Comprobaron que no hubo cambio de bebé en el Santamarina

Hace dos meses, un matrimonio había denunciado que los médicos cambiaron su bebé por una beba. Realizados todos los procedimientos legales habituales para la identificación de los recién nacidos, el ADN arrojó que la acusación fue falsa.

Un análisis de compatibilidad genética promovido por la Municipalidad de Esteban Echeverría Ejecutivo comunal confirmó que no existió un cambio de bebé en el hospital Santamarina, de Monte Grande y terminó con las sospechas de una familia que hace dos meses había denunciado que los médicos les entregaron una nena en lugar de un varón.

Los estudios establecieron que la beba nacida el 24 de octubre es hija del matrimonio denunciante. En diálogo con AUNO, Daniel Vidal —quien estaba convencido de que su hijo era un varón y de que los profesionales lo habían cambiado por una nena— confirmó que su hija permanece con él y su esposa, Patricia Oliva, desde que se conocieron los resultados, hace una semana.

El subsecretario Ejecutivo del Santamarina, Carlos Giuliani, aseguró que se habían realizado “todos los procedimientos legales correspondientes para la identificación de los recién nacidos”, aunque reconoció la importancia del ADN “por la presión de la sociedad y de los medios y el descreimiento de la familia”.

El análisis se realizó el 21 de octubre en el Departamento de Huellas Genéticas de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y los resultados demoraron una semana más de lo previsto, que era un plazo de 30 a 40 días.

Vidal se quejó porque para acceder a ellos tuvo que “amenazar a las autoridades del hospital con dirigirse a un juzgado” y porque “nadie dio ninguna explicación acerca del motivo de la tardanza”, según explicó a esta agencia.

Mientras duraron las sospechas, Vidal había insistido en que realizaría una denuncia “por maltrato e ineficiencia del personal médico”, independientemente de los resultados. Sin embargo, prefirió dar marcha atrás con esa acusación porque su mujer “tiene miedo de que le saquen a la nena”.

Por su parte, Giuliani expresó que “se terminó la historia porque el ADN es certero en un 99,9 por ciento”, aunque reconoció que “será difícil revertir la imagen negativa del centro sanitario luego del caso, por la poca difusión de los resultados del examen”. Consultado sobre las acusaciones de maltrato de Vidal, el funcionario sostuvo que “deben ir por otra vía, distinta de las sospechas sobre cambio de bebés, que ya llegaron a su fin”.

MDY-AFD
AUNO-17-12-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>