Agencia Universitaria de Noticias y Opinión

http://auno.org.ar

Lomas de Zamora

Un nuevo mural para recordar la Masacre de Ingeniero Budge

Familiares y amigos recordaron así a Oscar Aredes, Roberto Argañaraz y Agustín Olivera, quienes hace 26 años fueron asesinados por policías en un emblemático caso de gatillo fácil.

Mural en Budge

Lomas de Zamora, mayo 13 (AUNO).- Familiares, vecinos y amigos de los tres jóvenes asesinados en la Masacre de Budge, ocurrida el 8 de mayo de 1987 y considerada como un caso emblemático de gatillo fácil, pintaron un mural en la esquina de Figueredo y Guaminí para recordar a los muchachos asesinados en esa misma esquina por efectivos de la Policía de la provincia de Buenos Aires.

A “26 años de la Masacre de Budge. No a la Violencia Institucional. No olvidamos, no perdonamos”, reza el mural pintado en lo que fue el primer Día Nacional de la lucha contra la Violencia Institucional, sancionado por el Congreso nacional el 1 de noviembre de 2012, a través de la ley 26.811.

La obra realizada por familiares y amigos retrata a los jóvenes asesinados sentados en la esquina y, a un costado, la movilización popular que creció con la Comisión de Amigos y Familiares y que logró la actuación de la Justicia por el fuerte impulso que le dio la incipiente Correpi.

Este mural no es el único en el barrio. En la esquina de Recondo y Campoamor, a dos cuadras de donde ocurrió la masacre, un grupo de artistas y miembros de organizaciones sociales y políticas realizó otro hace tres años atrás.

Aquella tarde de viernes de 1987, no iba a ser muy distinta de las otras: se juntarían entre amigos en la esquina del barrio. Sin embargo, la aparición de los efectivos de la policía tras una denuncia por presuntas “molestias” a los vecinos cambió el escenario: “Bajaron con sus ametralladoras y les gritaron ‘¡al suelo, señores, al suelo!’, y comenzaron a disparar”, recordó Pedro, uno de los pibes que solía juntarse en Ingeniero Budge con Oscar Aredes, Roberto “Willy” Argañaraz y Agustín “Negro” Olivera, los tres jóvenes asesinados.

Olivera tenía 26 años, era el más grande de los amigos, se ganaba la vida haciendo changas y le pegaron 12 balazos, siete por la espalda; Argañaraz, de 24, trabajaba en una curtiembre de Valentín Alsina y recibió 10 balazos; por su parte, siete fueron los tiros que le dieron a Oscar Aredes, de 19, que trabajaba en una fábrica de plásticos en Flores.

El suboficial mayor Juan Ramón Balmaceda y los cabos primero Isidro Romero y Jorge Miño mantuvieron su versión: se trató de un enfrentamiento armado, y se amparaban en las armas que habían plantado entre los cuerpos ensangrentados de los jóvenes. Pero, a pesar de la insistencia en el relato que hablaba de un tiroteo, los vecinos sabían que se trataba de un caso de abuso de autoridad, de lo que más adelante se llamaría gatillo fácil.

Representados por el abogado León “Toto” Zimmerman, los familiares de las víctimas lograron que la causa no cayera en el olvido: en 1990, la Justicia sentenció a Balmaceda y a Miño a cinco años de prisión por homicidio en riña, mientras que Romero recibió 12 años por homicidio simple.

Pero poco tiempo después, la Suprema Corte provincial anuló el juicio por un error técnico, por lo que en 1994 se realizó un nuevo proceso, en el que los tres policías fueron condenados a 11 años por homicidio simple.

Recién el 28 de mayo de 1998 se ordenó la detención de los efectivos, que aprovecharon los tiempos judiciales y se fugaron: en octubre de 1999 fue apresado Romero, mientras que Miño y Balmaceda fueron detenidos en 2006, casi veinte años después del asesinato. Luego, el ex suboficial mayor fue beneficiado con la prisión domiciliaria.

PT-AFD
AUNO-13-05-13

LANUS

Agustín Marchesín: "Nos está faltando tranquilidad"

El arquero analizó el presente del equipo, actual escolta de Newell’s en el Torneo Final. ‘El Granate’ perdió el liderazgo del certamen al empatar 0-0 con Independiente en la ‘Fortaleza’ de Guidi y Arias. El portero dejó atrás el enojo con el DT de la ‘Lepra’, Gerardo Martino, y se focalizó en el rendimiento del elenco de la zona Sur del GBA. “Hay que volver al fútbol de las primeras fechas”, señaló.

Lomas de Zamora marzo 13 (AUNO).- Después del fastidio que mostró tras el partido ante Independiente, en el que Lanús empató sin goles y dejó escapar la oportunidad de continuar en lo más alto de la tabla de posiciones del Torneo Final, el arquero Agustín Marchesín optó por calmar los ánimos y destacar la importancia del punto cosechado, al indicar que el duelo con el 'Rojo’ hubo “más lucha que juego”.

El oriundo de Tres Arroyos había despotricado contra el entrenador de la ‘Lepra’, Gerardo Martino, a quien criticó “por hablar demasiado”. “Hay que hablar menos y jugar más”, sostuvo el portero en torno a las actitudes de la cabeza del grupo de Newell’s, que tras derrotar por 3-1 a Godoy Cruz, en Rosario, alcanzó la cima del certamen.

Sin embargo, con el trascurrir de las horas, el análisis del futbolista de “El Granate” se posó en el propio elenco que integra. “No encontramos los caminos para ganar”, admitió.

La referencia es para lo que sucedió en el cotejo contra el club de Avellaneda, en Guidi y Arias, en el cual predominó la fortaleza física por encima de las virtudes futbolísticas de los contendientes. La muestra estuvo, por ejemplo, en el choque entre Carlos Izquierdoz, defensor del dueño de casa, y Cristian Tula, su par en el adversario, al minuto de juego, situación que decantó en vendajes para ambos.

“Hubo mucha fricción, y esa no es la manera que suele sostener este plantel. Nos faltó la tranquilidad necesaria para hallar la forma de sorprender a Independiente y quebrar la igualdad”, apuntó Marchesín.

El arquero también se refirió a la salida antes de tiempo de Guido Pizarro, quien se fue expulsado a la media hora del partido por una dura infracción que abrió un tendal de discusiones que determinó la expulsión del entrenador de Lanús, Guillermo Barros Schelotto, a la media hora del primer tiempo. “Perdimos a uno de los jugadores más claros y eso se sintió en el resto del compromiso”, sostuvo.

Y agregó, en torno al mediocampista: “Es una pieza vital, en el que descansamos mucho, porque mantiene la pelota en sus pies, encuentra los espacios libres con facilidad y con una pincelada puede desequilibrar. Su ausencia se sintió mucho”.

Aun así, el guardameta valoró la actitud de sus compañeros para intentar conseguir el tanto que les hubiese devuelto el liderazgo, pese a que, finalmente, no se concretó. “Con un hombre menos en gran parte del partido, no dejamos de ser protagonistas y tuvimos alguna chance para ganar. Lamentablemente no se nos dio”, comentó.

Por su parte, más allá de no hallar la ventaja en el arco de enfrente, Marchesín resultó fundamental para evitar que Independiente se llevara los tres puntos, ya que le atajó un remate a Adrián Fernández cuando restaban cinco minutos para el cierre del duelo. “Es importante para mantener la valla en cero y continuar con el invicto. Pero me hubiese gustado ganar”, señaló.

Lanús es el único elenco del certamen que todavía no cayó, pues acumula siete triunfos y seis empates, aunque los números están un tanto en declive, porque cinco de esas paridades se conformaron entre las últimas siete presentaciones: en el medio 'El Grana’ venció a All Boys, de local, y a Argentinos, en La Paternal, en condición de visitante.

“Necesitamos afinar un poco los conceptos, tratar de recuperar el fútbol que nos caracterizó en las primeras fechas y poder seguir en la lucha por el título”, remarcó el arquero, quien también piensa en Newell’s.

El conjunto rosarino disputará el miércoles el compromiso revancha de los octavos de final de la Copa Libertadores ante Vélez, en donde deberá remontar un 0-1 que el 'Fortín’ construyó en Rosario. “Es un rival muy duro, pero tiene la Copa por delante. Es complicada la doble competencia”, enfatizó.

AUNO-13-05-13
MRQ-LDC

BANFIELD

Revisarán la gestión de Carlos Portell

Los socios resolvieron la creación de un fideicomiso de administración y rechazaron el último balance presentado por el ex presidente. Ahora, un tribunal arbitral determinará si corresponde la expulsión de los integrantes de la antigua comisión directiva. El actual mandatario del club, Eduardo Spinosa, consideró que cualquier sanción que se aplique deberá ser “justa y estar basada en la más amplia información”.

Lomas de Zamora, mayo 13 (AUNO).- Reunidos en una asamblea, los socios de Banfield votaron dos medidas que pueden ser cruciales para el futuro institucional y económico del club. En primer término, rechazaron el balance que presentó el ex presidente Carlos Portell, que concluyó con una pérdida de más 90 millones de pesos. Y en otro orden, aprobaron la implementación de un fideicomiso de administración.
Luego del descenso y la acefalia que tuvieron lugar en 2012, llegó el momento de analizar de forma detallada y documentada los factores que determinaron la crítica situación financiera en la que quedó envuelto el club, y que aún no puede superar.

En cuanto a la administración de Portell, la asamblea decidió que un tribunal arbitral analice los hechos y defina si los dirigentes que conformaron el gobierno de la agrupación “Banfield Para Todos” deben ser expulsados de la entidad.
El presidente del club, Eduardo Spinosa, en diálogo con la Agencia Universitaria de Noticias y Opinión hizo un resumen del contenido que tuvieron las sesiones y expuso sus pareceres con respecto a la voluntad que expresaron los socios.

“La asamblea fue histórica no sólo por la concurrencia, sino también por las decisiones que se tomaron. Sin embargo, el rechazo de un balance no es algo que pueda celebrarse. Todo lo que revisamos nos obliga a la convocatoria de un tribunal arbitral, una instancia que examine las conductas de algunos dirigentes y decida si pueden seguir siendo parte de la vida de Banfield”, subrayó el directivo.

En tal sentido, el vicepresidente Gregorio Soler propuso además la creación de un consejo de “notables” integrado por ex presidentes y dirigentes, con el propósito objetivo apoyar las decisiones que adopte el tribunal. También anticipó la conformación de una comisión para la modificación de los estatutos de la institución.

“El tribunal arbitral empezará a trabajar con tres fuentes de información. La documentación que le suministra la actual comisión directiva, la auditoria de la UCES (Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales) y el consejo propuesto por Soler. Para que puedan tomar las decisiones pertinentes con la mayor información y justicia posibles”, explicó Spinosa.

Otras de las decisiones fundamentales que tomó la asamblea fue la constitución de un fideicomiso destinado a resguardar fondos con los cuales afrontar los compromisos contraídos por Banfield con diversos acreedores.

“Los dirigentes de otros clubes nos aconsejaron declarar un concurso de acreedores, pero estamos imposibilitados. Por eso decidimos crear esta herramienta, con la cual no vamos a resolver todos los problemas, pero nos permitirá hacer frente a las deudas contraídas”, explicó.

Y a modo de conclusión, el mandatario puntualizó: “Expusimos con toda claridad la situación y la forma en la que vamos a encarar los problemas. Preocupados estamos todos, pero con unidad vamos a resolver el futuro de Banfield”.

AUNO-13-04-13
FT-LDC

Página 1 de 4 siguiente  última

Universidad Nacional de Lomas de Zamora

Telesur

Agencia NAN