Empleados de seguridad bloquearon el acceso a un centro de distribución de Frávega

Durante un reclamo, los trabajadores denunciaron “la falta de responsabilidad” de la empresa Asiprof, que le brinda servicios de vigilancia. Revelaron amenazas con armas de fuego y una agresión contra un dirigente por parte de un vehículo de la compañía que los emplea.

Lomas de Zamora, mayo 16 (AUNO).- Trabajadores de una empresa de custodia y vigilancia bloquearon esta mañana el acceso al centro de distribución de la cadena de electrodomésticos Frávega, en Monte Grande, para reclamar la provisión de elementos de trabajo como armamento y chalecos antibalas, además del cese de la “persecución sindical” por parte de la compañía.

El conflicto que afecta a los empleados de la firma Asiprof S.A. se originó por la “falta de chalecos antibalas y de armamento”, explicó a AUNO el secretario de Prensa del Sindicato Único de Trabajadores Custodios y Afines de la República Argentina (Sutcara), Ricardo Florentín.

“La contratadora debe proveer los materiales necesarios para resguardar la vida de sus trabajadores. Miles de veces los empleados han tenido que cumplir sus funciones sin los elementos vitales”, detalló el gremialista, quien también afirmó que estos “incumplimientos son moneda corriente en el rubro”.

Por parte del sindicato se denunció que durante el reclamo un auto con gente a bordo los insultó y amenazó con armas de fuego: “Se acercaron a los trabajadores para amedrentarlos, y luego de eso arrancaron de repente con el auto y me atropellaron”, explicó Florentín, quien comunicó que luego del incidente realizaron una denuncia ante la Justicia.

Asimismo, aclaró que llevaron a cabo la manifestación frente a la cadena de electrodomésticos para “dejar en evidencia la falta de responsabilidad” de la empresa de servicios de custodia y vigilancia.

Florentín sostuvo que Asiprof “cerró las puertas al diálogo” y lleva adelante una política de “persecución sindical, ya que en los últimos 15 días despidió a tres trabajadores que eran secretarios del sindicato, aduciendo irresponsabilidades en el trabajo”.

Esta agencia intentó hablar con alguien de la empresa Asiprof SA pero la persona que atendió afirmó que “ningún responsable” estaba disponible para el diálogo.

El reclamo de los custodios cuenta con precedentes judiciales incluidos: a mediados del 2010, la Justicia condenó a los titulares de dos empresas de seguridad privada a pagar una indemnización de 100 mil pesos a los padres de un joven vigilador que murió en un robo y no poseía chaleco de seguridad.

El asalto sucedió en agosto de 1997 en el Golf Club General San Martín, en la localidad bonaerense de Sáenz Peña.

Asimismo, la Sala B de la Cámara Civil responsabilizó al club de campo porque debió tener “una actuación diligente en la elección y en el control del funcionamiento de la empresa de seguridad que estaba llamada a cumplir funciones en su establecimiento”.

PT-AFD
AUNO-16-05-11

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>