Solo un tercio de los adolescentes tiene hábito de desayunar

El Centro de Estudios en Nutrición y Desarrollo Infantil (CEREN), realizó encuestas a trescientos alumnos de escuelas medias bonaerenses e indico que solo el 28 por ciento de los chicos que concurren a la escuela cumplen con las cuatro comidas diarias.

Lomas de Zamora, ago 13 (AUNO) – Tan solo uno de cada tres adolescentes bonaerenses tiene el hábito de desayunar, comportamiento adjudicado a la falta de tiempo y una mala educación alimenticia.

Así lo indica un informe elaborado por el Centro de Estudios en Nutrición y Desarrollo Infantil (CEREN), que llevó a cabo una encuesta entre chicos de 300 escuelas medias de la provincia de Buenos Aires.

La encuesta reveló que sólo el 28% de los estudiantes de las escuelas medias de la provincia de Buenos Aires cumple con las cuatro comidas diarias y apenas el 36% toma su desayuno.

El informe señala que sólo una cuarta parte de los jóvenes consume diariamente los alimentos “ideales”: hidratos de carbono, lácteos, frutas y verdura, carnes y huevo, aceites; mientras que los alimentos desaconsejados, particularmente golosinas y gaseosas azucaradas se presentan con alta frecuencia de consumo semanal con un 73% y 62% respectivamente.

La integrante de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CIC) y de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de La Plata, Susana Ortale explicó que “la alimentación es muy importante para los aprendizajes
escolares porque el cerebro funciona en base a glucosa
exclusivamente, y la falta de aporte alimentario y nutricional para un adecuado funcionamiento del cerebro repercute sobre el rendimiento”.

El estudio indica que la cena constituye “la comida con mayor presencia dentro del conjunto”, mientras que la merienda tiene una presencia del 55% de los adolescentes en donde los varones se ubican siete puntos más que las mujeres y el almuerzo un 81%.

Excepto en la merienda las mujeres presentan mayores porcentajes de no realización de las comidas principales, la falta de costumbre o tiempo representan las razones fundamentales.

Ortale, sostuvo que los jóvenes transitan una etapa
significativa en su crecimiento y en el afianzamiento de hábitos,“entre ellos los relacionados con la alimentación y la actividad física, por lo que es importante contar con información provista por ellos sobre dichos aspectos a fin de orientar programas que contribuyan a mejorar la calidad de vida actual y futura.”

“Asociado a esto, se observa la tendencia de las actividades sedentarias que contrastan con los beneficios de la actividad física regular. Así, pautas de alimentación y actividad física inadecuados favorecen la tendencia creciente al sobrepeso y obesidad”, dijo la especialista.

La investigación contó con la colaboración de profesionales del Instituto de Investigaciones en Humanidades y Ciencias Sociales de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP-CONICET)y de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la UNLP.

AUNO 13.8.2013
ALE CGL
aauno@yahoo.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>