El juicio por el crimen de Bugatto tiene fecha

El futbolista juvenil asesinado hace dos años fue homenajeado en la cancha de Banfield por sus allegados y familiares, que advirtieron que no aceptarán que al policía procesado se le dé “una de esas condenas de diez años”.

Juan Relmucao

Lomas de Zamora, junio 9 (AUNO).- Familiares, amigos y miembros de organizaciones políticas y sociales descubrieron en el estadio de Banfield una placa en homenaje al futbolista Lautaro Bugatto, asesinado en mayo de 2012 por un policía bonaerense. En el acto, en el que estuvieron figuras del ámbito político municipal y provincial, además de madres de víctimas de gatillo fácil, la mamá de Lautaro, Alicia Giardina, anunció que el juicio por el crimen de su hijo comenzará el 10 de agosto.

Una noche como esta pero con la luna más alta, el asfalto agotado de la avenida Monteverde en lugar de los adoquines tranquilos de la calle Gallo, el agente de la Policía Buenos Aires 2 David Benítez vio cómo asaltaban a su hermana y a su hija mientras iban en moto delante de su auto. Entonces tiró desde el vehículo, bajó, se paró en medio de la avenida y gatilló cinco veces más. Una de esas balas le pegó a Lautaro: estaba en la puerta de su casa de Burzaco, a punto de salir con sus amigos. Al menos así lo dice el expediente judicial.

Lautaro habría cumplido 22 años. Su hija cumplió 4 hace dos semanas. Su madre, escoltada por una decena de mujeres que también sufrieron en carne propia la violencia en la que viven algunos miembros de las fuerzas de seguridad, lo recuerda, llora, busca fuerza entre los 200 que ocupan la esquina de Gallo y Arenales y lo recuerda otra vez: “Lautaro tenía 20 años, una hija, ilusiones, sueños, ¿qué mejor lugar que esta cancha para saberlo? Y alguien impunemente le disparó. En la puerta de mi casa le disparó. Nunca hay un por qué para disparar, pero en estos casos mucho menos”.

Los silencios dejan agujeros hondos en los que se hunde la noche. Varios presentes lloran con las palabras de Alicia: “Les agradezco a estas madres que me dieron la fuerza para seguir porque parte de mi vida se fue con él, pero le prometí que iba a hacer Justicia, que si tenía que dejar mi vida, que ya no existe, lo iba a hacer. Que iba a cuidar de su hija. Y lo estoy haciendo”.

“No vamos a parar hasta ver preso a Benítez, pero no con esas condenas de diez años que se acortan a cinco, porque para él no va a existir la perpetua; la perpetua sólo existe para mi hijo, para nuestras familias. Vamos a recurrir a donde haya que recurrir”, advierte Alicia, la voz más ahora más fuerte, un grito que se eleva por sobre la ovación final y desemboca en un “les agradezco a todos infinitamente y le digo que lo amo y lo voy a seguir amando toda mi vida”.

El pedido de justicia de Giardina se hizo eco en el diputado provincial por el FPV, Fernando “Chino” Navarro, quien no dudó ante AUNO en exigir “que la Justicia actúe como corresponde porque este caso fue una negligencia criminal”.

“Venimos a respaldar a la familia de Lautaro y en ella a todas las familias que pasan por esto porque creemos en la vida y queremos que los policías actúen a derecho”, aseguró el legislador.

En sintonía con Navarro, el intendente de Lomas de Zamora, Santiago Carasatorre, expresó ante esta agencia su pena “por la muerte de un futbolista brillante, de selección, un chico que desde joven competía representando a Lomas de Zamora y que tuvo un final trágico”.

“Es un hecho repudiable para todos los argentinos que un policía no pregunte, saque un arma, tire siete tiros y mate a un chico”, consideró el titular del Ejecutivo lómense, y recalcó la importancia de “tener una policía mejor instruida y más chicos incluidos en instituciones educativas, deportivas y culturales para combatir la inseguridad”.

El hermano de Lautaro, Gonzalo Bugatto, es el segundo orador de la noche. No se le quiebra la voz: “Tenemos la verdad y podemos hablar adelante de mucha gente, no como los asesinos que no pueden dar la cara y que por eso no se la conocemos”.

“Estoy esperando ansioso ese momento para verle la cara al asesino de mi hermano y decirle a ese hijo de puta quién era el pibe que mató”, sostiene el militante del Movimiento Evita, adelante de las madres que le dieron la única contención posible.

Él, que le enseñó a andar en bici a Lautaro, que le pasó su primera pelota, explica el por qué de la fecha del acto. “Elegimos privilegiar la vida y hacerlo cerca de su cumpleaños para recordar su vida, que siempre estuvo vinculada al deporte y siempre en Lomas de Zamora”, señala sobre el chico que fue campeón infantil de ciclismo BMX y seleccionado sub 20 por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

“Elegimos transformar el dolor más grande de nuestras vidas en un orgullo, una causa de lucha, un motor que nos de fuerzas para salir adelante con convicción, pero por sobre todo con mucho amor”, concluye Gonzalo, segundos antes de que descubran un monumento de acero inoxidable tamaño natural que eterniza a Lautaro vestido de Banfield mientras golpea una pelota por siempre dirigida a la boletería local.

Una tela negra que toca el suelo, una leyenda (“Lautaro Bugatto, nunca te olvidaremos. Tu familia, tus amigos, tu club”), un aplauso largo, como urgente, que suena como mil piedras cayendo por un terraplén y que no alcanza a tapar el llanto de Alicia, su cabeza contra el pecho de una amiga, su boca que grita y abre un interrogante: “¿Por qué?”.

JJR-AFD
AUNO-10-06-14

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>