Cayó el muro de Temperley

Tras un comunicado de la Municipalidad, la empresa Trenes Argentinos tuvo que volver a abrir el puente que une la zona este y la oeste de la ciudad. Los vecinos desconfían de que se trate de una solución definitiva. Se organizaron en redes sociales, firmaron un petitorio virtual y, en asamblea, pelean por otras mejoras.

Marcos Stábile

Lomas de Zamora, septiembre 2 (AUNO).- El puente que cruza las vías de la estación Temperley volvió a recibir a los cientos de peatones no usuarios del servicio de trenes, que, tras haber encontrado bloqueado el acceso desde el miércoles, cuestionaron la restricción de la operadora ferroviaria Trenes Argentinos.

El miércoles pasado, cuando Claudia llegó a su kiosco, ubicado metros antes del puente, encontró una imagen que no le resultaba del todo familiar: al lado de los molinetes instalados recientemente, una reja impedía el acceso a los peatones que diariamente lo usan para atravesar de este a oeste la ciudad.

Un guarda le informó que, por decisión de la empresa ferroviaria, a partir de ese día el precio de acceder al puente era un boleto de tren. La alternativa era cruzar por otro paso, a metros de la estación, pero demasiado angosto y descuidado para la cantidad de transeúntes que necesitan sortear las vías.

La medida provocó el enojo de vecinos y trabajadores que, como Claudia, transitan por ahí todos los días. “Esto influye un montón en las ventas, a la gente no la dejan entrar ni para venir a comprar. Es muy injusto, y no lo digo sólo por el negocio. Todos los colectivos y los colegios están del otro lado y la gente necesita pasar”, cuestionó la comerciante.

Tras organizarse en las redes sociales, firmar un petitorio virtual y convocar una asamblea para esta noche, los vecinos lograron que la Municipalidad abriera una mesa de diálogo con la empresa ferroviaria para negociar una solución que permitiera el control de los pasajeros a través de los molinetes, pero también el acceso de los vecinos. Antes, la gestión de Insaurralde había emitido un comunicado ordenando a la empresa que reabriera “de inmediato” el paso peatonal.

Esta tarde, la reja se abrió. Varios peatones miraban extrañados el paso que horas antes habían visto por televisión, cuando la noticia ganó relevancia nacional. “Aparte de la apertura reclamamos ahora a la Municipalidad y a la empresa una mejora en la infraestructura, que le facilite las cosas a las embarazadas, a los discapacitados y a los ancianos”, explicó Marcos, encargado de empapelar la estación para difundir la convocatoria, ante la atónita mirada de los empleados de Trenes Argentinos. AUNO intentó hablar con ellos, pero no estaban autorizados a hablar con la prensa.

El vecino, que vive a dos cuadras y considera “una locura” la nueva normativa, recordó que hace alrededor de 15 años ya se había tratado de cerrar el paso y que “también hubo una reacción de los vecinos” para que lo abrieran.

La asamblea, que se realizará en el Centro de Jubilados Ferroviario, buscará confirmar la reapertura definitiva del histórico pasaje y reclamará por la construcción de una rampa y el mejoramiento de la infraestructura.

Por ahora el puente permanecerá abierto, pero los peatones temen que sea una solución “provisoria” para satisfacer su demanda. “La única forma de torcer el brazo de quienes se mandan estas locuras es que la gente participe”, sentenció el vecino.

AUNO-02-09-2016
MAS-MDY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>