Saccomano: “El problema son los editores”

Durante una charla en la UNLZ, el periodista y escritor criticó la industria literaria y periodística. Cuestionó a los trabajadores de los medios de comunicación masiva y remarcó que las editoriales “no tienen conciencia” de las producciones que podrían convertirse en mojones de la literatura nacional.

“Se publica mucho más de lo que se imagina. Es bueno porque la literatura es un motor de cambio”, afirmó el periodista y escritor Guillermo Saccomano a la hora de evaluar la actualidad de las publicaciones de literatura en la Argentina. Durante una charla en el espacio “Café Cultura Nación” abierto en la Facultad de Sociales de la Universidad de Lomas de Zamora (UNLZ), el autor de “Bajo Bandera” evaluó que “el gran problema en la sociedad capitalista son los editores, los productores, los que arman el artefacto”.

“Si a una editorial se presentara hoy Julio Cortázar con ‘Bestiario’, no se lo editarían porque no tienen conciencia (de la dimensión de ese trabajo). Por lo tanto es muy difícil para un pibe que recién empieza publicar algo, ya que si no tiene antecedentes sólo le quedan las editoriales chicas que no tienen distribución”, consideró.

Saccomano nació en el barrio porteño de Mataderos y está radicado desde hace 20 años en el balneario bonaerense de Villa Gesell. Fue publicista y actualmente es colaborador en el suplemento cultural “Radar” del diario Página/12, en el que publica con diferente frecuencia.

Así y todo, tiene en claro que los medios de comunicación “son negocios dentro del sistema capitalista que fragotean todo el tiempo. Nadie le cree a Santo Biasatti o a Nelson Castro; ellos están en el lugar que antes estaban Bernardo Neustadt y Mariano Grondona”.

Saccomano trabajó varios años en las revistas “Humor” y “Superhumor”. Con esa experiencia se refirió a la actualidad de la historieta en la Argentina y definió que “es un género de comunicación masiva que ha perdido vigencia, hoy se vende en las librerías, encuadernadas en libros finos; perdió la popularidad para convertirse en un producto de colección que solamente lo pueden disfrutar aquellos que tienen la plata para comprárselo”.

“Estamos en una sociedad capitalista y si no es negocio, ningún editor va a publicar una revista de historietas”, sostuvo, al tiempo que arriesgó uno de los motivos por los cuales las historietas argentinas “perdieron lugar” en el mercado es que “nuestros héroes perdían, se movían en grupo, fallaban. El héroe era colectivo. Esto se pierde con el capitalismo salvaje ya que viene el individualismo: el exitismo, la falta de solidaridad”.

  • Trabajo de la cátedra de Periodismo Gráfico II

SR-LS-AFD
AUNO-02-05-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>