Con un gol polémico, el ‘Granate’ quedó a un paso de entrar a la Sudamericana

Le ganó 1 a 0 a Gimnasia gracias al tanto de Maxi Velázquez, que debió ser anulado por Laverni, que tuvo una muy pobre actuación. El triunfo también marcó la despedida de ‘La Fortaleza’ de Guillermo Barros Schelotto, quien no renovará contrato como entrenador.

Angel Molinas

Lanús, noviembre 30 (AUNO).- En la ida de la fase final de la liguilla pre-Sudamericana, Lanús superó como local a Gimnasia y Esgrima de La Plata por 1 a 0 con el gol de Maximiliano Velázquez, que debió ser anulado por el árbitro Saúl Laverni —de pésima actuación— por offside en la jugada previa, y consiguió ventaja en la definición de una de las cuatro llaves que dan boletos a la próxima edición del certamen internacional.

El ‘Granate’ y el ‘Lobo’ se enfrentaban luego de haber sido justos ganadores en el único partido de la primera ronda, con triunfos ante Newell’s por 2 a 1 y sobre San Martín de San Juan por 5 a 1, respectivamente.

Si bien el triunfo se dio gracias a un error arbitral, Lanús mereció quedarse con la victoria, ya que desde el principio del encuentro hizo méritos para lograrlo, aunque falló en la definición.

El elenco de Guidi y Arias tuvo como principal herramienta en ataque a Lautaro Acosta, quien al minuto de juego avisó del peligro a la defensa rival al desbordar pero sin llegar a rematar al arco defendido por Nicolás Navarro, cosa que lograría poco después con un disparo que se fue cerca del poste derecho.

Mientras tanto, Gimnasia hacía lo que podía, pero sus intentos ofensivos culminaban con el cobro de posiciones adelantadas de sus delanteros, que quedaron en soledad ante un trámite de juego muy friccionado en el mediocampo.

Al promediar la media hora, el ‘Granate’ tuvo la oportunidad de abrir el marcador: a los 28 Laverni marcó un dudoso penal tras observar un ligero agarrón de Fabián Rinaudo a Nicolás Aguirre, quien se encargó de ejecutar el tiro desde los doce pasos, que le salió débil y poco esquinado, fácil de contener por Navarro.

Lejos de envalentonar a la visita, la oportunidad desperdiciada motivó a los locales, quienes buscaron conseguir el tanto antes de que finalice la primera etapa.
Gimnasia mejoró en el inicio del complemento, pero pronto el partido se acható, hasta que los ánimos cambiaron con un penal no cobrado por el árbitro luego de que Román Martínez tropezase con Ignacio Fernández dentro del área.

La polémica llegaría a su punto máximo con la concreción del único gol del encuentro: tras centro de Nicolás Pasquini, cinco jugadores granates quedaron en posición adelantada, de los cuales uno, Junior Benítez, pudo rematar al arco, disparo despejado a medias por Navarro, ya que el rebote sería aprovechado por Velázquez, quien solo debió empujar la pelota a la red.

Tras el gol, el conjunto platense se desconectó del partido e incluso pudo sufrir otro gol, con una nueva jugada individual de Acosta, que nuevamente definió ancho, y hasta una caída dudosa del ‘Laucha’ dentro del área que podría haber sido penal.

Con el pitazo final, comenzó la ovación para Guillermo Barros Schelotto, quien anunció en la semana que dejará de ser el director técnico del equipo cuando finalice su contrato en diciembre tras su participación en esta liguilla pre-Sudamericana, que tiene a Lanús a un paso de conseguir uno de los cuatro boletos.

El partido revancha será en La Plata con día y horario a confirmar.

AUNO 30-11-15
AM-MFV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>