadores, así como también “la eliminación del tope en la asignación familiar”. La discusión no tendrá en cuenta aumentos salariales, sino la regularización de los ingresos acordados a fines de febrero de este año.

Lomas de Zamora, septiembre 6 (AUNO).- En febrero último, el titular del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel, había anunciado que nadie quedaría “por debajo de los 2400 pesos”, lo que hablaba de un aumento del 30 por ciento con respecto al salario mínimo anterior de 1900. En cambio, en las paritarias que comenzarán en los próximos días la discusión sobre el aumento de los sueldos será dejada de lado para tratar temas como la estabilidad laboral o la formación profesional, según confirmó el director general de Cultura y Educación bonaerense, Mario Oporto.

Suteba estuvo de acuerdo con esa agenda: “Esta reapertura (de paritarias) tiene como consideración brindar estabilidad laboral a los compañeros que quedaron bajo el impacto nefasto de la ley de los 90”, expresó su secretaria gremial, María Laura Torres, en diálogo con AUNO.

El pedido que esta vez planteará Suteba “consiste en que la composición del salario incluya las sumas que están fuera del básico”, ya que sobre el total “se paga la antigüedad y la diferencia de escalafón”, añadió.

Además, indicó que el pedido consiste no sólo en la “recategorización” de los docentes sino también en la “ampliación de la asignación familiar”, ya que el “tope” establecido por el Estado provincial deja “un porcentaje importante de familias excluidas de su derecho”.

El debate que apunta a la negociación “entre partes” estaba pautado para el viernes 2 de septiembre y se planeaba discutir la universalización de la Asignación Familiar, además de la estabilidad docente, haberes, regularidades y extensión de licencias de maternidad y paternidad, entre otros.

Sin embargo, fue suspendido por el duelo tras el fallecimiento de Candela Sol Rodríguez, la niña de 11 años secuestrada y asesinada en Hurlingham, y porque “los borradores de las comisiones técnicas no estaban terminados para poder ser presentados en el espacio de la paritaria”, argumentó a AUNO Marisa Barromeres, la titular de la sede Lanús del sindicato.

Esas instancias se dividen en tres partes: la primera se ocupa del salario, la segunda de la organización del trabajo y la tercera trata la salud laboral. “Cuando se cierran los acuerdos en estas comisiones, se plasman en las paritarias”, explicó Barromeres.

LA OPINIÓN EN ALMIRANTE BROWN
Acerca de la instancia de discusión entre los docentes y la provincia, la secretaria general de Suteba Almirante Brown, María Eugenia Riádigos, sostuvo a AUNO que al reclamo que será llevado a la mesa de paritarias le “faltan algunas cosas” ya que, por ejemplo, “se necesita mayor cantidad de edificios escolares, ampliación de los que hay y más personal”.

Otra de las demandas que sí serán presentados por la conducción del gremio docente apunta a la asignación familiar, que “sólo cobran los docentes con un sueldo menor a 4800 pesos”, algo que, sostuvo, es “injusto” porque “tiene que ser un derecho para todos los trabajadores, no solamente para un porcentaje”.

Asimismo, agregó que “se pide que los docentes trabajen con un solo cargo, que los chicos vayan seis horas a clase y que el material didáctico se renueve porque es obsoleto”.

EL APOYO LANUSENSE
La titular de la sede Lanús de la agrupación docente, Marisa Barromeres, respaldó el reclamo que se refiere a la asignación familiar ya que “depende cuánto uno cobre, será lo que reciba por cada hijo menor de 18 años. Cuando se pasa el tope, se cobra menos. El planteo es que todos deben cobrarla”.

Además, explicó que el salario básico de los docentes “tiene un piso de 1900 pesos: un maestro que recién ingresa a la docencia y no cuenta con antigüedad cobra ese sueldo mínimo y, aproximadamente, el 97 por ciento de ese haber está ‘en blanco’” y la parte restante “no cubre ni el impuesto a las ganancias, ni la obra social”.

Respecto del impuesto a las ganancias, Barromeres, señaló que la ley se debe modificar a nivel nacional, ya que “ningún trabajador cobra ganancias, por lo tanto a ninguno se le debe descontar el impuesto”.

Por último, consideró que el aspecto edilicio de las escuelas del distrito “dejan mucho que desear” porque “hay aulas clausuradas, además de haber filtraciones que tienen riesgo eléctrico”, sumado a que también hacen falta jardines de infantes en varios barrios para así poder “dar cobertura a todos los niños que necesitan ir”.

LA ADHESIÓN DE LOMAS DE ZAMORA
En lo que respecta a Lomas de Zamora, la secretaria general de la sede local de Suteba, Adriana Grandoli, también adhirió a los pedidos que serán llevados a las paritarias ya que son “cuestiones postergadas durante muchos años” y consideró que “lo ideal serían que todos los trabajadores cobren la asignación familiar”.

Acerca de este último aspecto, la dirigente gremial puntualizó que “si algún docente ejerce dos cargos, deja de percibir el ingreso por cada hijo menor de 18 años”, por lo que el planteo que se hará es por la “eliminación del tope” que regula esta asignación.

Por su parte, el secretario administrativo docente local y referente de Hacha y Tiza, una de las agrupaciones opositoras en el gremio, Rubén Ciuró, evitó criticar los planteos de Suteba, aunque replicó que “lo que se comenta y se pide en las escuelas es un aumento salarial, pero los reclamos de la conducción también son necesarios”.

MBE-MP-PT-AFD
AUNO-06-09-11

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>