Movilización y denuncias de agresiones

Vecinos y ambientalistas realizaron una marcha por el centro de la ciudad, que culminó frente a la Municipalidad. Durante la concentración, repudiaron la instalación de un basural en el predio de Santa Catalina. Al finalizar, denunciaron que un grupo de 20 personas los agredió. Hay tres heridos, uno de ellos es el impulsor de la protesta.

Vecinos de Lomas de Zamora y Esteban Echeverría organizaron una movilización frente a la Municipalidad con el pedido de la “no rezonificación” de la reserva Santa Catalina, tras la cual —según denunciaron— fueron agredidas tres personas, entre ellas uno de los coordinadores del movimiento que repudia la posible instalación de una planta de transferencia de residuos en el área reconocida por su biodiversidad.

Según Patricia Rodríguez, una militante de la Coalición Cívica (CC)lomense que fue agredida, los atacantes los “interceptaron” cuando la mayoría de la manifestación se había desconcentrado y preguntaron por el docente de la Facultad de Ciencias Agrarias de Lomas de Zamora Alberto De Magistris. Cuando De Magistris se identificó, “lo golpearon en el mentón y en el pómulo”, aunque resultó el menos lastimado, describió una fuente.

Según el testimonio de Rodríguez, los agresores la empujaron al piso, tomaron de los cabellos y arrastraron por el suelo hasta que logró zafarse. También fue agredido un joven de 25 años al que “tiraron al piso y golpearon entre cinco personas”, añadió.

El motivo del ataque no fue explicitado, pero las personas que fueron contra los integrantes de la agrupación “Naturaleza por el futuro” amenazaron a la mujer para que no realice más declaraciones a los medios de comunicación que, según entendió Rodríguez, se refieran a la reserva Santa Catalina porque es “el único tema” sobre el que opina públicamente.

“Tené cuidado con lo que decís en los medios. Vos sabés de qué te hablo”, fueron las palabras de los atacantes hacia la agredida, según consta en la denuncia que las tres personas radicaron en la comisaría primera de Lomas de Zamora.

El hecho ocurrió luego de que a fines de septiembre el Concejo Deliberante local declarara de “interés municipal” al espacio que contiene la laguna de Santa Catalina. Pese a esta decisión, la actitud de “ciertos sectores políticos parece ser muy distinta”, denunció Rodríguez, porque “la patota era la misma que estaba identificada con insignias a favor de (el intendente) Jorge Rossi cuando agredió verbalmente desde la bandeja (del cuerpo legislativo lomense) a De Magistris” durante su exposición frente los concejales sobre la necesidad de evitar la rezonificación.

El docente había hecho uso de la banca del vecino para denunciar el “ecocidio” que significaría cualquier intervención contra la fauna y la flora de la reserva que alberga a más de 700 especies vegetales, además de la diversidad de aves, anfibios e insectos.

Luego de las agresiones, el ingeniero habría recibido un llamado del presidente de los legisladores locales, Santiago Carasatorre, para solidarizarse, además de los ediles Rosendo Pedernera de la CC y Claudio Morell de Libres del Sur.

La agrupación “Vecinos del Centro Atómico de Ezeiza” se solidarizó con De Magistris porque entendió que el hecho no sólo es una manifestación contra la protección ambiental sino también contra “la democracia y los derechos humanos”.

MNL-AFD
AUNO-08-10-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>