El hospital Evita tiene nuevas autoridades

Tres días luego de haber asumido, el directorio se trazó tres ejes principales para trabajar: la crisis de infraestructura, la falta de insumos y la insuficiencia de recursos humanos.

La flamante directora asociada del Hospital Evita, Sandra Álvarez, afirmó en diálogo con AUNO que el estado en que encontraron a la institución “es crítico” y puntualizó que “de ahora en adelante hay que refundarlo”.

De esta manera, la funcionaria se hizo eco de las denuncias públicas de los trabajadores de ese centro asistencial que la semana pasada dieron cuenta de los graves problemas edilicios, de insumo y de seguridad que tiene el hospital ubicado en Lanús Oeste.

Álvarez, quien antes de asumir el cargo era dirigente de CICOP en ese hospital, reconoció que los nuevos directivos sabían con qué se iban a encontrar porque hasta hace un par de semanas formaban parte del hospital, y subrayó que intentaron trabajar sobre esas cuestiones pero sin suerte porque la comisión directiva precedente “no abría la puerta para dar soluciones”.

Tres días luego de haber asumido, el directorio se trazó tres ejes principales para trabajar: la crisis de infraestructura, la falta de insumos y la insuficiencia de recursos humanos.

En cuanto a las prioridades, la directora indicó que la infraestructura edilicia es lo que se debe “encarar de inmediato porque, si no se resuelve, todos los días se encontrarán con los mismos problemas”. Algunos de ellos son: el riesgo de quedarse sin agua potable porque la bomba de reserva se rompió y no fue reparada, los seis ascensores con riesgo de electrocución, goteras en diversas partes del edificio, el aire acondicionado de la Terapia Intensiva sin funcionar y el sótano inundado con aguas servidas.

Durante la presentación de las nuevas autoridades que se realizó el martes pasado, el ministro de Salud de la provincia, Daniel Gollán, hizo explícito su apoyo y Álvarez explicó que para revertir la situación “es necesario el total apoyo del Ministerio, de la Gobernación y, si es necesario, de Nación”.

Además, contó que Mario Rovere, a cargo del área de Capacitación de la cartera sanitaria provincial, mostró total disponibilidad para ayudar en la comunicación y brindar las capacitaciones que sean necesarias en el Evita.

En cuanto a la falta de insumos, Álvarez explicó que algunas de las consecuencias de ellos fue que no se realizaron cirugías programadas durante todo enero por escasez de anestesias, y papel y tinta para las órdenes. Además, hay que agregar la readecuación y creación de nuevos protocolos por el brote de Coronavirus.

Por otra parte, informó que realizarán un nuevo relevamiento sobre el personal faltante que, según sus primeros cálculos, ronda los 160 cargos. Es que durante la última gestión no fueron reemplazados los jubilados y fallecidos. “Luego, vamos a pedir los nuevos cargos porque hay áreas que corren riesgo de seguir atendiendo”, agregó.

Otra de las cuestiones a atender es la deuda económica heredada de la gestión anterior, designada por la ex gobernadora María Eugenia Vidal. “Hubo muchas cosas que no fueron dichas durante la transición, pero no queremos dedicarnos a hablar mal de nadie o criticar qué se hizo mal”, argumentó Álvarez y aclaró que los nuevos responsables asumieron “para mejorar el servicio”. “Queremos que el derecho a la salud sea real y no sólo un enunciado”, definió. 

Desde el martes pasado, el Hospital Interzonal General de Agudos Evita de Lanús es conducido por el director ejecutivo, Javier Antonio Maroni, quien se desempeña en ese establecimiento desde hace 24 años. Lo secundan sus asociadas Stella Maris Di Niro, Sandra Álvarez, Norma Camillion, y Silvia Adriana Reboyras.

Maroni es pediatra especializado terapia intensiva pediátrica y en administración de servicios públicos de salud; esta última en la Universidad Nacional de Lanús. Realizó dos maestrías internacionales en gestión hospitalaria, una en el Hospital Pediátrico de Centro Habana y otra en la Universidad de Toulouse, en Francia. Hasta su designación como director, se desempeñó como jefe de la terapia intensiva pediátrica de la institución, unidad que fue reconocida por registrar la menor tasa de mortalidad de la provincia de Buenos Aires.

Del acto de asunción participaron por el ministro de salud de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Gollan; el viceministro, Nicolás Kreplak; y el director provincial de hospitales, Juan Riera.

GAS-AFD

AUNO-13-03-20

Un comentario sobre «El hospital Evita tiene nuevas autoridades»

  • Me dirijo a los nuevos directivos del hospital , espero tomen conciencia de que este es un dentro de salud . La verdad tuve que pasar unos días en el establecimiento y da pena lo abandonado que está , pisos ,paredes,techos, camas , ventanas los tejidos de las ventanas el sistema eléctrico los cables bueno todo a eso se suma la limpieza si se le puede llamar limpieza , en sima de que uno tiene que ir a parar ahí ,tener que aguantar las cucarachas los mosquitos en fin y a eso súmele las enfermeras que hay que llamarlas 10 veces para que vean al enfermo y el turno noche bue ni aparecen en toda la noche .
    Espero señora directora asuma su responsabilidad con ética y un buen desempeño .. le deseo la mayor de las suerte…

Deja una respuesta a Isabel Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>