Se encadenó en Tribunales para exigir justicia

La madre de un adolescente asesinado a la salida de un boliche realizó la protesta en la sede de Larroque y Camino Negro para rechazar la liberación de uno de los presuntos autores del crimen de su hijo.

Belén Escobar

Lomas de Zamora, septiembre 9 (AUNO).- La sala III de la Cámara de Apelaciones de Lomas de Zamora confirmó la liberación de uno de los detenidos por un doble homicidio en la puerta de un boliche en la localidad de Ingeniero Budge, de Lomas de Zamora, y tras esa decisión, la madre de una de las víctimas se encadenó en Tribunales para exigir “que el caso no quede impune”.

Según contó la familia de Ezequiel Galarza, quien murió de un disparo en la cabeza, él y Johanna García fueron asesinados a la salida de la bailanta Petrus por una banda que disparó a otra desde un auto en el que iban cinco personas.

“Si me tengo que volver a encadenar lo voy a hacer porque ya no tengo fe en la Justicia”, advirtió a AUNO Vilma Corcilli, madre del muchacho asesinado.

Por el tiroteo ocurrido el 1 de abril pasado, además de los dos muertos hubo un chico herido que, cuando declaró ante la Justicia, confesó tener problemas con los que iban en el auto del que salieron los disparos.

Corcilli subrayó que “quien fue herido en el brazo la sacó barata porque Ezequiel y Johanna recibieron los disparos que iban a ser para él”.

La familia de Galarza también sostiene que hay “incongruencias” en la investigación ya que, según explicó a esta agencia, en una primera instancia “los policías dijeron que el arma (homicida) fue encontrada, pero luego lo desmintieron”.

De los cinco acusados, la Justicia liberó a cuatro: por un lado, al conductor del auto, que fue excarcelado la semana pasada, y por otro, a los tres restantes, luego de dos meses de prisión, por ser menores de edad y permanecer en “estado de ebriedad” aquella madrugada. El que disparó es el único que quedó detenido, que a su vez fue delatado por sus propios compañeros.

“Ezequiel hacía ‘changas’ de pintura con el hermano y jugaba a la pelota, no andaba en la calle. Tanto él como la otra chica, con la que no se conocía, quedaron en el medio de una pelea en la que no tenían nada que ver”, aseveró Corcilli.

Asimismo, contó que a pesar de que los jueces prometieron “revisar” la causa, ella está convencida de que “no se va a hacer justicia”.

“Hay muchos testigos que por miedo no quieren declarar. A mí ya me amenazaron. Lo único que espero es que esto no quede impune como tantos casos en Lomas de Zamora”, señaló la madre de Ezequiel.

MBE-AFD
AUNO-09-09-13

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>