Inseguridad, contaminación e inundaciones, los problemas más urgentes en Lomas de Zamora

Encuesta exclusiva: ¿Qué es lo que la próxima gestión municipal deberá solucionar rápidamente, según los vecinos? Los de centros comerciales problematizaron el transporte, la infraestructura urbana y alumbrado público. Los de barrios periféricos están más preocupados por las cloacas, los servicios públicos y la pavimentación.

La inseguridad, la basura en las calles y descampados y las constantes inundaciones son los tres problemas que los próximos dirigentes comunales deberían responder en forma urgente, según la opinión de cien vecinos de todas las localidades de Lomas de Zamora consultados por AUNO en una investigación de cara a las elecciones de este fin de semana.

El 45 por ciento de los encuestados nombró a “la inseguridad” como una de las tres problemáticas imperativas de todo el distrito, el 35 por ciento pronunció la necesidad de resolver “la contaminación”, y el 33 indicó a “las inundaciones” como otra cuestión a resolver urgentemente.

La ampliación de la red de servicios públicos a todas las zonas del distrito tuvo un 32 por ciento de las menciones, en tanto que la falta de iluminación y la finalización de las obras de infraestructura en desarrollo fueron citadas por el 20 por ciento de los vecinos.

El séptimo, octavo y noveno problema enumerado por los habitantes del distrito fueron: la mejora del sistema de cloacas (18 por ciento), el estado de los hospitales y salas de atención primaria (15 por ciento) y la corrupción de los organismos de gobierno (14).

Otras problemáticas tematizadas por los lomenses fueron la necesidad de pavimentación de calles (13 por ciento), el estado del tránsito (12), la drogadicción (9), las condiciones de las escuelas del distrito (7), el deterioro y contaminación de los espacios verdes (7), el control vial (7), el bacheo de calles (7), la urbanización de las zonas más postergadas (4) y la escasa oferta de cultura pública (2).

Las cifras se desprenden de una recopilación de opiniones realizada por AUNO, que dialogó con 20 habitantes de cada localidad lomense: 10 de ellos del centro de cada localidad y 10 de los barrios más postergados de cada región, contemplando las diferentes ocupaciones y profesiones de quienes están en condiciones de elegir el próximo 28 de octubre al próximo intendente del partido.

La investigación fue realizada en septiembre de 2007, con entrevistas a 10 habitantes de los centros comerciales y 10 de los barrios más pobres de Lomas, Banfield, Temperley, Turdera y Llavallol.

Fueron consultados sólo habitantes en condiciones de votar en los próximos comicios, elegidos en función de sus profesiones y actividades principales: un ama de casa, un desocupado, un jubilado, un comerciante, un empleado público, un empleado privado, un cuentapropista, un estudiante universitario, un docente y un referente instituciones sociales, deportivas o culturales.

“CÉNTRICOS” Y “PERIFÉRICOS”: DOS PERCEPCIONES DE UN MISMO LUGAR
Para los residentes de algunos de los barrios más postergados, el principal problema es la ausencia de una red de servicios públicos, según lo consideró el 44 por ciento de los encuestados; en tanto que una cifra similar, el 42 por ciento, resaltó la necesidad de solucionar las inundaciones, y el 38 por ciento se inclinó por la inseguridad.

En cambio, los que viven cerca de las estaciones ferroviarias se inclinaron principalmente por la inseguridad, que obtuvo más de la mitad de las menciones (52 por ciento), con un amplio margen sobre la contaminación (3%) y la falta de iluminación (28).

En cuanto al segundo pelotón de problemas mencionados, las cuestiones más tenidas en cuenta por los “periféricos” fueron la contaminación del agua, la tierra y el suelo (34 por ciento), la extensión del tendido cloacal (28) y la pavimentación de las calles de tierra que aún hay en los barrios (24); mientras que entre los “céntricos”, esas posiciones fueron ocupadas por la finalización de las obras de infraestructura en desarrollo (28 por ciento), las inundaciones (24) y cuestiones relacionadas al tránsito y el transporte (22).

Los servicios públicos, segundo problema en importancia en los barrios, ocupó el octavo lugar entre las prioridades de los que habitan las cercanías de las estaciones ferroviaria, con el 20 por ciento. Ningún vecino de la “periferia” se refirió al bacheo y mejorado de calles, ni al pedido de mayor control vial, ambos elegidos con frecuencias relativamente importantes (14 por ciento cada tema) entre los “céntricos”.

Mientras que la extensión de la red cloacal fue una de las preocupaciones del 28 por ciento de los que viven en las zonas más carenciadas, apenas un 8 por ciento de los que habitan los centros urbanos se sumó a ese mismo reclamo. Y, por la inversa, al 22 por ciento de “céntricos” que mencionaron el tránsito como cuestión a ser resuelta, apenas se le sumó el 2 por ciento de los “periféricos”.

OCUPADOS, DESOCUPADOS Y MÁS DIFERENCIAS
Si bien tanto ocupados como desocupados enumeraron en su mayoría los mismos cuatro problemas principales –seguridad, inundaciones, basura y servicios públicos-, la contaminación y las inundaciones se despegaron del resto de las problemáticas entre los desocupados, donde esos temas consiguieron entre un 10 y un 15 por ciento más nominaciones.

Más del doble de desocupados que de ocupados (un 28 por ciento contra un 12) se refirió a la necesidad de que se finalicen las obras de infraestructura frenadas; el triple de trabajadores que de lomenses sin trabajo (el 18 por ciento contra el 6) hizo alusión al estado del tránsito y los transportes; un 8 por ciento de los que no perciben un salario nombró a la urbanización de todo el distrito como “imperativo”, frente a ningún asalariado; y los ocupados se inclinaron seis veces más (12 por ciento contra el 2) que los desocupados por el estado de las escuelas como cuestión a resolver.

DATOS CURIOSOS – Ningún empleado público se refirió a la corrupción, cuestión problematizada por el 14 por ciento del total de la muestra.

– El 90 por ciento de los desocupados tematizó cuestiones que se resolverían mediante tareas relacionadas con la construcción: obras de infraestructura, servicios públicos, pavimentación y urbanización.

– Todos los referentes de organizaciones consultados nombraron a la falta de luminaria, la necesidad de pavimentar y urbanizar, y la finalización de las obras de infraestructura como problemas urgentes.

– El 60 por ciento de los comerciantes se manifestó preocupado por la inseguridad, y el 50 por ciento pidió además mayor iluminación en las calles.

– Las principales preocupaciones para los jubilados son la inseguridad y la contaminación, en tanto que los estudiantes se inclinaron por las inundaciones y la urbanización de Lomas de Zamora.

– Para los empleados públicos, la drogadicción y la contaminación son las cuestiones a resolver más pronto.

LP-AFD
AUNO-25-10-07
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>