El kirchnerismo rechazó la rendición de cuentas de Quindimil

El bloque de concejales K de Lanús le recházó la rendición de cuentas a Quindimil. La bancada criticó al veterano Intendente por haber mandado al Concejo información “burocrática” y “antojadiza”. Cuestionaron gastos de publicidad y propaganda.

Como fruto de la dura pelea entre kirchnerista y el sector de duhaldista (ó kirchneristas de la última hora) que lidera el intendente de Lanús, Manuel Quindimil, el bloque del Frente para la Victoria rechazó en forma general y particular las cuentas del ejercicio económico y financiero de 2005.
Como lo contempla la legislación, todos los años los municipios envían su rendición de cuentas al respectivo Concejo Deliberante, un trámite que suele hacerse a mano alzada cuando los ediles responden al intendente de turno.
Luego de ese trámite legislativo, la documentación de las cuentas municipales es enviada al Tribunal de Cuentas bonaerenses, según lo establece la ley de Contabilidad de la provincia de Buenos Aires.
No se conoce en la historia de los últimos veinte años que algún intendente se haya encontrado en apuros por alguna irregularidad en las cuentas municipales.
En Lanús, el bloque de los K le rechazó las cuentas a Quindimil. “La sumisión a directivas impuestas nos hicieron llegar hasta acá”, explicó que el presidente del bloque del Frente para la Victoria, Héctor Bonfiglio.
“El pueblo de Lanús nos dio su confianza y apoyo para defender sus intereses en este Honorable Concejo Deliberante. Su decisión por el voto abrumador, nos está dando la obligación de expresar lo que piensa, de defender su tributo, de avistar nuevas propuestas y de mostrar nuevos métodos de trabajo”, argumentó el edil al fundamentar el rechazo.
Esa decisión de la bancada kirchnerista fue acompañada por los restantes intengrantes de la bancada: Héctor Montero, Vanina Castro, Juan José Munin, Griselda Regueira,
José Luis Pallares, Alicia Márquez, Alberto Sierra y Alfredo Giorno.
El kirchnerismo de Lanús realizó un fuerte cuestionamiento al estado de ejecución del presupuesto de gastos en todas las partidas.
“En muchas partidas del presupuesto se gastó mas de lo autorizado. No se encontró decreto ni ordenanza modificando los saldos, que justifique los desvíos presupuestarios”, puntualizó Bonfiglio.
En materia de sueldos, el año pasado se gastaron 2.830.863,92 pesos, aunque el Ejecutivo de Lanús no explicó qué cantidad de funcionarios se incluye en esta Apertura Programática.
Por gastos energía eléctrica, las cuentas marcaron cero pesos, aunque es posible que se haya tratado de un error, como así también los gastos de agua son cero pesos; por teléfonos 46.197,38 pesos, aunque el bloque K se preguntó: “¿A cuántos teléfonos corresponde este importe, a cuántos funcionarios se le pagan celulares y cuál es el monto mensual gastado?”.
La gestión de Quindimil gastó por alquiler de máquinas y equipos 78.932,47 pesos; por alquiler de equipos de computación 48.068,80; por alquiler de fotocopiadoras 12.337,50 pesos.
“¿Por qué se excedió el monto autorizado, qué se alquiló, por que se utiliza la opción de alquilar y no de comprar estos equipos?”, se preguntó Bonfiglio.
Por su parte, los gastos de publicidad fueron de 175.710,10 pesos, de propaganda 235.598,43. Para los ediles del FpV, el oficialismo “se excedió el monto autorizado”.
Las erogaciones por transferencias al sector privado para financiar gastos corrientes fueron de 166.005,58 pesos, aunque la documentación no especificó los motivos de tales gastos. Estos gastos corresponden al área “Conducción ejecutiva” de la Municipalidad.
La Secretaría de Economía y Hacienda, en la partida de combustibles y lubricantes, gastó 520.743,01 pesos; alquiler de fotocopiadora, 37.570,34; teléfonos, 166.697,01.
Por su parte, la Secretaria de Gobierno gastó 217.228,56 pesos, en correo; en multas, recargos y gastos judiciales, 451.583,34 pesos. La Secretaria de Obras Públicas gastó
112.675,32, en cubiertas y cámaras de aire; 406.258,79, en petróleo crudo y gas; alquiler de maquinarias y equipos, 735.623,15 pesos.
Por su parte, la Secretaría de Desarrollo humano informó al Concejo que gastó 189.226,00 pesos en combustibles y lubricantes; en Deportes, Recreación y Turismo, se gastó 2.060.587,00 en sueldos; en el área Fomento de Educación Inicial se gastaron en alquiler de maquinarias y equipos, 230.554 pesos.
Respecto del los medicamentos, en 2005 se gastaron 318.733,28; por estudios, investigaciones y proyectos 300 pesos; en equipo sanitario y laboratorio, 9.897,80.
En un documento del FpV, se indica que “quedaron 292 partidas con saldo negativo, que tuvieron que ser financiadas por otras, en donde se presupuestó sin sentido o en mayor cantidad a lo razonable o sin tener la información estadística necesaria para la toma de decisiones, imprescindible en la gestión pública”.
La bancada opositora a Quindimil admitió que el Concejo Deliberante “se encuentra ante la imposibilidad práctica de control de las cuentas municipales; el control es posterior, y la forma de preparación de la información por parte del Departamento Ejecutivo es antojadiza y burocrática, lo cual complica aún más el trabajo y el acceso inmediato para quien pretenda conocer el estado de las cuentas municipales”.

jp-hrc

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>