Tiroteo y heridos en la cancha de Banfield

La sangrienta interna entre las dos facciones de la barra sumó un nuevo episodio tras el partido contra Brown. Una vez finalizado el encuentro, dos hombres armados que responderían al sector de Villa Benquez ingresaron a la tribuna y abrieron fuego contra el grupo de Villa Niza. Provocaron siete heridos, ninguno de gravedad. Cinco ya fueron dados de alta y otros dos permanecían internados en el Hospital Gandulfo.

Pablo Ribera

Lomas de Zamora, abril 6 (AUNO).- Siete heridos de bala –todos fuera de peligro- fue el saldo que dejó una sangrienta interna entre barrabravas de Banfield, al término del partido que el equipo de Matías Almeyda le ganó por 2 a 1 a Brown de Adrogué, en la tarde noche del domingo.

“Ingresaron siete pacientes con heridas de arma de fuego, de los cuales cuatro ya han sido dados de alta y otro más se irá en las próximas horas”, confirmó a AUNO Fernando Guerrero, director de Guardia del Hospital Gandulfo, hacia donde fueron trasladados todos los heridos.

“Ninguno requirió tratamiento quirúrgico y se evaluará en el transcurso de la noche si los dos pacientes restantes van a necesitarlo. Por el momento, quedarán en observación, al menos hasta mañana”, precisó Guerrero, que también apuntó que ninguno de los heridos “supera los 25 años”.

El enfrentamiento se produjo unos 20 minutos después de terminado el encuentro, válido por la 32° fecha de la Primera B Nacional, cuando dos barrabravas armados ingresaron, a los tiros, a la tribuna popular local, Valentín Suárez, que para esa altura ya estaba prácticamente desconcentrada.

Si bien se deslizó que los agresores pertenecían a la barrabrava del conjunto visitante, todo parece indicar que el incidente significa un nuevo episodio en la cruda interna que protagonizan la barra que actualmente comanda la tribuna albiverde, “Villa Niza”, liderada por Miguel Angel Tuñinali, y la facción disidente, de “Villa Benquez”, que aparentemente intentó recuperar el poder, a los tiros.

Testigos que presenciaron el incidente ingresaron al hall del club, e incluso a la zona de conferencia de prensa a reclamar asistencia para los heridos, mientras el entrenador del Taladro, Matías Almeyda, se encontraba dialogando con periodistas.

Por los incidentes, protagonizados dentro del estadio, el Florencio Sola corre riesgo de ser clausurado por los organismos de Seguridad de cara a las próximas fechas en las que el ‘Taladro’ juegue de local.

Por su parte, la delegación visitante puso el grito en el cielo ante la ausencia de policías en el sector de su vestuario. “Es una vergüenza. Acá no hay ni un policía. Podría haber pasado cualquier cosa”, se quejó Pablo Vico, entrenador del conjunto de Adrogué.

Minutos antes, Banfield había recuperado la punta del certamen de la B Nacional tras vencer, con goles de Nicolás Domingo y Santiago Salcedo, de penal. Jeremías Caggiano había abierto el marcador para los visitantes, que no pudieron sostener la victoria parcial y, de esa forma, dejaron atrás un invicto de ocho partidos en el torneo.

AUNO 06-04-14
PMR-MFV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>