La Organización Mundial de la Salud recomendó bajar el consumo de azúcar

La solicitud surge de un estudio efectuado por el organismo sanitario, del que se desprende que “el azúcar no es un nutriente esencial y hay evidencia sólida que muestra que en realidad puede ser perjudicial al contribuir al sobrepeso, la obesidad y la caries dental”,

Lomas de Zamora, marzo 10 (AUNO).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) instó a que adultos y niños reduzcan su ingesta diaria de azúcares libres a menos del 10% de calorías totales, con lo cual se produciría beneficios adicionales para la salud.

La solicitud surge de un estudio efectuado por la OMS, del que se desprende que “el azúcar no es un nutriente esencial y hay evidencia sólida que muestra que en realidad puede ser perjudicial al contribuir al sobrepeso, la obesidad y la caries dental”, sostuvo Enrique Jacoby, asesor en alimentación sana y vida activa de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Al respecto, la oficina regional de esta organización sanitaria para la región de las Américas, señaló que “estas directrices ayudarán a los países a elaborar políticas y acciones para reducir el consumo de los azúcares para mejorar la salud de la población”.

Los azúcares libres, según se informó a través de un comunicado, se refieren a los monosacáridos (como la glucosa y la fructosa) y los disacáridos (como la sacarosa o el azúcar de mesa), que se agregan a los alimentos y las bebidas por el fabricante, el cocinero o el consumidor, así como azúcares que están naturalmente presentes en miel, jarabes, jugos de fruta y concentrados de jugo de fruta.

Las directrices “no se refieren a los azúcares de las frutas frescas y verduras o los azúcares presentes de forma natural en la leche, porque no hay evidencia sobre los efectos adversos de consumir estos azúcares”, se explican en el documento difundido por las autoridades sanitarias

Estas pautas se basan en evidencia científica reciente que indica que “los adultos que consumen menos azúcares tienen un peso corporal menor y que el aumento de la cantidad de azúcares en la dieta está asociado con un aumento de peso”.

En la investigación también se destaca que los niños con un mayor consumo de bebidas azucaradas “tienen mayores probabilidades de tener exceso de peso o ser obesos que niños con un consumo bajo de bebidas endulzadas con azúcar”.

Otros estudios revelan que las tasas de caries dental son mayores cuando la ingesta de azúcares libres supera el 10% de las calorías totales, en comparación con una ingesta inferior al 10%.

La recomendación de que el consumo de azúcares libres sea inferior al 5% se basa en estudios ecológicos basados en la población que revelaron una reducción de la caries dental en los países donde la disponibilidad de los azúcares descendió drásticamente.

Ante esta situación, los países miembros de estas instituciones médicas adoptaron el año pasado un plan regional de acción para la prevención de obesidad en los niños y los adolescentes, que insta a adoptar medidas que incluyen “la restricción a la comercialización de productos alimentarios y bebidas ultraprocesados a los niños, el aumento de los costos de estos alimentos mediante impuestos, el incremento de la producción y accesibilidad de alimentos frescos saludables y la formulación de nuevas directrices para los programas alimentarios escolares y preescolares y para la venta de alimentos y bebidas en las escuelas”.

AUNO-10-03-15-CAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>