En Escalada ganaron los violentos

El partido entre Talleres y Defensores de Belgrano fue suspendido de los 25 minutos del primer tiempo por los graves incidentes entre la hinchada local con la policía fuera del estadio. Esta madrugada detuvieron a 12 personas, entre ellos el líder de la barra.

Aldo Agüero Alarcón

Lanús, marzo 28 (AUNO).- El partido entre Talleres de Remedios de Escalada y Defensores de Belgrano, válido por la 8° fecha del Torneo de Transición de la Primera B Metropolitana, fue suspendido por el árbitro Pablo Dóvalo a raíz del brutal choque entre la barra brava del local y la policía en las inmediaciones del estadio.

El violento enfrentamiento dejó como saldo varios heridos leves, un patrullero quemado y más de 100 disparos de balas de goma, además de destrozos en las veredas y en los autos que estaban estacionados en la cercanía de la cancha.

Además, 12 personas fueron detenidas en la madrugada de este lunes luego de varios allanamientos en el partido de Tres de Febrero, entre ellos Carlos Ponce, identificado como el líder de la barra brava del club e integrante del movimiento Hinchadas Unidas Argentinas.

Tras la suspensión del encuentro, el titular de la APreViDe, Juan Manuel Lugones, adelantó “Talleres va a pasar un buen tiempo sin jugar en su cancha”.

El encuentro se interrumpió a los 25 minutos de la primera mitad, cuando Talleres y Defensores empataban 0 a 0 en un partido parejo y entretenido, debido a que el árbitro entendió que “no estaban dadas las garantías suficientes para proseguir el juego, a raíz de las detonaciones de balas de goma que se escuchaban en las inmediaciones del estadio”.

“La Policía está abocada al operativo fuera del estadio. Así no podemos seguir”, justificó Dóvalo tras haber esperado sin suerte que la situación se normalizara durante unos diez minutos.

Según revelaron las autoridades de Talleres, los episodios de violencia se registraron cuando “una parte de la barra local intentó ingresar al estadio sin entrada”.

“La policía buscó frenar a los hinchas y allí se produjeron los primeros incidentes, cuando empezaron a arrojar piedras”, contó el vocero consultado.

La magnitud del enfrentamiento fue en alza, ya que cerca de 80 barras de Talleres prosiguieron lanzando proyectiles y las fuerzas de seguridad contestaron y dispararon balas de goma para intentar “dispersar a los revoltosos”.

En las próximas horas se espera la resolución de la Asociación del Fútbol Argentino para la reprogramación del encuentro.

AUNO 28-03-16
AAA-MFV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>