Marcharon en Monte Grande por la muerte de un joven atropellado

Falleció hace un mes. Tenía 20 años y su mujer está embarazada. El conductor que lo atropelló huyó acompañado de otras cuatro personas que iban en el auto. La familia denuncia que la Policía local no investiga y que tampoco hizo los peritajes básicos. Se movilizaron hasta la Municipalidad.

Familiares, amigos y vecinos de un joven de 20 años que murió atropellado por un auto hace un mes marcharon desde el barrio “de la Cocacola” hasta en la comisaría de Monte Grande, ubicada frente a la plaza, para pedir “justicia” y exigir respuestas a la Policía Bonaerense que “no está haciendo nada” para resolver el caso, según dijo la mamá del joven fallecido.

Al igual que Diego Peralta, Elias Gal y muchos otros chicos de Esteban Echeverría, Federico Herrera Rodríguez, fue víctima de la inseguridad y de la “negligencia” policial cuando, el 28 de febrero pasado, un Duna blanco que había sido robado en Lanús dos días antes, lo atropelló en la esquina de Arana y Rodríguez, y luego se dio a la fuga.

Federico, que iba a ser papá en julio, fue atropellado un miércoles a las 00:45 por un auto “que venía a toda velocidad”, aparentemente ocupado “por cuatro hombres”, que “huyó” tras dejar el cuerpo del joven en la calle, que luego fue llevado al hospital Santamarina por dos chicos que luego declararían como testigos, según relató Carmen Rodríguez, la mamá.

En dialogo con AUNO, la mujer dejó en claro su descontento con la investigación que realiza la Policía Bonaerense del distrito y que, según declaró, se encuentra “parada” y aún “no se realizaron los peritajes necesarios”.

También añadió que “cuando fui a la Policía me dijeron que, como el auto era robado, el asesino no se conoce y al no haber testigos no tienen nada”, aunque “están las declaraciones de dos chicos que salieron como testigo que pueden describir y reconocer la cara del que atropelló a Federico”.

“Los policías me pidieron en diferentes oportunidades las fotocopias que tengo de las declaraciones de los testigos”, comentó Rodríguez e informó que el caso de su hijo pasó a un juzgado de Lomas de Zamora, según le fue dicho por algunas autoridades policiales de Monte Grande.

Carmen adujo que, “al parecer, por acá pasó un camión y tapó todo de arena”, en referencia al desempeño de la Policía de Monte Grande, lo que la llevó a acudir al jefe distrital de Esteban Echeverría, Edgardo García, que se había hecho cargo de la investigación por el crimen de Diego Peralta.

A pesar de las críticas a la Policía, la mamá de Federico aclaró que aún no presentó cargos contra esa institución, y aclaró que tampoco tienen un abogado. “No me interesa el dinero, sólo quiero que se haga justicia y encontrar el asesino de FEDE”, concluyó la mujer.

ALB-AFD-ev
AUNO-28-03-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>