Radrizzani dejará Lomas a fin de marzo

El 29 del mes próximo será la fecha en que el obispo se hará cargo formalmente de la arquidiócesis de Mercedes-Luján. Había sido nombrado en ese cargo por el papa Benedicto XVI, en diciembre de 2007. Sin embargo, aún no se precisó quién será su sucesor en la iglesia lomense, luego de seis años de una gestión en la que los laicos tuvieron mayor participación.

El obispo Agustín Radrizzani, que aún tiene a cargo la administración de la diócesis de Lomas de Zamora, asumirá como titular de la arquidiócesis de Mercedes-Luján el 29 de marzo, luego de que en diciembre último fuera promovido en ese cargo por el papa Benedicto XVI, según lo informó la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA).

La precisión de la partida de quien fuera obispo lomense desde el 24 de abril de 2001 fue anunciada por su antecesor de Mercedes-Luján, Rubén Héctor Di Monte, a través de lo que éste anticipó como su “anteúltima carta pastoral” y en la que dejó en claro que: “Dios mediante, el próximo 29 de marzo asumirá el gobierno pastoral el arzobispo electo, monseñor Agustín Radrizzani”.

A pesar de esta precisión, nada se sabe aún sobre quién será el nuevo prelado que tendrá a cargo la diócesis lomense, uno de los territorios religiosos más grandes del conurbano que tiene bajo su guarda a –-por lo menos— 1.400.000 personas de los partidos de Lomas de Zamora, Almirante Brown, Esteban Echeverría, Presidente Perón, San Vicente y Ezeiza.

El 27 de diciembre del año pasado, el papa Benedicto XVI, con anuencia de la cúpula de la Iglesia argentina, decidió promover a Radrizzani a uno de los arzobispados más visibles e influyentes del país, decisión cuya lectura política fue vista como una señal de acercamiento entre el clero nacional y el Gobierno de Cristina Fernández, luego de la tensa relación que mantuvieran los obispos durante los cuatro años de Néstor Kirchner.

Este giro se evidencia aún más por ser Radrizzani uno de los religiosos del ala más progresista y “dialoguista” de la Iglesia, además de ocupar la Vicepresidencia segunda de la Conferencia Episcopal Argentina, presidida por el cardenal Jorge Bergoglio, y ser el sucesor de Jaime de Nevares, el fallecido obispo neuquino reconocido por su trabajo junto a organizaciones de derechos humanos.

Por cuestiones de la burocracia eclesial, el ahora ex obispo lomense aún tiene a su cargo la administración de la iglesia local y, de hecho, está finalizando una serie de visitas y reuniones por las distintas localidades de la diócesis.

Una de las características de su administración fue la de crear un consejo de párrocos que guió cada una de sus decisiones, y una mayor participación de los laicos en la estructura catequística, algo que claramente lo diferenció de la ortodoxia y el verticalismo con quien fuera su antecesor y estuviera a su cargo la diócesis lomense durante 29 años, Desiderio Collino.

AFD
AUNO-08-02-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>