El Hospital Evita en estado de emergencia

Los médicos piden que se declare la “emergencia hospitalaria” de ese histórico centro asistencial de Lanús, que por año atiende a 400 mil pacientes.

Trabajadores autoconvocados del Hospital Interzonal General y de Agudos Evita de Lanús solicitaron a las autoridades provinciales que se declare la “emergencia hospitalaria” por falta de insumos y los severos problemas estructurales que presenta ese centro asistencial histórico de la zona sur.

“Existe una inquietud conjunta por el deterioro del hospital y decidimos decir basta”, aseguró a AUNO Cecilia Sampere, que es infectóloga y se desempeña en ese lugar desde 2006.

Durante una asamblea realizada la semana pasada, el personal profesional y no profesional acordó la elaboración de una nota que enumera las condiciones que ponen al Evita “en emergencia”. El texto fue remitido a la Dirección del hospital, a la Defensoría del Pueblo provincial y al Ministerio de Salud bonaerense.

Algunas de las situaciones que se describieron fueron las siguientes:

* El riesgo de quedarse sin agua potable porque la bomba de reserva se rompió y no fue reparada.

* Seis ascensores con riesgo de electrocución.

* Goteras en diversas partes del edificio.

* El sótano inundado con aguas servidas, aceites y grasa.

* Falta de elementos de limpieza e insumos básicos, como guantes, alcohol y agujas de distintos tamaños.

* Falta de reactivos para diagnósticos y de personal de seguridad.

“Esto es una debacle de un montón de años, pero los últimos cuatro fueron un desastre”, achacó Sampere para dejar claro que las denuncias no son parte de un accionar contra los nuevos directivos ni el actual gobierno provincial.

Las nuevas autoridades ni siquiera asumieron oficialmente, pero ya recibieron a un grupo de trabajadores. Según supo esta agencia, en la reunión les expusieron en qué situación encontraron el hospital, con licitaciones o pedidos dormidos en oficinas del edificio. Luego se comprometieron a volverlos a recibirlos esta semana.

“Más que ‘felicitaciones’ les damos el pésame por la tarea titánica que van a tener que hacer. Están tomando una brasa con nosotros prendidos fuegos porque somos trabajadores desesperados y esto no da para más”, afirmó Patricia Santillán, médica de la Guardia y parte del Departamento de Infectología del Evita.

Por su parte, Sampere aseguró que, hasta hace unas semanas, las nuevas autoridades “estaban trabajando en el hospital, lo quieren” y eso “da una lucecita de esperanza” a diferencia de la gestión anterior, que no había ido al Evita sino antes de asumir y que, según relatan las médicas, “no daban acceso” al planteo de quejas.

ANTECEDENTES

El año pasado, el Evita fue noticia cuando se inundó la zona de los quirófanos por una falla en el tanque de agua. Debido a ello, sólo quedó habilitado el de emergencia y no en óptimas condiciones.

Esa situación fue vivida en carne propia por los trabajadores cuando uno de ellos llegó a la guardia por una consulta y su condición se agravó. “Los cirujanos de Guardia se negaban con justa razón a operarlo, la derivación tardó y cuando se dio ya por su condición era instrasladable, por lo que el jefe del día decidió operarlo igual”, contó Santillán.

“Yo entiendo a los cirujanos, no somos Médicos Sin Frontera y con qué autoridad lo puedo obligar a operar pateando fuentones”, relató con voz angustiada. Finalmente, ese paciente, compañero de las profesionales, “no sobrevivió, no por una infección, sino porque todas las demora complicaron su cuadro”, completó Sampere.

Las médicas sostienen que ninguno de los quirófanos están en estado óptimo y que no cuentan con camillas propias, por lo que su utilizan las mismas que circulan por todo el hospital.

SITUACIONES LÍMITE

A situaciones como esta hay que sumarle el riesgo que existen en los ascensores cuando funcionan. Esta situación hizo que, una vez, en un caso de extrema urgencia, médicos y camilleros llevaron a un paciente que estaba intubado por las escaleras hasta el quinto piso, donde están los quirófanos.

“Si uno trastabillaba, el tipo se moría y la responsabilidad era del médico, pero si no se hacía se moría lo mismo”, explicó Santillán. Algo similar ocurrió en 2018, cuando un paciente cayó por el agujero de uno de los ascensores que estaba en reparación.

Otro hecho ocurrido el año pasado fue el abuso de una menor que cuidaba a su abuela. “La noticia se conoció. A la noche, el hospital sigue siendo tierra de nadie”, denunció Santillán.

Una de las obras realizadas durante el último tiempo fue la remodelación de la Guardia y el área de shock room que quedaron como nuevas, pero que ya tienen goteras provenientes de la Sala de Aislamiento de Pediatría, en el piso superior.

UN HOSPITAL CON HISTORIA

El Evita funciona desde 1952, por año realiza un promedio de 3200 partos y atiende alrededor de 400 mil consultas. “Este siempre fue un hospital de referencia”, inclusive para los médicos que buscan hacer sus residencias, aseveró Sampere.

Otra particularidad: es el hospital de referencia psiquiátrica de la Región Sanitaria XI, porque hay internación y tiene el único servicio de guardia para esa especialidad. Sin embargo, este servicio debió cerrarse transitoriamente hace unas semanas porque se quedaron sin medicación.

La situación de la infraestructura “es urgente”, argumentan las médicas. La situación es tal que hay lugares en los que no debe correr viento pero igualmente se instalaron ventiladores porque el sistema de aire acondicionado que data de 1999 se rompió por falta de mantenimiento.

“También tenés a las palomas golpeado las ventanas de Terapia Intensiva, queriendo entrar. Incluso han entrado a habitaciones”, advirtió Sampere, cuyos compañeros médicos hacen aportes de su sueldo para comprar elementos básicos, como lavandina o desinfectantes para mantener limpio el lugar.

Durante la asamblea, los trabajadores denunciaron que están “en una situación límite”. “No podemos seguir trabajando en estas condiciones y los pacientes no pueden esperar más”, sentenciaron.

GS-AFD

AUNO-09-03-20

Un comentario sobre «El Hospital Evita en estado de emergencia»

  • Porque no ponen a trabajar personal que cobran los planes sociales y que estan sin hacer nada esperando cobrar la tarjeta a fin de mes??? Tendrian que darles una labor social seria la unica manera de devolver al estado un favor!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>