Duró: “La desesperación nos jugó en contra”

Para el entrenador, ésa fue la clave de las derrotas (el 0-1 ante Platense y el 0-2 frente a Deportivo Morón) que “El Gasolero” acumuló en las dos primeras jornadas del campeonato de la Primera B Metropolitana. “Al desperdiciar las pocas chances que generamos, todo se nos hizo cuesta arriba”, apuntó.

Lomas de Zamora, agosto 17 (AUNO).- El entrenador de Temperley, Guillermo Duró, reconoció que la “desesperación” ante un resultado adverso y “la falta de definición” son los “mayores problemas” que acarrea “El Celeste” en el inicio del campeonato.

“El Gasolero” comenzó la nueva temporada de la Primera B Metropolitana con el pie izquierdo, tras dos derrotas, frente a Platense (1-0) y ante “El Gallito (2-0). No obstante, el DT consideró que los planteles que “recién se arman, necesitan tiempo de trabajo” para lograr “un buen funcionamiento”.

“No pongo excusas, pero éste es un equipo nuevo y nos falta mucho trabajo. De todas formas, antes del primer gol de (Deportivo) Morón, jugamos bien y metimos bastante presión. Creo que a medida que pasen los encuentros, vamos a ir mejorando en todos los aspectos”, indicó un esperanzado Duró.

Sin lugar a dudas, que la carencia de ideas para generar situaciones de gol, y a su vez, la falta de eficacia a la hora de concretar las pocas oportunidades creadas, constituyó “el mayor problema” que mostró el elenco del Sur del GBA durante los últimos torneos, y es por eso que Duró admitió que la definición “es lo que más hay que trabajar”.

“En los dos partidos hicimos figuras a los arqueros. Creo que sólo nos falta embocarla. No están entrando las situaciones que generamos, que a su vez, no son muchas. Por eso, creo que el principal aspecto que hay que aceitar es la falta de definición. Tengo confianza en que el equipo revertirá eso”, aseveró el ex entrenador de Deportivo Cuenca de Ecuador.

Por otro lado, además de la falta de poder ofensivo, el otro gran problema que tiene el “Cele” es la imposibilidad de dar vuelta un marcador. Sin embargo, el DT le quita dramatismo al asunto y cree que la clave pasa por “golpear primero en el arco rival, para poder llevar luego las riendas del encuentro”.
“No creo que nos cueste reponernos tanto después de un gol del adversario. Considero que la historia se cambia marcando primero nosotros, y a partir de ahí, manejando el partido con el resultado a favor”, indicó Duró.

En ese orden, la desesperación que aparece tras no poder encontrar la forma de dar vuelta un resultado adverso se está haciendo moneda corriente en Temperley en los últimos torneos, tanto con Jorge Vivaldo de DT, o como con Ricardo Dabrowski, Rubén Tanucci, o actualmente bajo el mando de Guillermo Duró.

“Tuvimos mucha desesperación contra Morón en el segundo tiempo. Pero creo que si tenemos que hacer un balance de estos primeros dos partidos, considero que fue muy bueno el segundo tiempo contra Platense. Más que nada por la agresividad, por la actitud que pusieron los jugadores”, sostuvo el entrenador.

Y añadió: “En el segundo partido, en cuanto a juego y tranquilidad, las cosas venían saliendo, hasta que ellos marcaron ese gol de otro partido. Y creo que ahí nos jugó en contra la desesperación por salir a dar vuelta el resultado. No conseguirlo, más allá de que tuvimos un par de situaciones, nos desesperó más. Si logramos tener orden y estar motivados con la idea de nunca rendirnos, las cosas cambiarán”.

Por otro lado, en estos días, mucho se habla sobre las formas de juego temerarias que plantean todos los equipos cuando salen a jugar de visitante.

El Temperley de Duró siempre abogó “por un fútbol lindo” en estos primeros dos cotejos, pero ahora ante la falta de resultados, el DT considera que “es necesario tener solidez, arriesgar menos y luchar más”.

“Muchas veces me reprocho que tenemos que jugar más lindo, y creo que me equivoco. Quizá tenemos que acostumbrarnos a ser más sólidos; arriesgar un poquito menos y luchar más en determinados momentos. Ahora, apostaré a un Temperley más armado, pero que a la vez pueda salirse, a veces, de esa regla”, subrayó.

La salida de Luís López
El entrenador del “Cele” también se refirió a la venta del delantero, en las últimas horas, a Almirante Brown, equipo que milita en la segunda categoría del fútbol argentino.

Duró, lejos de enojarse con la dirigencia, aseguró que pese a “querer que siga en el plantel, no se puede cortarle las alas a un jugador”, y negó que haya reforzado a un rival, porque es un club “de otra categoría”.

“Luis tuvo la chance de Almirante y eligió progresar. Me parece excelente. Yo no le puedo cortar la carrera. Fui jugador. Y no es que estamos reforzando un rival, ya que se fue a un equipo de una división superior. Creo que tendrá posibilidades de jugar y le viene bien al club tener un jugador en el Nacional B”, sostuvo.

El desempeño de Campodónico
Por otro lado, El DT también habló sobre cómo vio a Mariano Campodónico en estas primeras dos fechas, y señaló que “recién se está adaptando a la categoría”, aunque señaló que la idea es “intentar que esté lo más cómodo posible”.

“Está conociendo cómo se juega en la Primera B, a los rivales. En el Nacional, el jugador tiene tiempo para salir a pivotear y jugarla. En esta categoría hay pocos espacios. Es diferente. Le está costando, pero es lógico. Acá va a sentir más el roce, le van a pegar más y lo van a marcar distinto porque es Campodónico. Pero de todas formas, vamos a tratar de hacerlo sentir lo más cómodo posible”, concluyó.

AUNO-17-08-11
MEJ-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>