Temperley, una maqueta del país de los 70

¿Por qué la Triple A fusiló a nueve militantes en Temperley?, ¿por qué ocurrió la “Masacre de Pasco”? Con una dinámica política distinta contundente y por demás participativa, la militancia en esa localidad de Lomas de Zamora fue una maqueta de lo que ocurría en todo el país durante la década de 1970. Fueron varios […]

¿Por qué la Triple A fusiló a nueve militantes en Temperley?, ¿por qué ocurrió la “Masacre de Pasco”? Con una dinámica política distinta contundente y por demás participativa, la militancia en esa localidad de Lomas de Zamora fue una maqueta de lo que ocurría en todo el país durante la década de 1970. Fueron varios los factores no casuales los que dieron fuerza a la política en esa localidad lomense.

Alguno de esos factores son fueron el alto grado de politización de los barrios y sus vecinos y militantes, que consideraban que “el cambio estaba a la vuelta de la esquina y era posible alcanzarlo”, según explicó a AUNO Patricia Rodríguez, la autora del libro Las ideas no se matan, que recopila las historias de los secuestrados y desaparecidos en Temperley durante la última dictadura cívico militar.

Sin una estructura vertical definida y con una activa participación desde sus bases, la Juventud Peronista (JP) tenía en el distrito tres concejales que oficiaron de referentes de zonas: César Dolinsky, Hugo Sandoval y Hector Lencina, éste asesinado en la “Masacre de Pasco”.

Rodríguez resaltó que las actividades dentro de la organización “eran muy discutidas y debatidas” por todos los militantes y que su fuerza se basaba en “un interés común” que se distanciaba de la búsqueda por el poder político y económico.

Además, consideró que como parte de la generación de 1970 los militantes de Temperley, como los de todo el país, “lucharon por imponer ciertos valores de libertad que permitieron romper con el sistema dominate”.

Lencina, como cada uno de los miembros de la JP, “asumió una responsabilidad social y político y trabajaba desde los barrios”, aseguró la escritora, y para realizar esas actividades debió esquivar permanentemente el acecho de la Triple A que buscaba “aniquilar el compromiso”.

Es importante destacar que, aunque la JP ya estaba constituida en 1971, el responsable de la columna sur de la JP, Daniel Gómez, fue quien llegó para darle forma a los ideales y proyectos, tanto en Temperley como en toda la zona. Según comentó Rodríguez, Gómez fue “el ideólogo de la JP” en esta localidad, el que introdujo nuevas y fuertes iniciativas “no impuestas sino consensuadas” por todos los miembros.

Volver a la nota principal

RCI-AFD
AUNO-20-03-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>