Prisión perpetua para el autor de un femicidio

La Justicia dictó ayer en los Tribunales de Lomas de Zamora la pena máxima condena a un hombre que quemó a su mujer, en Valentín Alsina, Lanús. Había sido denunciado por violencia familiar y tenía la “exclusión del hogar” que no cumplió. Por las características del caso se trata de un femicidio.

Lomas de Zamora, septiembre 19 (AUNO).- La Justicia dictó prisión perpetua a un hombre que fue considerado “autor penalmente responsable” del “homicidio agravado por el vínculo” contra su mujer, en Valentín Alsina, Lanús. La sentencia, respondió al pedido de la Fiscalía Nº7 de los Tribunales de Lomas de Zamora, se dio por finalizado el juicio oral y público, y se espera que el acusado apele la decisión del tribunal.

El cadáver de Lidia Valiente había sido hallado el 6 de mayo de 2010 quemado y tapado con escombros en un basural a pocos metros de la vivienda de la familia, en el barrio “Pampa” de Valentín Alsina. Los cuatro hijos del matrimonio responsabilizaron al padre, Néstor Fabián Benítez, por el homicidio. El hombre había sido denunciado por violencia familiar en una Comisaría de la Mujer y tenía una orden judicial de “exclusión del hogar” que no cumplió.

Las pericias realizadas al cuerpo de la víctima indicaron que la mujer había recibido golpes de puño en la cara y el cuerpo, había sido ahorcada y luego, aun con signos vitales, quemada. Los vecinos de la familia, alguno de los cuales declararon en el juicio, aseguraron haber visto a Benítez con una pala y una carretilla tirando escombros en ese lugar.

La abogada que llevó adelante la defensa, Marcela Dimundo, consideró como agravantes del caso que la mujer fue atacada en el domicilio de la familia, en la habitación del matrimonio, a pocos metros de la de los hijos; que ella ya había denunciado a Benítez en una Comisaría de la Mujer, de San Martín, por violencia familiar; que había sufrido, durante años, violencia física, sexual y psicológica por parte de su marido; y que los hijos también sufrieron daños psicológicos por los maltratos de su padre.

Durante los alegatos del juicio, Dimunto argumentó que exigía a la Justicia la pena de prisión perpetua porque consideraba que se había violando la ley 26.485 de Protección Integral contra la Violencia hacia las Mujeres y la ley provincial 12.569 de Violencia familiar.

Además manifestó que, dentro del marco legal, hay distintos organismos a nivel internacional que defienden los derechos de las mujeres. En ese sentido, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) declara que ante una situación de violencia hacia una mujer, las autoridades son las que deben llevar adelante el caso con el fin de defender la integridad de la víctima.

Por otra parte, los resultados de un examen psicológico y psiquiátrico que se le realizó al imputado revelaron que el hombre presentaba una personalidad individualista, egocentrista, agresiva, controladora y con fallas en el control de los impulsos.

Cuando denunció en la Comisaría de la Mujer “Lidia hizo un pedido de auxilio”, manifestó la abogada querellante quien consideró que la mujer “estaba desprotegida y en un situación de vulnerabilidad que ponía en peligro a ella y a sus hijos”.

MLC-AFD
19-09-11

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>