Un pingüino en el sur

El principal candidato a diputado del oficialismo visitó Lanús y dio dos discursos: uno formal, frente a empresarios, y otro “de campaña” para militantes, organizaciones sociales y vecinos. El intendente de ese distrito sentención: “Lo que los medios llaman ‘candidaturas testimoniales’ yo lo llamo lealtad”. Más temprano estuvo en Lomas de Zamora, junto a ministros y legisladores.

El ex presidente y candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires Néstor Carlos Kirchner encabezó hoy, en el marco de la campaña electoral por las bancas legislativas, un acto en “la amada tierra de Lanús, donde lancé mi candidatura a presidente de la Nación”, según sus palabras.

Durante una recorrida que comenzó en el Centro Comercial e Industrial de Lanús y terminó en el Microestadio del club de esa localidad, lo acompañaron entre otros el intendente de Lanús y también candidato en las elecciones del 28 de junio, Darío Díaz Pérez, quien dio comienzo a ambos actos expuso a la enorme audiencia que “lo que los medios califican de candidaturas testimoniales”, él lo llama “lealtad”.

También participaron de la visita al distrito el gobernador bonaerense y candidato a diputado nacional Daniel Scioli, y el ministro de Interior, Florencio Randazzo.

“Yo amo a Lanús” fue la consigna que el ex presidente empleó varias veces para generar aplausos en el público multitudinario que agitaba estandartes y bombos en ese recinto del club Lanús.

“Néstor, vos sos un compañerazo”, gritó una mujer que se perdía entre las cabezas de la multitud y las numerosas banderas partidarias reunidas en el local ubicado en pleno centro lanusense, que recuerda a aquella “Plaza del amor y los sueños”, que hace referencia a una definición de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner durante su defensa a la movilidad de las retenciones durante el conflicto con las corporaciones agropecuarias.

En la calle un grupo de Floggers planea la foto ideal con el ex presidente, mientras otro de skaters grita “ahí viene, llegó papá”. Alrededor, militantes, jubilados, gremialistas, empleados municipales, miembros de espacios de la juventud del peronismo y curiosos. “Adhiero con su punto de vista político” y por eso “vengo a brindar mi apoyo”, dejó en claro Daniel, un vecino de 40 años de Lanús.

Néstor Kirchner, protagonista y último orador en ambos actos, se refirió primero al recorrido de la gestión K y al avance de Gobierno y el país desde la crisis del 2001 haciendo fuerte hincapié en la recuperación de la economía, pero también al referirse al resarcicimiento con la problemática de los derechos humanos, que hasta su gestión había quedado relegado por leyes de impunidad parra los represores de la última dictadura.

“El poder no cambia a las personas, sino que las muestra”, dijo Kirchner frente a un público que llenaba el Centro Comercial Industrial de Lanús, donde también expresó su orgullo por poder seguir usando “mocasines” y que la Presidenta siga arreglándose como antes, a pesar de la opinión que esto genere en medios de comunicación.

El primer discurso en ese recinto fue bastante formal en el sentido político y económico, remarcó la recuperación de 2001 a esta parte. El segundo tuvo más que ver con las consignas: “Creemos fundamentalmente en el amor y en la consolidación de los sueños”.

La mayoría de los vecinos que, por iniciativa propia, se acercaron al acto coincidieron en haberse hecho presentes para “interiorizarse en el tema” de las elecciones legislativas; por ejemplo Graciela, una lanusense de 40 años que participó del acto “junto a un grupo de amigas” porque quiso “darle importancia” a su voto.

No obstante, las voces de los vecinos fueron bastante contrapuestas, como demuestran los dichos de Elsa, una jubilada de 63 años: “Para mí son los mejores presidentes que hubo en este país, estoy de acuerdo con las testimoniales y eso que no soy peronista”; y Griselda, de 50, quien confesó estar “decidida a quién votar, que no va a ser el Frente para la Victoria”.

Durante la mañana, Kirchner había recorrido en Lomas de Zamora la pileta climatizada del Instituto Municipal del Deporte (Imdep) junto al titular del Comfer, Grabriel Mariotto; el intendente Jorge Rossi, los ministros Florencio Randazzo (Interior) y Alicia Kirchner (Desarrollo Social) y frente a medio centenar de niños que, de tanta emoción, estuvieron a punto de arrojarlo al agua.

También visitó un jardín, una unidad básica y algunas obras de bacheo y pavimentación en el barrio El Faro, donde terminó su visita lomense con el saludo a los familiares de los 16 militantes desaparecidos durante la última dictadura que vivían en ese barrio.

“El trabajo y la inversión se han traducido en obras”, consideró el ex presidente antes de destacar que hay que “escuchar siempre a la gente para conocer qué se hizo, qué hace falta e intercambiar ideas”, como una recomendación a Rossi.

RM-LP-AFD
AUNO-27-05-09
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>