Médicos bonaerenses denuncian que “la mayoría” de los trabajadores de la salud “tenía enfermedades de riesgo”

Los profesionales de la salud de la provincia de Buenos Aires reclaman al gobierno bonaerense la reapertura de paritarias, licencias a los trabajadores que pertenecen al grupo de riesgo y nombramiento de personal, luego de que se registraran más de 10 mil contagios de médicos y médicas bonaerenses.

Uno de los sectores más golpeados por la gravedad de la pandemia por el nuevo coronavirus es el de los propios profesionales de la salud. Hasta el momento ya son más de 60 los fallecidos y 10 mil los médicos infectados, desde que se registró el primer caso de esta enfermedad a principios de marzo.

Muchos trabajadores con patologías previas o mayores de 60 años debieron continuar con el ejercicio de sus actividades, ya que el gobierno declaró como esencial a los sectores vinculados a la salud. En ese sentido, el vicepresidente de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop), Fernando Corsiglia, aseveró a AUNO que “la inmensa mayoría de los fallecidos tenía enfermedades de riesgo y no tuvo la posibilidad de tomarse la licencia como sí lo ha tenido el resto del personal estatal”, pese a que esta problemática la hayan planteado “en cada una de las oportunidades a los funcionarios ministeriales”.

“Nosotros pedimos que aquellas personas que pertenecen al grupo de riesgo dejen de estar en la línea de asistencia y pasen a realizar otras tareas o a realizar teletrabajo y que no estén en situación de posibilidad alta contagiosidad”, afirmó Corsiglia. También sostuvo que las autoridades “lamentablemente han hecho oídos sordos” a los pedidos del gremio de resguardar a los trabajadores que son parte del grupo de riesgo.

REUNION DEL COMITÉ CENTRAL DE CRISIS – Jueves 27 de agostoSe llevó a cabo una nueva reunión del Comité de Crisis…

Gepostet von CICOP am Freitag, 28. August 2020

Esta semana los médicos bonaerenses volvieron a reunirse con una “reducida representación de funcionarios ministeriales” en un Comité de Crisis para exigirles el otorgamiento de licencias a grupos de riesgo, reapertura de paritarias e incorporación de personal.

Muchos trabajadores de la salud son trasladados a disponibilidad y urgencias a otros hospitales modulares, sumado a la problemática que surge de que los médicos contagiados deben aislarse en sus casas, junto a sus contactos estrechos, lo que provoca “más problemas en el funcionamiento de los servicios y la sobrecarga del resto de los trabajadores”, según informó Cicop en un comunicado.

Para el gremio que nuclea a los médicos bonaerenses se necesita la incorporación de dos mil profesionales más para lograr cubrir la demanda de personal en los hospitales y, de esta manera, poder enviar a sus casas a los médicos y médicas que pertenecen a los grupos de riesgo. En este sentido, en el gremio manifestaron los trabajadores que continúan su labor en los centros de salud se encuentran en estos momentos “sobreexigidos y agotados en extremo”.

En cuanto a la ocupación de camas, respiradores y módulos de terapia intensiva en los hospitales del conurbano, Corsiglia puntualizó que la situación “continúa siendo crítica”. Sin embargo, el gremialista destacó que a pesar de que existe saturación en los centros de salud, todavía “no hay colapso” del sistema.

“Hay que diferenciar entre el colapso y la saturación, porque el primero implica que empezás a rechazar pacientes porque no los podés atender en ningún lado y esto no sucedió”, aclaró el médico, que también advirtió que el nivel de saturación está “muy en el borde”, pero que están “trabajando muy fuertemente” para que el colapso no se produzca.

Traslados de pacientes en el Hospital Evita de Lanús

Luego de que el Hospital Evita de Lanús tuviera que derivar pacientes a otros hospitales, el vicepresidente de la Cicop explicó que eso ocurrió porque el centro de salud “superó el centenar de pacientes” y muchos de los contagiados pertenecen a “personal específico de terapia intensiva y de los sectores especializados para la atención de Covid” y, por tal motivo, no había “médicos para atender a los pacientes, aun a aquellos de los que estaban internados”.

“Hay una discusión que solemos tener con los funcionarios ministeriales con respecto al porcentaje de ocupación, porque depende de la consideración de las camas disponibles, porque nosotros decimos que las camas disponibles son las propias camas, sus elementos y, por último, el personal, que es lo que en muchos casos venía faltando”, describió.

Para Corsiglia “es cierto que los números de contagios están mesetados”, pero todavía no ve “la perspectiva levemente favorable” que mencionaron el ministro de Salud bonaerense y el de la ciudad de Buenos Aires hace unos días, con respecto a la desaceleración de la curva de contagios.

En ese sentido, consideró que si el número de contagios diarios se mantiene en el número actual, el sistema de salud estará “en condiciones de no colapsar”.

Reclamo por las paritarias

A pesar de que el gobierno bonaerense le había prometido a los médicos que las paritarias se iban a abrir en junio, luego de la última actualización del 20 por ciento en abril, todavía no convocó a los profesionales de la salud. Además, hace unos días la ministra de Trabajo provincial, Mara Ruiz Malec, anunció que no habrá paritarias debido a la situación económica que atraviesa la provincia de Buenos Aires. 

Los profesionales de la salud expresaron que no deben ser los trabajadores los que deben “para las consecuencias de esta realidad, ni el ajuste que se propone como solución”, informó el comunicado de la Cicop.

El reclamo consta de un incremento salarial de 23.800 pesos, que elevaría el salario para los profesionales recién ingresados a un total de 70.600 pesos, monto que el gremio calcula según la canasta básica determinada por el INDEC y ATE. Asimismo, Corsiglia consideró que las cifras salariales que tienen hoy los médicos están “notablemente distantes” al monto que exigen para las próximas paritarias.

“Buscamos consensuadamente una alternativa salarial para generar mejores condiciones para conseguir personal y para atender la pandemia en el tiempo que quede”, afirmó.

Por último, desde la Cicop denuncian que varios trabajadores de hospitales del conurbano y el interior de la provincia “no han sido incluidos en el cobro” del bono incentivo de 20 mil pesos que otorgó el gobierno nacional a los municipios.

“Expresamos nuestro rechazo a la discriminación ejecutada sobre aquellos profesionales que cumplen un rol fundamental en la atención de la pandemia en los territorios”, manifestaron desde el gremio de profesionales de la salud.

AUNO-30-8-20
ADR-SAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>