Murió Ricardo Piglia

El escritor argentino nacido en Adrogué falleció esta tarde a los 75 años. Padecía esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad degenerativa de tipo neuromuscular.

Horacio Raúl Campos

Lomas de Zamora, enero 6 (AUNO) – El escritor Ricardo Piglia murió esta tarde a los 75 años, a raíz del desmejoramiento ocasionado de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que padecía desde hacía dos años.

Ricardo Emilio Piglia Renzi escribió las novelas Respiración artificial (1980), La ciudad ausente (1992), Plata quemada (1997), Blanco nocturno (2010) y El camino de Ida (2013).

Los cuentos Jaulario (1967) y Nombre falso; las novelas cortas Prisión perpetua y Encuentro en Saint-Nazaire (1988) y los ensayos Crítica y ficción (1986), Formas breves (1999), El último lector (2005), Teoría del complot (2007), La forma inicial (2015) y Las tres vanguardias (2016).

Publicó también los dos primeros volúmenes de Los diarios de Emilio Renzi (textos que escribió desde los 16 años) y que son los siguientes: Los años de formación, Los años felices y un tercero Un día en la vida, que planeaba publicar este año. ‘Emilio Renzi’, el famoso personaje de Piglia, cruza toda su obra literaria

El escritor nació en Adrogué, el 24 de noviembre de 1944, y después del golpe de 1955 contra el presidente Juan Domingo Perón la familia se trasladó a Mar del Plata con el propósito de esquivar la persecución de la dictadura de Aramburu y Rojas.

La ciudad que besa el mar fue el espacio que le dio a Piglia la posibilidad de empezar a escribir y de conocer a los norteamericanos Fitzgerald, Faulkner y Hemingway, entre otros, a quienes después examina y critica en Crítica y ficción.

El que abre es Arlt

El cuento ‘El fin del viaje’, incluido en el volumen Nombre falso, es sin dudas uno de los mejores relatos de la literatura hispanoamericana, como es también la novela Respiración artificial y Prisión perpetua. En esa última escritura el tema básico es el golpe del 55, el derrocamiento del peronismo y la genealogía de la oligarquía nativa.

Entre los tantos escritores nativos y de más allá sobre lo que dijo algo, se encuentra Borges. En Respiración artificial, dice: “(…) Borges deber ser leído, si se quiere entender de qué se trata, en el interior del sistema de la literatura argentina del siglo XIX, cuyas líneas fundamentales, con sus conflictos, dilemas y contradicciones, él viene a cerrar, a clausurar. De modo que Borges es anacrónico, pone fin, mira hacia el siglo XIX. El que abre, el que inaugura, es Roberto Arlt. Arlt empieza de nuevo: es el único escritor verdaderamente moderno que produjo la literatura argentina del siglo XX (…)”. (130)

Esa postura sobre Borges y Arlt, en un texto de ficción, el escritor después las ratificó en un reportaje que incluyó en el ensayo Crítica y ficción.

Premios

La obra del bonaerense mereció varios premios nacionales e internacionales. Entre otros tantos, la Mención Especial Premio Casa de las Américas, el Iberoamericano de Letras José Donoso, de la SADE y el Rómulo Gallegos.

En 1997, sin embargo, Piglia terminó enredado judicialmente a raíz del premio Planeta otorgado por esa editorial a propósito de la novela Plata quemada. La justicia entendió en 2005 que hubo “predisposición o predeterminación del premio a favor de la obra” de aquel escritor.

El perjudicado había sido el escritor Gustavo Nielsen que había presentado en el concurso la novela Amor enfermo, publicada en 2000 por la editorial Aguilar.

La Sala G de la Cámara Civil porteña había ordenado a la editorial, Piglia y al editor de Planeta pagar la suma de diez mil pesos cada uno al escritor perjudicado. El fallo de segunda instancia fue confirmado después, en 2005, por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

AUNO 06-01-17
HRC SAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>