El “Tricolor” palpita un histórico debut

El equipo dirigido por Pablo Vicó vive con gran ansiedad las horas previas a su presentación en la B Nacional. Se enfrentará nada menos que ante Independiente, un grande que también jugará por primera vez en la máxima categoría del ascenso. Un duelo cargado de expectativa e ilusión que se desarrollará el sábado, desde las 16.10, en el estadio Libertadores de América de Avellaneda. Sin público visitante.

Pablo Ribera

Lomas de Zamora, julio 1, (AUNO)-. ‘El Tricolor’ de Adrogué aguarda, ansioso, por su gran estreno en la máxima categoría del ascenso. Allí lo espera el mismísimo Independiente, que también disputará el Nacional B por primera vez en su historia. El inédito duelo que se llevará a cabo desde las 16.10 en el Libertadores de América será, para los de Vicó, el inicio de un camino misterioso que recorrerán con la ilusión de llegar a lo más alto.

Quizá ni el propio Pablo Vico se atrevía a soñar con este presente cuando, cuatro años atrás, tuvo la oportunidad de asumir la conducción técnica del primer equipo, tras cumplir una larga trayectoria en las divisiones inferiores del club. Por esos tiempos, las preocupaciones pasaban simplemente por zafar del descenso. Sin embargo, con el trabajo y la humildad como estandartes principales, ‘El Trico’, poco a poco, comenzó a ganarse el respeto de sus pares en la tercera categoría de la AFA.

En la temporada 2010-2011, el equipo de ‘El Flaco’ realizó la mejor campaña en la historia de la institución, con un total de 70 unidades al cabo de 42 jornadas. Más aún, en la campaña posterior, tan sólo estuvo a un punto de esa marca. De esa forma, Brown se consolidó como un equipo ofensivo, capaz de mantener esa vocación en cualquier cancha.

El campeonato 2012-2013 no fue tan bueno como los dos anteriores en cuanto a los números (cosechó 63 unidades). Brown no gozó de aquella regularidad en su juego y sobre todo en los resultados, aunque, en la última fecha y de forma agónica, logró meterse –por tercera vez consecutiva- en el Torneo Reducido por el segundo ascenso.

En esa competencia, Brown eliminó en las semifinales al siempre candidato Platense y en la final —sin contar Gastón Grecco, máximo goleador del club— derrotó a Almagro en una emotiva definición por penales en la que el arquero Pablo Burtovoy cumplió una heroica labor al contener dos remates durante la serie. Así, el elenco tricolor vivió su hora más gloriosa y obtuvo el pasaje a la B Nacional.

Conseguido el ascenso y concluido el enorme festejo, hoy lo espera un universo desconocido. Y claro está que el primer objetivo será consolidarse en esa nueva realidad. Además de Independiente, lo esperan equipos de la talla de Banfield, Ferro, Huracán, San Martín de San Juan, Unión de Santa Fe y Talleres de Córdoba. Cabe destacar que nunca enfrentó de forma oficial a estos equipos.

Los directivos del club del Sur del GBA debieron cambiar el champagne por las negociaciones para comenzar a diagramar el plantel de cara a la B Nacional. En cuestión de pocos días, concretaron la llegada de una docena nombres. Fueron once incorporaciones y el regreso de Fernando Enrique, que estaba a préstamo en Rosario Central.

Tras concretar la renovación de jugadores clave como Gastón Grecco, Martín Minadevino y Pablo Burtovoy, otros recibieron la noticia de que no iban a ser tenidos en cuenta. Fueron los casos del otrora capitán Ernesto Del Castillo, los defensores Mariano Randulfe, y Emiliano Ronconi, junto con los mediocampistas Leonel Unyicio, y Agustín Campomar. En tanto que Jonathan Tridente recibió una oferta de Defensores de Belgrano y prefirió emigrar. Tras coquetear hasta último momento con la renovación de su préstamo, Cristian Bordacahar retornó a Tigre a pedido del entrenador Diego Cagna.

A la hora de elegir las incorporaciones, la idea fue clara: apostar a futbolistas de jerarquía o con mucha experiencia en la máxima categoría del ascenso, esa que en los últimos años se tornó cada vez más competitiva en función del peso que poseen los clubes que en ella militan.

Por eso, llegaron el arquero, Matías Giordano, proveniente del descendido Deportivo Merlo; los defensores Santiago Echeverría, que arriban de Almirante Brown; Matías Cortave, de la cantera de Gimnasia de La Plata; Víctor Soto, ex Douglas Haig; y Ezequiel Aguimcer, que jugó la última temporada para Boca Unidos de Corrientes.

En el mediocampo se apostó por la jerarquía de Juan Martín Pietravallo (viene del Melgar peruano); la juventud y frescura de Luis Daher, que vistió los colores de Godoy Cruz, y al equilibrio del cordobés Adrián Maidana. En ataque se logró la inclusión de Jeremías Caggiano, refuerzo más resonante del equipo que llegó desde del Anzoátegui de Venezuela; Mariano Guerreiro, a préstamo de la reserva de Argentinos Juniors; y Pablo Miranda, ex Olimpo.

La cuenta regresiva
Conformada la columna vertebral del equipo, y tras soportar frías temperaturas en Villa Gesell, donde llevó a cabo la parte más exigente de la preparación durante una semana, el grupo comandado por Vicó emprendió viaje hacia Corrientes con el propósito de participar en un cuadrangular amistoso en el que buscó roce con equipos de la categoría.

Y fue una grata experiencia para Brown, ya que venció (1-0) al local y organizador del certamen, Boca Unidos. Luego igualó (1-1) frente a Unión de Santa Fe y cayó (1-2) en su última presentación ante Crucero del Norte, quien se adjudicó el trofeo en juego y relegó a ‘El Trico’ a la segunda ubicación. Sin embargo, los jugadores quedaron muy conformes con la performance que cumplieron en este certamen.

De vuelta en Adrogué, el plantel posó sus ojos en el objetivo más cercano, el duelo ante el conjunto de Miguel Brindisi. Con miras a este choque, disputó, el pasado martes, su último amistoso, en el que logró una contundente victoria (4-1) ante Victoriano Arenas. Fue un triunfo alentador que le permite a Brown llegar con la moral bien alta al primer gran compromiso de la temporada.

Sin embargo, la noticia más saliente de aquel encuentro fue la participación –durante algunos minutos— de Leonel ‘Toti’ Ríos. Es porque la incorporación del mediocampista creativo sería “el sueño de todo Brown”, según señaló el propio entrenador. Y si no llega alguna oferta desde el exterior que lo seduzca, Ríos puede convertirse en un refuerzo más para el plantel.

Pero el duelo ante ‘El Rojo’, será otra historia. Brown sabe que los ojos del mundo futbolístico estarán posados en ese compromiso. Los dirigidos por Vico deberán demostrar que están a la altura de este desafío. Se trata de continuar escribiendo las mejores páginas en la historia de la institución de Adrogué. Nada más y nada menos.

AUNO-01-08-13
PR-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>