“Fue un campeonato de recambio”

Así catalogó el capitán granate, Agustín Pelletieri, al Torneo Apertura que pasó. El conjunto dirigido por Gabriel Schurrer cayó 4-1 con River en la “Fortaleza” de Guidi y Arias, y ya piensa en la pretemporada 2011. “El rendimiento tuvo momentos muy buenos y otros bastante malos. El mayor problema que padecimos fue que no supimos encontrar continuidad en los resultados”, consideró.

Matías Quercia

Lomas de Zamora, diciembre 14 (AUNO).- El equipo que se llevaba los tres puntos iba a terminar el campeonato en el cuarto puesto. Incentivo extra para los dos planteles, pues uno ya no tenía chances de acceder a la Copa Libertadores del próximo año, y el otro ya estaba fuera de la zona de Promoción que lo apremió durante gran parte del certamen.

Y en el duelo se impuso River, que goleó 4-1 a un Lanús que cerró el Torneo Apertura séptimo, con 28 unidades, y envuelto en una irregularidad que se sostuvo a lo largo de las fechas. Cayó en la “Fortaleza” de Guidi y Arias, otra vez tras recibir cuatro goles, como había ocurrido en la sexta jornada ante Godoy Cruz.

La racha positiva de cuatro encuentros sin caídas, con tres victorias y un empate se terminó contra el “Millonario”, cuando parecía que el “Granate” iniciaba el repunte con la conducción técnica de Gabriel Schurrer.

“Fue una temporada muy pareja en cuanto a números, pero el rendimiento tuvo momentos muy buenos y otros bastante malos. El mayor problema que padecimos fue que no supimos encontrar continuidad en los resultados. Este equipo tiene grandes cualidades, pero está en un proceso de recambio”, analizó el capitán de Lanús, Agustín Pelletieri.

Una cuestión motivacional
La última fecha del Torneo Apertura deparó la séptima derrota del conjunto de la Zona Sur del Conurbano bonaerense. “Entramos dormidos, no encontramos los caminos para desnivelar, fueron superiores y muy contundentes. Hay poco para sacar favorable con este resultado”, señaló el mediocampista, en diálogo con AUNO.

La motivación es fundamental para salir a la cancha con intenciones de conseguir un triunfo. El problema de Lanús es que no la tenía. Hace una semana, Independiente superó por penales al Goiás de Brasil y alzó la Copa Sudamericana que le brindó una plaza al repechaje para la Copa Libertadores de 2011. Lugar por el cual el “Granate” luchó hasta la fecha anterior.

El problema motivacional fue masivo. Los cuatro equipos que peleaban por la clasificación, ya sin chances de ingresar, perdieron sus partidos en la última jornada. Racing con Vélez por 2-0. Colón superó a Newell’s por la mínima diferencia. Banfield cayó (2-1) ante San Lorenzo, de visitante. Y Lanús resultó goleado.

“Teníamos un objetivo y no se pudo cumplir. Siempre que se juega es para ganar. No se puede decir que no estuvimos motivados, pero cuando ya no hay mucho porqué jugar, se hace todo cuesta arriba. Ahora hay que barajar y dar de nuevo en el campeonato que viene”, aseguró.

Y continuó: “El plantel necesita renovarse. Hay excelentes jugadores, que ya mostraron sus primeras armas en el torneo que pasó. Les falta un poco de regularidad, pero con una buena pretemporada vamos a mejorar mucho. Es cuestión de tiempo”.

En ese proceso de recambio que señala el “Pulpo”, se imponen algunos nombres propios: es el caso del cordobés Silvio Romero y el uruguayo Mario Regueiro, quienes arribaron a la zona Sur en este semestre para fortalecer el ataque del “Grana”. Ambos marcaron cuatro tantos en el Apertura y fueron los máximos artilleros del equipo, junto a Gonzalo Castillejos.

“Fueron incorporaciones que sirvieron para darle un salto de calidad a Lanús. Aportaron varios goles importantes y en momentos clave. Regueiro, con su velocidad, fue una sorpresa. Y Romero es muy hábil. Con un poco más de continuidad van a ser un figuras en el equipo”, analizó.

Las expulsiones, un dato negativo
Aun así, Pelletieri también se refirió al saldo negativo de la campaña: las expulsiones. Siete rojas vieron los jugadores granates en el certamen. El “Pulpo” y Santiago Hoyos, en dos oportunidades, además de Marcos Aguirre, Regueiro y Maximiliano Lugo.

“A veces cuando los resultados no acompañan, los nervios son mayores y se nos salta la cadena. Quizá también este tema se deba analizar con mayor tranquilidad, porque fue una muestra de cómo estuvimos dentro de la cancha. Con las expulsiones dimos a entender nuestra realidad en ese momento. Ahora hay que calmarse”, sostuvo.

Y esa tranquilidad la brindará la pretemporada, previas vacaciones. Hubo un cambio de entrenador con la salida de Luis Zubeldía y el ingreso de Schurrer. Hubo un cambio en el plantel, con algunas incorporaciones fructíferas. Todos puntales de un semestre en el que Lanús priorizó un cambio. El 2011 verá si esa transformación funciona.

AUNO-14-12-10
MRQ-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>