“En las cárceles hay mucho talento”

Lo sugiere Liliana Cabrera, poeta, quien descubrió su vocación mientras se encontraba detenida en la unidad 31 del penal de Ezeiza. Participará como oradora de una charla del IV Encuentro Nacional de Escritura en la Cárcel, un espacio de debate y reunión sobre la producción artística y cultural en contextos de encierro.

Alan Reynoso

Lomas de Zamora, octubre 5 (AUNO).- “Era fácil conseguir cartón en el penal. Me parecía buena la estética y era lo que más se conseguía adentro: cajas”, contó a AUNO Liliana Cabrera, poeta, la primera mujer en armar una editorial cartonera —Bancame y Punto Ediciones— dentro de una cárcel de mujeres. En libertad hace ya unos años, participará como oradora de una charla en el IV Encuentro Nacional de Escritura en la Cárcel, que comienza esta tarde y continúa mañana.

Está en vías de reeditar sus poemas y en el encuentro se podrán adquirir sus tres libros: Obligado Tic Tac, Bancame y Punto y Tu nombre escrito en tinta china. También se consiguen en la sede de la ONG Yo no Fui o a través del Facebook de la autora, quien anticipó que pronto incursionará en el formato digital.

Cabrera estuvo detenida durante ocho años en la unidad 31 del penal de Ezeiza. Allí comenzó a asistir a los talleres de poesía de Yo No Fui, que impulsa proyectos artísticos y productivos en cárceles de mujeres y también en espacios afuera, y así acompaña a quienes recuperan la libertad.

“Estoy volviendo al penal como docente del taller. El mismo que hice como alumna. No me gusta presentarme como ejemplo… si yo lo pude hacer, lo puede hacer otra compañera. Escribir tiene que ver con la confianza que se tenga uno y con la reescritura. Es un canal de expresión. Hay mucho talento dentro de la cárcel, pero es complicado que salga para afuera. Por eso son importantes las organizaciones y este encuentro”, expresó la escritora.

La literatura, dice, le permitía en el encierro “compartir cosas” personales. “Empecé a escribir a partir del taller. Me sentí cómoda con los disparadores que se daban. Muchos de los tópicos eran sobre mi vida anterior. Pero no como descargo ni para pedir disculpas, porque uno actúa de determinada manera con las herramientas que le tocan. Nunca tuve ningún tipo de censura sobre lo que escribía”, detalló.

El IV Encuentro Nacional de Escritura en la Cárcel se realizará en el Centro Cultural Paco Urondo (25 de Mayo 201, Ciudad de Buenos Aires) hoy y mañana. Además de charlas, habrá espectáculos en vivo (danza, títeres y rap), talleres, una muestra de fotografía y proyecciónde cortos, entre otras cosas.

Sabrina Charaf, una de las organizadoras, afirmó que la literatura producida en las cárceles funciona para “dar a conocer el contexto” y a modo de “denuncia”, además de que es una vía para la comunicación porque los detenidos no cuentan con Internet.

Con entrada gratuita, el encuentro es organizado por el Departamento de Letras y el Programa de Extensión en Cárceles de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Hoy a las 14 es la apertura con referentes de la carrera de Letras y del C. C. Paco Urondo y el director del Programa de Extensión en Cárceles, Juan Pablo Parchuc. A las 15 con el tópico “Marcas. Lenguas y Prácticas de Lectura y Escritura” disertarán docentes; a las 17, contarán sus experiencias ex detenidos; y, entre otras cosas, a las 21 se presentará el Combinado Argentino de Danza.

En tanto, mañana a las 11 tendrá lugar la Reunión Abierta de la Red de Escritura de Cárceles; a las 13 una charla sobre prácticas y experiencias en comunicación; la charla “Redes, hilos, tramas: la cárcel y otros territorios” (de la que participará Liliana Cabrera, a las 18); y el cierre será con un taller de rap.

AUNO-05-10-2017
ALR-MDY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>