Década kirchnerista: Las cuentas pendientes

A diez años de gobiernos kirchneristas hay todavía cuestiones a resolver. Entre ellas, el control de las empresas de servicios, las dificultades para un efectivo control de precios y el manejo de sectores de las fuerzas de seguridad y una política ferroviaria, entre otros temas.

Gisella Gatta

Lomas de Zamora, may 24 (AUNO) – Si bien se logró ampliar derechos para vastos sectores sociales, el décimo aniversario de mandatos kirchneristas muestra también algunas cuentas pendientes, especialmente en lo que hace al control de las empresas de servicios; las dificultades para un efectivo control de precios y el manejo de sectores de las fuerzas de seguridad.

Una de las falencias sustanciales del período es la falta de una política clara en materia ferroviaria, con una red nacional que venía siendo desguazada desde la década del 60 (durante el gobierno de Arturo Frondizi) y que tuvo como desencadenante fatal la tragedia de Once, que provocó la muerte de más de medio centenar de pasajeros.

Este accidente evitable dejó en evidencia la falta de control del trasporte público, de las empresas privadas que tienen su concesión y administran las subvenciones del Estado y las pésimas condiciones en las que se encuentran algunos medios de transporte público.

Como otra asignatura pendiente quedó la regulación del sector agropecuario mediante la Resolución 125, que establecía un sistema de retenciones móviles a las exportaciones. Después de un lock out patronal de 129 días, el gobierno sufrió una derrota en el Congreso, por el voto negativo de quien había sudo su aliado, el vicepresidente Julio Cobos.

La economía no escapa a los conflictos que Néstor y Cristina debieron afrontar. La inflación es otros de los problemas a resolver, aún cuando se sabe quiénes son los que la promueven. Cuando asumió Néstor, en 2003, se hablaba de una inflación del 13,4 por ciento, que fue reducida en muy poco tiempo con las políticas aplicadas. Pero en 2007, los precios se dispararon.

Ante el panorama económico que se presentaba el Estado resolvió intervenir el Indec. A partir de entonces los números oficiales entraron en contradicción con los divulgados por las consultoras privadas y la oposición.

Frenos a las presiones para devaluar

Las presiones de exportadores, de sectores financieros y mediáticos obligaron al Estado a recurrir a una serie de medidas y restricciones para no tener que caer en la devaluación. Incluso recientemente anunciado blanqueo de capitales apunta a frenar aquellas embestidas.

Si bien no es una mayoría la que se ve afectada, esto generó repercusiones en la sociedad ya que muchos argentinos encontraban en la moneda extranjera una forma de resguardar sus ahorros de la inflación o incluso necesitaban la divisa americana para comprar sus viviendas o viajar. Si bien las medidas lograron reducir la fuga de capitales, también alimentaron un mercado ilegal de divisas, aunque reducido.

La gestión aún tiene algunas cuentas pendientes por resolver, como las demoradas políticas para reconocer a los pueblos originarios la posesión de los territorios ancestrales que reclaman, codiciados por las corporaciones agropecuarias. Y la represión que algunas comunidades han sufrido por parte de gobiernos provinciales.

Otra asignatura irresuelta es la actuación de algunas fuerzas policiales, comprometidas en hechos de represión violenta y muertes, y sospechadas por la desaparición de ciudadanos, como Julio López y Luciano Arruga. El funcionamiento del sistema carcelario, donde se registraron casos de malos tratos y hacinamiento, especialmente en algunas provincias, también recibió el llamado de atención de organismos internacionales.

Un capítulo aparte es el crimen de Mariano Ferreira, cometido por una patota sindical liderada por José Pedraza, un gremialista aliado al gobierno. En ese caso, el kirchnerismo le quitó el respaldo y los responsables fueron condenados por la Justicia.

La década kirchnerista fue tan fructífera como controvertida. La “década ganada” es una década que todavía tiene varias cosas más por ganar. Al respecto, es ilustrativa la frase que se le atribuye al ex canciller Jorge Taiana, secretario general nacional del Movimiento Evita: “Si no se profundiza el modelo podría estancarse”.

AUNO 24-05-13
GRG-HRC-EV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>