La Municipalidad defiende el sistema de cuadrículas y apunta a la “sensación de inseguridad”

El secretario de Gobierno aseguró que se controlan “delitos previsibles” pero no aquellos como las cuatro muertes de los últimos días. El Ejecutivo respalda la utilización del sistema, pero la oposición pide explicaciones. La semana próxima funcionarios y la Policía se reunirán con los concejales.

La denunciada “falta de seguridad” en Esteban Echeverría será finalmente discutida en el Concejo Deliberante la semana próxima, luego de que el miércoles pasado el oficialismo no diera quórum en la sesión extraordinaria que también trataría la emergencia pediátrica del distrito. Las posturas son claras: mientras el Ejecutivo asegura que —además de los casos delictivos concretos— se debe considerar la “sensación de inseguridad” de la población y que el llamado sistema de cuadrículas “funciona”, la oposición solicita “información fehaciente! sobre la efectividad del método.

Desde la Municipalidad, insisten en que el sistema de cuadrículas –-que consiste en la fragmentación del mapa de un territorio en parcelas y la adjudicación de cada una a un cuerpo de seguridad— es adecuado para el distrito. En ese sentido, el secretario de Gobierno, Ricardo Fernández, defendió la articulación del Ejecutivo con la Jefatura Distrital de la Policía, que permite evitar “delitos previsibles”, pero no asesinatos como los de Rolando Fortunato que “son casos puntuales, sin métrica”. No obstante, además de los hechos concretos, el funcionario subrayó la existencia de una “sensación” de inseguridad que “hace poner a todos más alerta”.

“No estamos aislados de todo. No puedo decir ‘paren el mundo y bajemos’. El conurbano es una región compleja. Trabajamos con un excedente de efectivos, pero hay que tener en cuenta una gran cantidad de cosas, como la sensación de inseguridad. Deviene todo de lo contextual: prendés la televisión y hay robos y muertes por todos lados”, formuló el secretario a AUNO, luego de que se acercara al Concejo Deliberante para fijar la fecha de la reunión que el lunes tendrán los legisladores con el Jefe Distrital, Edgardo García, y el miércoles, Fernández y el secretario de Control Comunal, Carlos José Sister.

Luego de cuatro muertes en menos de una semana, los ediles insistieron en un pedido de informes acerca del estado de la “seguridad” en Echeverría que, según la Coalición Cívica, Sister “no respondió”.

Por su parte, en la reunión que más de cien vecinos “autoconvocados” realizaron el viernes último en el Palacio Municipal, García intentó tranquilizar los ánimos al asegurar que el sistema de cuadrículas “funciona perfectamente”.

Según su explicación, la parcela más chica tiene cien cuadras y todas son vigiladas las 24 horas. Además, los fines de semana disponen el “Operativo nocturnidad” para velar por la seguridad de “los más de 16 mil chicos que salen por la noche”, para lo cual cada comisaría distrital envía un móvil de refuerzo a la de Monte Grande, donde se registra la mayor concentración de personas.

UN CAMBIO GENERAL
Desde la oposición, la demanda radica en dos pilares. Por un lado, obtener la rendición de cuentas de la relación entre el municipio y la Policía, es decir, verificar si el Ejecutivo colabora con las comisarías en la provisión de combustible y el arreglo de patrulleros. Por otro, reelaborar el plan de seguridad local y articularlo con el provincial.

Para la concejal Silvia Celasco, el camino es “lograr cambios generales, modificar las leyes porque ya no sólo se mata por dinero, ahora se mata por nada”, enfatizó y advirtió que “el sistema de cuadrículas no funciona” así como tampoco hay “un plan de seguridad serio” diseñado el Gobierno bonaerense.
En el distrito, elaborar un mapa de seguridad —tal como comenzarán a diseñarlo este viernes los vecinos “autoconvocados”— es una de las medidas que solicitó la concejala. Pero en un nivel más amplio de acción, reformular la normativa puede tener que ver, según consideró, con disminuir la edad de imputabilidad de los jóvenes, tal como lo consideró el ministro de Seguridad de la provincia, Ricardo Casal.

Si bien Celasco entendió que “hay que estudiar” la medida, aseguró que “la edad de las personas que delinquen es cada vez más baja, son más chicos los que matan y roban”. Sin embargo, no se pronunció rotundamente a favor del cambio porque, subrayó, “procesar a una persona menor de edad y enviarlo a la cárcel común, en un sistema penitenciario desbordado, no es la solución”.

MNL-AFD
AUNO-23-10-2008
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>