Los narradores orales toman las tablas

En su cuarta edición, el festival de artes escénicas del Conurbano sur integra a distintas disciplinas del rubro, una de cuyas combinaciones apunta a la “articulación y cogestión” entre proyectos independientes.

Daniela Rovina

Lomas de Zamora, septiembre 3 (AUNO).- Si de cruces artísticos se trata, el festival “Buenos Aires Gran” pareciera proporcionar a artistas locales y foráneos ese espacio escénico que posibilita fusiones en las que el cuerpo y la palabra pisan las tablas con la misma fuerza. Es que dos shows de narradores, desprendimientos del XI Festival Internacional de Cuentacuentos “Te doy mi palabra” (que se desarrolla entre el 29 de agosto y hasta el 2 de septiembre en distintos puntos de Capital Federal y Buenos Aires), participarán de esta iniciativa marcada con la impronta teatral del Conurbano sur.

Así, estos artistas de la palabra se integrarán al peculiar entramado que hasta el 8 de septiembre próximo participarán de esa apuesta que apunta a la integración de dos ramas en apariencia disímiles, aunque compartan al cuerpo como medio de expresión.

“La narración oral es una disciplina escénica como el teatro, el mimo o el clown”, explicó a AUNO Claudio Pansera, creador y director del festival de cuentacuentos, quien sostuvo que “fortalecer la relación con el teatro” fue uno de los pilares sobre el que se construyó el movimiento de cuentistas que vienen desarrollando con otros narradores locales desde hace once años.

“La capacitación y la investigación del teatro le vienen bien a los narradores más vinculados al ámbito de la docencia y la educación, mientras que a la gente que tiene formación teatral se le abre un nuevo público”, comparó Pansera.

La articulación y la cogestión entre grupos independientes que identifican a ambos festivales son algunas de las estrategias que, en palabras de Pansera, despliegan en el campo de lucha de las nuevas políticas teatrales.

El apoyo a “iniciativas pequeñas” contrapuestas a eso que hoy se conoce como “industrias culturales”, define la identidad de estas propuestas pensadas para achicar la brecha entre los artistas y la comunidad. Una intento de convertir al vecino en espectador para promover el trabajo de dramaturgos, narradores y actores de estos circuitos teatrales.

DE LOS LIBROS A LOS ESCENARIOS
Según Patricia Devesa, una de las organizadoras de la iniciativa “Buenos Aires Gran”, el arte de narrar no necesita público porque ya lo tiene, pero es una forma más de incluir otras teatralidades. Así justificó: “Hay una movida muy grande en la zona. Tuvimos repercusión. El año pasado nos quedamos con 30 personas afuera. El movimiento es importante”.

Con matices similares, otro de los organizadores del festival de narradores orales, Claudio Ledesma, enfatizó: “Creo que también hay que jerarquizar la narración oral como arte, no bastardearla, manosearla”.

DR-AFD
AUNO-03-09-12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>