Una derrota con sabor a despedida

“El Gasolero” cayó (2-0) ante Nueva Chicago en Mataderos, y complicó sus chances de entrar al Reducido, certamen que otorga un ascenso a la Primera B Nacional. A falta de sólo tres fechas para el final del torneo, el elenco que conduce José María Bianco se encuentra a cinco puntos de Villa San Carlos, hoy por hoy, último en clasificar al octogonal.

Lomas de Zamora, mayo 1, (AUNO).- Temperley perdió (2-0) ante Nueva Chicago como visitante por la 38° fecha de la Primera B Metropolitana, y prácticamente quedo fuera de la lucha por ingresar al reducido, a pesar de que aún dispone chances matemáticas de acceder a la posibilidad de luchar por un ascenso.

El torneo entró en la parte final. El camino se hace más angosto y el margen de error es cada vez más chico. Cada equivocación se paga cara y es decisiva. Y “El Cele”, que partió a Mataderos con la premisa de, por lo menos, rescatar un punto, pecó en los momentos claves y perdió más que un partido: virtualmente quedó fuera del octogonal final, a pesar de que las chances matemáticas todavía marcan lo contrario.

El destino siempre da segundas oportunidades. Y si de deportes se habla, de fútbol se trata. Es que Temperley renació tras la victoria del fin de semana pasado ante Colegiales en el Beranger, pero volvió perecer en su visita a cancha de “El Torito”.

El equipo que comanda José María Bianco realizó un buen primer tiempo, en el que contuvo defensivamente a Chicago, y hasta incluso dispuso de las situaciones de gol más claras. Sin embargo, perdonó, y en el complemento, el local se lo hizo pagar con dos goles del delantero Leonardo Carboni, que hirieron de gravedad el sueño celeste de ingresar al Reducido.

Es que si bien Villa San Carlos, último clasificado al octogonal hasta el momento, si bien cayó (2-1) ante Flandria como visitante, sigue con cinco puntos de ventaja sobre “El Gasolero”, cuando restan apenas nueve unidades en juego.

Sin embargo, hay dos aristas que complican las aspiraciones del equipo del Sur del GBA: primero, por delante se encuentra Almagro, quien está sólo dos unidades de “El Villero” de Berisso; y segundo, Villa San Carlos tiene un partido menos, y que en caso de ganar, le sacaría a Temperley una distancia de ocho puntos, a falta de nada más que tres encuentros.

En ese sentido, sólo un milagro podrá meter a “El Cele” al Reducido. El conjunto de José Ingenieros, con quien el equipo de Bianco deberá enfrentar dentro de dos semanas, deberá perder puntos en los tres encuentros que le queda, mientras que Villa San Carlos tendrá que hacer lo mismo en sus últimos cuatro cotejos.

En la próxima fecha, “El Gasolero” recibirá en día y horario a confirmar a Tristán Suárez; Almagro, que justamente viene de caer ante “El Lechero”, tendrá fecha libre, mientras que Villa San Carlos jugará de local ante San Telmo, que viene de bajar al líder Sarmiento.

Con ese marco, el conjunto dirigido por Bianco, que ya no depende de sí mismo, deberá, primero hacer todo lo posible por quedarse con los tres puntos en el Alfredo Beranger, para luego esperar que sus rivales directos en la lucha por ingresar al reducido cedan puntos en sus respectivos encuentros.

AUNO-01-05-12
MEJ-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>