Una orden de desalojo con “amenazas e irregularidades”

Los vecinos de un asentamiento denunciaron “instigaciones” de la Policía. Hubo una orden de desalojo, pero ellos afirman que no fueron notificados. Algunas tierras fueron compradas a una persona que luego las habría reclamado a la Justicia. Mientras, la medida judicial fue suspendida. Se espera la aceptación del pedido de expropiación.

Los vecinos del barrio Villa París, de Almirante Brown, denunciaron haber sido “amenazados” por policías para que desalojaran las seis manzanas que ocupan, aunque la orden judicial recaía sobre cuatro. Algunos afirmaron haber comprado sus terrenos a una mujer que, según las denuncias, inició la causa.

Pese a que el juzgado de Garantías 1 de Lomas de Zamora dictó el desalojo —que finalmente el último jueves fue suspendido hasta nuevo aviso—, las personas del barrio se enteraron de que debían abandonar sus viviendas recién cuando se acercaron a la Justicia para gestionar la titularidad de las tierras, entendida en el marco de la ley de expropiación. Además de la “falta de notificación”, fueron objeto de “instigaciones” de la Policía Bonaerense que los amenazó con “sacarlos por la fuerza” de sus casas, según denunció a AUNO Ignacio, uno de los vecinos que prefirió mantener la reserva de su apellido.

Según su relato, las “amenazas” comenzaron el último lunes 15, cuando unos hombres ingresaron en vehículos sin patente, recorrieron el lugar, tomaron fotos y advirtieron a los vecinos que esa misma noche iba a montarse el desalojo.

El miércoles 17, dos supuestos policías que se habrían identificado como integrantes de la comisaría cuarta de Glew, “uno viejo y otro más joven”, insistieron en que las familias tendrían que irse pero ya no de las cuatro manzanas en cuestión sino de todo el barrio, “sin importar lo que dijera el juez”, señaló Ignacio.

Cuando los vecinos se acercaron al juzgado para denunciar las amenazas, el magistrado Tomás Bravo “no quiso” recibirlos, contaron. Sí lograron dialogar con funcionarios de Derechos Humanos de la comuna, aunque “sólo tomaron conocimiento de lo que sucedía”.

Inicialmente, la orden de desalojo tenía fecha para el jueves 16 de septiembre último. Regía sobre cuatro manzanas cuya propietaria no había pagado sus impuestos durante 23 años.

Algunos vecinos de Villa París aseguraron haberle comprado el terreno donde viven, lo que consta en boletos de compra-venta que dicen tener en su poder, pero que luego de una determinada cantidad de cuotas dejó de cobrarles.

A partir del conflicto de la última semana, se conoció la posibilidad de que la propietaria hubiera revendido esas tierras a otras personas, de modo que ése sería uno de los motivos por el que se acercó a la Justicia para pedir su intervención en el desalojo, suponen.

En el predio, las otras dos manzanas que completan las seis del barrio pertenecen a una sociedad anónima que no se encarga de su cuidado desde hace 15 años, de modo que antes de la toma por parte de los vecinos en el espacio funcionaba un basural clandestino.

Son 120 las familias que viven en Villa París, en donde no hay agua potable ni un pozo con la profundidad necesaria para extraerla y abastecer a los vecinos. “No queremos que nos regalen las tierras, queremos comprarlas con nuestro sacrificio”, enfatizó Ignacio en referencia al pedido de expropiación que desde el 18 de septiembre último tomó estado parlamentario en la Legislatura bonaerense, según consta en el expediente D2323/0809.

MNL-AFD
AUNO-26-09-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>