El entrenador “Granate” más exitoso

Este es un breve resumen de un provechoso ciclo que le permitió al club del Sur del GBA escribir su nombre en la historia grande del fútbol argentino.

Matias Mazzocchi

Con la ida de Ramón Cabrero de la dirección técnica de Lanús concluyó el proceso futbolístico más fructífero de una institución con 93 años de existencia. En la gestión de este experimentado DT, el “Granate”, se consagró por primera vez en su historia como campeón de un título local, con la obtención del Torneo Apertura 2007 y logró además clasificar a la dos ediciones de la copas Libertadores y Sudamericana.

“Ramonín” se hizo cargo del plantel profesional, en noviembre de 2005, a partir de la fecha decimocuarta del Apertura 05, como consecuencia de la renuncia de Néstor Gorosito, debido a una dura derrota sufrida ante River (4-1). En esos seis partidos, el equipo sureño sumó seis unidades y terminó su participación en el certamen con 23 puntos.

En el Clausura 06, Lanús, empezó a insinuar lo que cristalizaría un año más tarde, ya que terminó segundo detrás de Boca, en una competencia en la que acumuló 35 unidades y logró un récord de diez victorias, cinco empates y cuatro derrotas.

En el Apertura de ese año, Lanús logró la sexta ubicación, con 31 unidades, gracias a nueve victorias, cuatro empates y seis derrotas. También alcanzó la misma colocación en el Clausura 07, al acumular siete empates y cinco derrotas.

En tanto que en el segundo semestre de 2007, alcanzó el exito más importante de su historia: se consagró campeón con 38 puntos; solo perdió tres partidos, ganó once y empató en cinco ocasiones.

Hasta el Clausura 08, las campañas del “Granate” arrojaron un saldo positivo, pero en el último torneo de Cabrero como adistrador, no fue el más promisorio, pues concluyó decimosexto, con cinco victorias, tres empates y once derrotas.

En el primer semestre de 2008, Lanús participó por primera vez la Copa Libertadores de América y fue eliminado por el Atlas de México en los octavos de final. De todos modos, el título conquistado el año pasado, le permitirá disputar la edición 2009 del prestigioso certamen continental.

Pero si de competencias internacionales se trata, cabe consignar que Lanús, gracias a Cabrero, pudo participar en las ediciones 2006 y 2007 de la Copa Sudamericana.

En definitiva, los números de la gestión Cabrero resultaron más que positivos, puesto que, con 43 victorias, 27 empates y 31 derrotas, constituyó el proceso más exitoso de un entrenador en la historia del club del Sur del Gran Buenos Aires.

AUNO-27-06-08
MM-LDC
deportes@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>